Realiza una búsqueda en las noticias:

BMW F 800 GS 2015|Equilibrio Bávaro

rm
En Breve:

¿Cómo es su nuevo ‘look’?

Llama la atención la transformación del frontal, que tiende a la deportividad. El depósito de combustible también tiene un nuevo diseño, el tubo de admisión y hasta un nuevo parabrisas.

¿Cómo es su manejo?

Muy cómodo ya que los ingenieros de la firma bávara han puesto el acento en cuestiones de ergonomía para que el trayecto sea placentero y no pesen los kilómetros.

¿Cómo se comporta en la ciudad?

Con soltura. Aguanta perfectamente los regímenes bajos. Es relativamente ligera y permite cambios de dirección con solides.

Podría pensarse que una moto que se sitúa entre la R 1200 GS y la F 650 GS (monocilíndrica) carece de la potencia de su ‘hermana mayor’, o que no es tan ligera y manejable como su ‘hermana menor’… Pero esas no son las señas de identidad de BMW, donde saben que cada máquina que ponen en circulación es una apuesta segura para un tipo de público concreto. En BMW ven el vaso medio lleno.

Revista Moto ha probado la BMW F 800 GS en su versión 2015 para comprobar cómo evoluciona la que la firma bávara considera la más deportiva de toda la –extensa- gama que llevan el apellido GS. Un primer vistazo nos convence su nuevo acabado, que es disponible en rojo, blanco y un tercer modelo en blanco y rojo. En Revista Moto hemos ido probando cada uno de los modelos que BMW ha ido sacando de la F 800 GS y, aunque no seria precisamente la mejor como primera moto, estamos convencidos de que mejorará la técnica de manejo de cualquier piloto y encandilará a los amantes de las escapadas de fin de semana (solo o acompañado).

La F 800 GS es una moto muy completa, versátil y equilibrada (son sus principales señas de identidad), con un motor refrigerado por agua de cuatro tiempos, dos cilindros en línea y dos válvulas por cilindro. Dos árboles de levas y engrase por cárter seco con una cilindraje de 798 c. c. dan vida a una potencia de 85 CV a 7,500 revoluciones por minuto capaz de desarrollar un par máximo de 83 NM a 5,750 rpm. En la práctica se trata de un motor casi infalible que derrocha empuje y desprende un rugido sosegado con el que se siente el carácter explosivo de un bicilíndrico con mucho torque en cualquier rango del tacometro.

 

Más versátil y cómoda

La intención de construir un vehículo afín a la ciudad y a las carreteras que nos sacan de las urbes y los caminos de terracería es notoria en BMW, que sigue perfeccionando este modelo. Las modificaciones de cara a 2015 se han centrado en la parte estética y en la ergonomía, puesto que de motor va, literalmente, sobrada. Incluso cuando su uso es por ciudad la moto no sufre en exceso a bajas velocidades pues su transmisión de seis velocidades soporta muy bien todos los regímenes de revoluciones para contrarrestar un peso (191 kilos en seco) más que respetable y se presenta como una máquina rápida y contundente.

La historia de esta moto (tal vez la más versátil de esta gama de GS) se remonta a 2009 cuando los alemanes fusionaron los genes de la R1200 GS con el motor bicindíndrico de 800 c. c. que portaban las Sport y las Sport Touring. Las buenas cifras de ventas animaron una modificación profunda en 2013, convirtiéndola en una moto más atractiva que sigue presentando un porte imponente con grandes líneas que parecen salir desde la parte delantera, rematada con una moderna salpicadera.

La nueva F 800 GS tiene un aire más llevado a la modernidad y encierra la esencia de la marca con un chasis tridimensional de tubo de acero en el que el motor soporta parte de la carga. En este esqueleto se aloja el asiento un asiento que de por sí no es muy alto y que resulta especialmente adecuado para pilotos de talla media y mujeres. Además, opcionalmente puede rebajarse en altura hasta situarse a 820 mm. En esta cuestión BMW ha puesto el acento rebajando la altura de un asiento estrecho que en modelos anteriores era más adecuado para pilotos de talla alta, pues también el manillar quedaba bastante separado. Este manubrio se siente ancho y da más control de la motocicleta.

Otras cuestiones que invitan a pasear por las calles y no temer al tráfico citadino pues la respuesta es siempre buena y sus largos cambios permiten no tener que estar continuamente cambiando aunque, de ser necesario, el embrague resulta suave al tacto y, como apuntábamos, la postura es cómoda (brazos, piernas y tronco) y permite llevar a cabo giros bastante cerrados en los que siempre hay que tener en cuenta el volumen de la F 800 GS. Para un piloto experimentado, la sensación de manejarla en ciudad podría asemejarse con la de pasear en un coche deportivo en el tráfico diario.

 

En carretera y caminos

Bien está que esta trail se pueda adaptar a la ciudad pero es evidente que este no es su territorio natural. Alejándonos de la urbe es cuando toda la mecánica parece celebrar la decisión y despierta. Es momento de llenar el tanque de combustible de 16 litros de capacidad y disfrutar de una autonomía que puede superar los 300 kilómetros con un manejo normal. Revista Moto realizó esta Prueba Activa recorriendo más de 500 kilómetros y el resultado fue muy positivo.

