Realiza una búsqueda en las noticias:

BMW Motorrad lanza el primer ABS Pro para motocicletas Supersport

BMW Motorrad presentó la BMW S 1000 RR en 2009, la cual además de ser su primera motocicleta Supersport, fue la primera motocicleta de este segmento en equipar ABS. Ese mismo año se vio la primera victoria en competencia de una motocicleta Supersport con ABS en las 24 Horas de Barcelona.

Desde la introducción del Race ABS en 2009, BMW ha ofrecido un ABS desarrollado específicamente para las motocicletas Supersport, lo que provee de un incremento significativo en el freno activo de seguridad en este segmento. La función ABS Pro representa un refinamiento del Race ABS debido a que ahora permite una frenada asistida por el ABS en curvas. El ABS Pro es una opción disponible  a través de los distribuidores autorizados de BMW Motorrad y está reservado exclusivamente en un inicio para el tope de gama, la BMW HP4.

La función fue desarrollada para uso en calle, donde los imprevistos ocurren en cualquier momento. Mientras que el Race ABS ofrece un frenado dinámico seguro en línea recta, el ABS Pro va un paso más allá y permite incrementar la seguridad de frenado en curvas. Aquí, el ABS Pro evita que las llantas se bloqueen en frenadas rápidas. Esto reduce los cambios abruptos en las fuerzas direccionales aplicadas en la suspensión, lo que a su vez evita que se pierda el control de la motocicleta.

Técnicamente hablando, el ABS Pro adapta los sistemas de control del ABS al ángulo de inclinación de la motocicleta dependiendo en cada situación que se encuentre en el camino. Para determinar el grado de inclinación de la motocicleta, el sistema monitorea los efectos dinámicos de balanceo (roll), guiñada (yaw) y aceleración transversal provistos por los sensores que actúan con los sistemas de Control Dinámico de Tracción (DTC), y Control Dinámico de la Amortiguación (DDC). Conforme aumenta el ángulo de inclinación, el gradiente de presión de frenada disminuye cada vez más al inicio de la maniobra de frenado. Esto significa que el incremento de presión es más suave. Además, la modulación  de la presión dentro del rango de control del ABS es más pareja.

Los beneficios del ABS Pro al piloto son una respuesta más sensible y un gran desempeño de frenado con alta estabilidad junto con la mejor desaceleración posible en una curva.

La influencia ejercida por el control del ABS dependerá del modo de manejo seleccionado. El ABS Pro se encuentra totalmente funcional en los modos “Rain” y “Sport”. Durante el control previo a la conducción, aparecerá la leyenda “ABS Pro” en el display del cuadro de instrumentos junto con los modos “Rain” o “Sport”, para indicar que la función ABS Pro está disponible. Por el contrario, los modos “Race” y “Slick”, para motociclistas más experimentados, no soportan la función ABS Pro, pues dichos modos no fueron desarrollados para los caminos públicos, sino para condiciones de competencia.

A pesar de que el ABS Pro da un enorme valor a la maniobra de frenado en curva, de ninguna manera redefine los límites de la física. Es posible exceder dichos límites por errores en la conducción, lo que podría provocar una caída.

El ABS Pro no fue desarrollado para incrementar el desempeño individual de frenado en curvas, y mucho menos en situaciones de competencia. Su propósito es permitir un uso más seguro de la BMW HP4, dentro de los límites de la física, para uso en calle, como por ejemplo, peligros inesperados al tomar una curva. Al mismo tiempo, el ABS Pro puede ser usado con los modos “Rain” y “Sport, por los conductores menos experimentados, que quieran mejorar sus habilidades de conducción en sus primeras incursiones en una pista de carreras.

El ABS Pro estará disponible en el mercado como una opción para la BMW HP4 a partir de octubre de 2014.