Realiza una búsqueda en las noticias:

Antes de viajar: Poniendo a punto ‘la otra máquina’

Entre los motociclistas más avezados existe una serie de rutinas previas a todo viaje que consiste en comprobar una serie de puntos críticos de la moto (frenos, presión de los neumáticos, niveles en general, servicios, etc.). Pero eso no es todo. Hemos de ser conscientes de que es de igual importancia que nosotros, ‘la otra máquina’, estemos también a punto y listos para la travesía.

Muchas personas son de la opinión de que hacer planes de viaje sacrifica en parte esa sensación de aventura del viaje y lo hace más predecible. Sin embargo, los beneficios de tener una planificación previa son importantes y por lo menos algunas cosas deben estar arregladas antes de salir a disfrutar.

Ya sea un trayecto corto, uno mediano o un gran viaje, nuestra preparación no debe pasar a un segundo plano pues, aunque parezca una obviedad, si nosotros no funcionamos al cien por cien, difícilmente responderá la motocicleta. En esta puesta a punto no solo entra en liza el plano físico, sino el mental: cuanto más preparados estemos, menos riesgo y mayor disfrute de nuestra salida.

Los viajes en moto son agotadores física y mentalmente. Y está comprobado que existe una relación directa entre las probabilidades de llegar al destino y la preparación que se realiza antes de emprender viaje. Se necesita prepararse mentalmente para estar alerta, mantenerse libre de tensiones, sobrio y, por tanto, listo para viajar.

Planificación y planificación

Es necesario tomarse el tiempo suficiente para las fases previas al viaje, teniendo en cuenta la distancia que pensamos recorrer, los días y todo aquello que se hará verdaderamente necesario transportar (cualquier elemento accesorio será un peso extra). Además de la lógica labor de organización previa, este ejercicio proyectará el viaje en nuestra mente. Habremos empezado la ruta.

La elección de la ropa y el calzado

Ser conscientes de cuál será nuestro destino y de las condiciones meteorológicas que se darán en el punto de destino (y durante el camino) puede ahorrarnos más de un sofoco. Actualmente existe en el mercado todo tipo de ropa y accesorios compatibles con situaciones de frío, calor o lluvia. Consultando la previsión meteorológica nos podremos dar una idea aproximada que nos ayudará a escoger calzado y ropa adecuados para evitar hipotermias y exceso de calor. Además, hay que tener en cuenta el viento, uno de los elementos que más incómodos llegan a ser en ruta, por lo que conviene elegir una ropa que no vaya ‘papaloteando’ cuando las velocidades sean más altas.

Notas relacionadas:

Be the first to comment

Leave a comment

Your email address will not be published.


*