Realiza una búsqueda en las noticias:

Aceleración radical|Kawasaki ZX-10R

Texto y fotos: Héctor D. González | Precio: 19,452 USD | Edición 126.
En Breve:
¿Cómo se comporta el nuevo motor?

El propulsor entrega potencia lineal, suave en toda la curva de potencia

¿Mejora el amortiguador de dirección?

Sí. El nuevo amortiguador de dirección Öhlins adaptable a cualquier condición de manejo.

¿Hay cambios en la suspensión?

Sí. En la suspensión delantera BPF Showa, 43mm mejorada con pistón principal de doble tamaño.

Parecía difícil mejorar la Kawasaki ZX-10R, pero la fábrica japonesa lo ha conseguido. El modelo 2014 presenta importantes avances que la convierten en una moto única que está muy por delante de cualquiera de sus rivales. Sencillamente, es la más veloz.
Kawasaki ha desarrollado un motor de 998 cc con DOHC (doble árbol de levas en cabeza) y 209.09 CV, cuatro cilindros en línea y refrigerado por líquido que se siente muy lineal. Parejo hasta casi su límite, proporciona una sensación de seguridad muy alta a la hora de entrar en curva, pues pausa la potencia para que la aceleración de salida sea máxima. En este aspecto, la ZX-10R mejora a las antiguas Ninja que exigían mucha más precisión en el trazo para lograr un buen ataque de curva.

Esto se consigue gracias a la suspensión Showa BPF (43 mm de diámetro) con válvulas que dan ese aplomo en las frenadas. El pistón principal de la horquilla tiene el doble de tamaño que en su modelo anterior, cuestión que permite que el aceite tenga mayor superfice para actuar reduciendo presión y permaneciendo fuerte: la suspensión se siente suave pero con la rigidez suficiente como para proporcionar grandes sensaciones. Todo este sistema es regulable en extensión, comprensión y precarga. En la suspension trasera, el sistema de Kawasaki destaca por su basculante, tambien en aluminio, con una buena vista que encaja perfectamente con la línea de la moto.

La ZX10R viene de serie con el amortiguador de dirección electrónico marca Öhlins y los conocidos sistemas de tracción S-KTRC (entrega de control bajo, medio y alto); el ABS Supersport –KIBS-, así como un nuevo control de potencia en tres modos.
Una de las novedades más interesantes de la ZX-10R es su amortiguador electrónico de dirección Öhlins que, aparte de darle un toque muy racing, se adapta automáticamente a cualquier condición de manejo y velocidad. De este modo, mantiene un alto nivel de retroalimentación con el piloto, ya que permite aplicar fuerzas de amortiguación menores en condiciones menos exigentes, pero se adapta rápidamente para aumentar la amortiguación e incrementar la estabilidad a alta velocidad cuando es necesario.

Notas relacionadas:

Be the first to comment

Leave a comment

Your email address will not be published.


*