Lo primero que se nota cuando agarramos velocidad es que la respuesta de la cúpula parabrisas es suficiente para aventuras no demasiado prolongadas y que la postura que notábamos cómoda en ciudad lo es más. Incluso viajando con pasajero y portando maletas (accesorio opcional) el trayecto se hace placentero por pequeños detalles como los posapies o el espacioso asiento que permite cambios de postura durante el trayecto. En cuestiones de ergonomía saca buena nota pues permite una postura muy agradable que ayuda a hacer trayectos largos sin fatigarse.

En vías de asfalto en buenas condiciones las suspensiones pueden a llegar a sentirse blandas pero a medida que las condiciones del trazado empeoran no lo parecen del todo. Delante esta BMW equipa una horquilla telescópica invertida de 45 mm con ajuste electronico, la que hace frente a los baches, mientras que en la parte trasera monta un amortiguador WAD con basculante doble de aluminio fundido que permite precarga de un muelle ajustable hidráulicamente desde un mando manual con rebote ajustable. El recorrido delante es de 230 m y detrás de 215 mm, cifras que se agradecen cuando el terreno se complica o empeora. En carretera es muy divertida pues permite exprimir más a fondo el gas y sentir su rapidez y su buen comportamiento tomando curvas pero, sobre todo su potencia, pues a 150 kilómetros por hora la vibración es escasa. Si sigues apretando, la moto empuja sin mayor problemas. Ojo con tanto poder.

Importante es mencionar el buen desempeño de la suspensión de ajuste electrónico ESA, que BMW incorpora como novedad para que el piloto pueda ajustar convenientemente la amortiguación de rebote de la suspension delantera pulsando un botón en el manillar. Se puede regular en cuatro posiciones Confort, Normal, Sport y Enduro; todo un abanico de posibilidades para adaptar la moto al trazado y a nuestro estilo de manejo.

A la hora de frenar es cuando recordamos que el ABS viene de serie en este modelo y nos damos cuenta de lo bien que se sujeta. Frena de un modo potente y capaz de contener la inercia de esta moto voluminosa. Delante monta un doble disco flotante de 300 mm de diámetro sobre el que actúa una pinza flotante de doble pistón Brembo. El trasero es monodisco de 265 mm de diámetro y con una pinza flotante de pistón único. En ambos sensores del ABS la moto detecta si hay más giro en una rueda que otra para activar el control de estabilidad (ASC). Ambos sistemas pueden desconectarse –incluso andando- pulsando un solo botón.

Es precisamente cuando nos adentramos en los caminos de terracería cuando necesitamos ese motor sosegado en ciudad pero que ya pudimos probar cuando se trataba de adelantar a otros vehículos. Obviamente, la respuesta no es la de la R 1200 GS, pero tampoco es necesaria si el uso que le damos en camino es fuerte llegando a lo agresivo. Muy buena es la sensación de sus potentes llantas (90/90 – 21 54V delantera y 150/70 – 17 69V trasera) pero hay que prestar atención si lo que queremos es un manejo más agresivo en campo a través pues será necesario equipar la moto con llantas adecuadas para este uso.

El control de mandos es completo, con dos grandes paneles circulares analógico en la parte central donde se alojan el velocímetro y cuentarrevoluciones, que dejan sitio a una pantalla digital en la parte derecha donde aparecen los testigos habituales para tener toda la información necesaria en marcha. Todos los detalles están muy trabajados, como es norma en BMW. El equipo de luces presenta buena penetración, tanto las luces altas como las bajas y los direccionales son de LED para mayor visibilidad.

 

Variedad de accesorios

Como viene siendo norma en BMW, el equipamiento de serie viene muy completo, con un tubo de admisión renovado, un guardabbaros más eficiente y muchos detalles más como los puños calefactables o el nuevo parabrisas. Dada su vicación viajera, la F 800 GS posee preinstalación para equiparla con maletas.

Y entre los muchos complementos opcionales con los que podemos armar esta moto, BMW ofrece diferentes tipos de maletas y bolsas de viaje, y un interesante escape Akrapovič. Además, existen diferentes versiones de parabrisas y de asientos, reposapiés, protectores y barras de impacto.


 

2015-BMW-F800GS-Adventure-Pictures

Notas relacionadas:

Readers Comments (2)

  1. Arturo Samperio 28/04/2015 @ 5:49 am

    Siempre me han gustado las motos especialmente las BMW, a mis 58 años parecería demasiado tarde. con un buen curso teórico – practico, estaría en condiciones de poder disfrutar de ésta F 800 GS 2015 ? o es demasiado tarde. No me interesa usarla en la ciudad, tampoco en terracería, sólo en carretera. Cual sería su precio con los accesorios adicionales que Ustedes consideren debe tener para la protección de la moto y la mía en mi calidad de novato.

    Responder
  2. Arturo, ni lo dudes en comprarte una y disfrutarla

    Responder

Leave a comment

Your email address will not be published.


*