Realiza una búsqueda en las noticias:

BMW R nineT Racer: Intimidante

Los motociclistas más jóvenes habrán mirado con cierto asombro las fotografías de los años 70 en las que las motos deportivas tenían ese inconfundible aspecto alargado y radical tan característico de la época. Pero como todo vuelve, las fotos de ese entonces ya no serán necesarias para entender la esencia racing y comprender de dónde venimos, pues BMW Motorrad (como otras marcas) ha resucitado la esencia de sus modelos clásicos para poner en el mercado auténticas piezas de colección del ayer con la tecnología de hoy en día.

En Revista Moto hemos tenido el placer de probar la BMW R nineT Racer, una motocicleta esperadísima por todos los aficionados de la marca que luce un aspecto vintage en homenaje a los viejos corredores de los años 70 y a las máquinas de ese entonces pero, eso sí, con una profunda reestructuración en sus componentes fundamentales y en el aporte tecnológico más vanguardista que maneja BMW Motorrad. Para la ocasión nos hemos equipado con una indumentaria especial.

La llegada de este modelo hay que verla como parte de una estrategia amplia por devolver el motociclismo a la esencia clásica. BMW Motorrad ha abierto el baúl de los recuerdos para encontrar esta joya que ahora se pone a disposición de quienes quieran lucir una pieza única que atrapará cualquier mirada por allí por donde pase con ese aire clásico y colores tradicionales de BMW Motorsports que lucen una silueta sin igual de la firma bávara.

ESENCIA ‘RACING’

Esta Racer presume de que sus 2,105 mm de longitud son todo un guiño a esas motos de la época que dibujaban en sus pilotos una silueta aerodinámica para minimizar el impacto del viento y ganar milésimas de segundo en las carreras.

Así, las proporciones alargadas encuentran su continuidad lógica en el semicarenado, el depósito de combustible y en el asiento bajo, que conforman una silueta esbelta que te hace sentir muy especial cuando encuentras tu lugar en ella. La posición es radical: de ataque, con semimanubrios alejados y bajos. Por su parte, los pies reposan sobre estriberas altas y retrasadas. Esta BMW invita a ‘tumbarse’ sobre su depósito de combustible y sentir el latido del motor. Cabe destacar que la altura del asiento es baja (805 mm), por lo que siempre tendremos la seguridad de poder apoyar los pies en el piso.

Otro de los aspectos destacados es su cúpula. Desde el exterior da cabida a un faro redondo de gran tamaño y, desde dentro luce increíble con la visión casi a ras de carretera. En nuestra mirada encontraremos sin dificultad el cuadro de instrumentos de aspecto clásico con sus dos esferas redondas (una para el velocímetro y otra para el tacómetro) bien estilizadas con un borde gris metalizado. Como se observa en todos los detalles, la calidad de los acabados de BMW es cada día mejor.

La tecnología de este cuadro de instrumentos se encuentra en dos pequeñas pantallas LCD que se sitúan en la parte baja de cada esfera. En ellas se refleja la información que se desprende de la computadora de a bordo como el cuentakilómetros parcial, indicador de temperatura del motor, de velocidad, voltaje, tiempo de conducción, reloj, fecha, velocidad media, consumo medio, consumo instantáneo y autonomía (el indicador de gasolina sólo aparece cuando la moto entra en reserva).

Así que nadie se llame a engaños, esta motocicleta tiene el aire Café Racer pero no lo es. Recuerda fielmente ese tipo de motos clásicas que el mercado demanda tanto en estos momentos, pero sobre una base tecnológica de diseño y acabados totalmente actuales.

Al encenderla, el ruido ronco de su motor bóxer se hace notar y no es sólo una sensación, pues sobresale por los laterales de la moto y se siente la fuerza centrífuga hacia la derecha, fruto de la disposición horizontal del motor. Se trata del propulsor bicilíndrico de 1,170 cc que rinde 110 CV a 7,500 revoluciones por minuto de la R nineT. Su refrigeración se hace por aire/aceite y presenta modificaciones en el mapa de inyección y en el catalizador. El nuevo filtro de carbón activo la hace aprobatoria para la normativa Euro4.

El sonido de su motor emana directamente de un nuevo escape 2 en 1 con diseño deportivo pero con esa filosofía de las carreras de antaño. Buen tamaño, personalidad y la transmisión a la mano generan muchas sensaciones al momento de abrir gas. Muy particulares son también las sensaciones cuando engranamos la primera velocidad y nos damos cuenta de que estamos encima de un modelo muy actual, pues entran suavemente; el embrague es de accionamiento hidráulico, con tacto suave.

