Realiza una búsqueda en las noticias:

BMW F 800 GS 2015|Equilibrio Bávaro

En Breve:

¿Cómo es su nuevo ‘look’?

Llama la atención la transformación del frontal, que tiende a la deportividad. El depósito de combustible también tiene un nuevo diseño, el tubo de admisión y hasta un nuevo parabrisas.

¿Cómo es su manejo?

Muy cómodo ya que los ingenieros de la firma bávara han puesto el acento en cuestiones de ergonomía para que el trayecto sea placentero y no pesen los kilómetros.

¿Cómo se comporta en la ciudad?

Con soltura. Aguanta perfectamente los regímenes bajos. Es relativamente ligera y permite cambios de dirección con solides.

Podría pensarse que una moto que se sitúa entre la R 1200 GS y la F 650 GS (monocilíndrica) carece de la potencia de su ‘hermana mayor’, o que no es tan ligera y manejable como su ‘hermana menor’… Pero esas no son las señas de identidad de BMW, donde saben que cada máquina que ponen en circulación es una apuesta segura para un tipo de público concreto. En BMW ven el vaso medio lleno.

Revista Moto ha probado la BMW F 800 GS en su versión 2015 para comprobar cómo evoluciona la que la firma bávara considera la más deportiva de toda la –extensa- gama que llevan el apellido GS. Un primer vistazo nos convence su nuevo acabado, que es disponible en rojo, blanco y un tercer modelo en blanco y rojo. En Revista Moto hemos ido probando cada uno de los modelos que BMW ha ido sacando de la F 800 GS y, aunque no seria precisamente la mejor como primera moto, estamos convencidos de que mejorará la técnica de manejo de cualquier piloto y encandilará a los amantes de las escapadas de fin de semana (solo o acompañado).

La F 800 GS es una moto muy completa, versátil y equilibrada (son sus principales señas de identidad), con un motor refrigerado por agua de cuatro tiempos, dos cilindros en línea y dos válvulas por cilindro. Dos árboles de levas y engrase por cárter seco con una cilindraje de 798 c. c. dan vida a una potencia de 85 CV a 7,500 revoluciones por minuto capaz de desarrollar un par máximo de 83 NM a 5,750 rpm. En la práctica se trata de un motor casi infalible que derrocha empuje y desprende un rugido sosegado con el que se siente el carácter explosivo de un bicilíndrico con mucho torque en cualquier rango del tacometro.

 

Más versátil y cómoda

La intención de construir un vehículo afín a la ciudad y a las carreteras que nos sacan de las urbes y los caminos de terracería es notoria en BMW, que sigue perfeccionando este modelo. Las modificaciones de cara a 2015 se han centrado en la parte estética y en la ergonomía, puesto que de motor va, literalmente, sobrada. Incluso cuando su uso es por ciudad la moto no sufre en exceso a bajas velocidades pues su transmisión de seis velocidades soporta muy bien todos los regímenes de revoluciones para contrarrestar un peso (191 kilos en seco) más que respetable y se presenta como una máquina rápida y contundente.

La historia de esta moto (tal vez la más versátil de esta gama de GS) se remonta a 2009 cuando los alemanes fusionaron los genes de la R1200 GS con el motor bicindíndrico de 800 c. c. que portaban las Sport y las Sport Touring. Las buenas cifras de ventas animaron una modificación profunda en 2013, convirtiéndola en una moto más atractiva que sigue presentando un porte imponente con grandes líneas que parecen salir desde la parte delantera, rematada con una moderna salpicadera.

La nueva F 800 GS tiene un aire más llevado a la modernidad y encierra la esencia de la marca con un chasis tridimensional de tubo de acero en el que el motor soporta parte de la carga. En este esqueleto se aloja el asiento un asiento que de por sí no es muy alto y que resulta especialmente adecuado para pilotos de talla media y mujeres. Además, opcionalmente puede rebajarse en altura hasta situarse a 820 mm. En esta cuestión BMW ha puesto el acento rebajando la altura de un asiento estrecho que en modelos anteriores era más adecuado para pilotos de talla alta, pues también el manillar quedaba bastante separado. Este manubrio se siente ancho y da más control de la motocicleta.

Otras cuestiones que invitan a pasear por las calles y no temer al tráfico citadino pues la respuesta es siempre buena y sus largos cambios permiten no tener que estar continuamente cambiando aunque, de ser necesario, el embrague resulta suave al tacto y, como apuntábamos, la postura es cómoda (brazos, piernas y tronco) y permite llevar a cabo giros bastante cerrados en los que siempre hay que tener en cuenta el volumen de la F 800 GS. Para un piloto experimentado, la sensación de manejarla en ciudad podría asemejarse con la de pasear en un coche deportivo en el tráfico diario.

Notas relacionadas:

Readers Comments (2)

  1. Arturo Samperio 28/04/2015 @ 5:49 am

    Siempre me han gustado las motos especialmente las BMW, a mis 58 años parecería demasiado tarde. con un buen curso teórico – practico, estaría en condiciones de poder disfrutar de ésta F 800 GS 2015 ? o es demasiado tarde. No me interesa usarla en la ciudad, tampoco en terracería, sólo en carretera. Cual sería su precio con los accesorios adicionales que Ustedes consideren debe tener para la protección de la moto y la mía en mi calidad de novato.

    Responder
  2. Arturo, ni lo dudes en comprarte una y disfrutarla

    Responder

Leave a comment

Your email address will not be published.


*