Realiza una búsqueda en las noticias:

Editorial | Octubre 2017

Héroes anónimos

Una vez más, las tragedias son capaces de sacar lo mejor y lo peor del ser humano. Tras los recientes terremotos que han afectado a diferentes estados del país los mexicanos se han volcado en ayudar a quienes más lo necesitan.

Los sucesivos temblores han causado tantos estragos que es difícil hablar de lo material cuando se han perdido tantas vidas. Pero también se han salvado gracias a los esfuerzos de héroes anónimos y equipos de profesionales que han dado hasta su último aliento por salvar a personas atrapadas entre los escombros.

Entre ese grupo de héroes anónimos queremos hacer mención a los que pusieron sus motocicletas a disposición de las tareas de rescate aprovechando la facilidad de este medio de transporte para desplazarse por la ciudad. No sólo llevaron víveres y medicinas a los puntos más críticos, sino que también desplazaron a médicos y paramédicos a donde más se les necesitaba. La suya es una labor digna de reconocimiento y desde estas páginas queremos darles las gracias y decir muy alto que su labor fue un orgullo para nuestro colectivo y para todo un país.

La otra cara de la moneda fueron aquellos delincuentes que, aprovechando la fatal situación, se dedicaron a lo que mejor saben hacer: delinquir. Que lo hicieran en motocicleta es lo menos, pero eso nos hace reflexionar sobre los prejuicios que aún persisten sobre los motociclistas y cómo la labor de unos cuantos (delincuentes), pueden llegar a ensuciar hasta las acciones más solidarias.

Por eso, es importante que todas las personas que utilizan la motocicleta comprendan que tienen una responsabilidad con los demás y que todas sus acciones repercuten en un gremio cada día más amplio que se ve manchado por acciones tan repugnantes como estas a pesar de que una inmensa mayoría (cada día más), no sólo conoce y respeta las normas, sino que demuestra su solidaridad cuando más se necesita.

Héctor D. González Aragón

Dirección Editorial
editor@revistamoto.com