DEVORA EL ASFALTO

Cuando nos alejamos de la urbe y vislumbramos carretera es cuando comenzamos a saber qué significa desplazarse en una suerte de cohete que vuela a ras de suelo. El bóxer se hace más radical a medida que metemos velocidades y el tacómetro sube. Entonces la Racer demuestra su carácter y empuja con fuerza, invitándonos a bajar de velocidad y a subir de revoluciones para conseguir ese acelerón adicional que dejará atrás a cualquier vehículo.

A medida que vamos acelerando, el comportamiento es, cada vez, mejor (siempre y cuando el asfalto no esté en muy malas condiciones), destilando aplomo y agilidad que debe practicarse debido a la distancia entre ejes que presenta.

La entrada en curva es muy veloz y su paso puntual. El diámetro de sus rines o es tan grande y eso contribuye a que el desplazamiento de pesos vaya cargado al frente de la moto. Aunque en curvas más lentas la pericia del piloto debe salir a relucir, en las rápidas entra con muchísima seguridad y estabilidad.

El control de tracción hace un gran trabajo y permite abrir gas antes de lo esperado y la reacción es contundente, pues el acelerador va con cable directo. Una de las partes donde los ingenieros germanos se han lucido es en la parte ciclo. Los frenos los firma Brembo y son de doble disco de 320 mm de diámetro con pinzas de cuatro pistones en la parte delantera, mientras que detrás porta un monodisco de 265 mm con pinza flotante de doble pistón. La mordida es buena y el tacto aún mejor. El ABS de serie está bien ajustado, como es norma en la casa bávara. También ha mejorado el control de tracción ASC (se ofrece como accesorio opcional) de modo que puedes abrir gas con energía en asfaltos con poco tacto.

De las suspensiones se puede decir que la nota es más alta a medida que el asfalto tiene buenas condiciones, pues si está muy desgastado el comportamiento se queda en una calificación buena, aunque la ausencia de vibraciones es casi total en terrenos normales.

Así, la suspensión delantera es una horquilla telescópica que respeta la tradición original de este tipo de motocicletas y ofrece una respuesta firme y deportiva. En carretera, la horquilla da un gran rendimiento y en curvas sólo da sensación de seguridad. La suspensión trasera recae sobre un basculante monobrazo de fundición de aluminio con sistema Paralever BMW Motorrad con precarga de muelle de ajuste progresivo y rebote de la amortiguación, también ajustable.

Dado que la R nineT Racer se inspira en las viejas carreras, ésta viene configurada de serie en su asiento negro monoplaza pero las posibilidades de customización son cada vez más amplias en BMW Motorrad, por lo cual los puedes convertir en biplaza.

Esta es sólo una de las muchas posibilidades de personalización directamente de fábrica que incluye este modelo, al cual también le puedes cambiar por uno de sus dos depósitos de aluminio, rines de radios o, incluso, una suspensión rebajada.

También se pueden adquirir accesorios originales BMW Motorrad como piezas de carbono o un escape deportivo HP. Asimismo, la R nineT Racer está perfectamente preparada para el montaje de componentes especiales, como las nuevas piezas Machined.

Agradecemos las facilidades brindadas para generar este reportaje a Germania Motors, agencia BMW Motorrad que brinda un excelente servicio y atención. www.bmw.com.mx/autokam-germania

EN BREVE: BMW R nineT Racer

¿Qué tipo de moto es?

Una deportiva retro que ofrece una postura de manejo radical. Con un asiento muy alargado y estriberas altas. Es una motocicleta del ayer con tecnología de vanguardia.

¿Cómo es su motor?

Un bóxer refrigerado por aire de 1,170 cc que rinde 110 CV a 7,750 rpm y da un par máximo de 116 Nm a 6,000 rpm, con modificaciones en el mapa de inyección y en el catalizador, además de contar un nuevo filtro de carbón activo para cumplir con la normativa Euro 4.

¿Cómo se comporta en curvas?

Es rápida en entrada, se mantiene con seguridad y ofrece estabilidad en toda la curva, acelerando rápidamente. El control de tracción corrige cualquier fallo que pueda tener el piloto.

FICHA TÉCNICA BMW R NINET RACER

MOTOR

  • Tipo de motor – Bóxer refrigerado por aire/aceite
  • Cilindros – 2
  • Diámetro – 101 mm
  • Carrera – 73 mm
  • Desplazamiento – 1,170 cc
  • Potencia nominal – 110 CV a 7,750 rpm
  • Relación de compresión – 12.0:1
  • Sistema de combustible – Inyección electrónica en conducto de admisión
  • Sistema de arranque – Eléctrico

TRANSMISIÓN

  • Embrague – Seco con accionamiento hidráulico
  • Transmisión – Seis velocidades de toma constante
  • Transmisión final – Eje cardan

CHASIS, SUSPENSIÓN Y FRENOS

Notas relacionadas:

Be the first to comment

Leave a comment

Your email address will not be published.


*