Realiza una búsqueda en las noticias:

Honda CRF450RX: ‘Off Road’ de alto nivel

Máxima tracción. Este fue el objetivo del equipo de trabajo de Honda, liderado por el ingeniero Mikio Uchiyama, para crear la CRF450RX. Modelo orientado para disciplinas Off Road que parte de la base de la CRF450R de motocross y sobre el que se ha construido un modelo completamente nuevo que probamos en Revista Moto.

Siguiendo la tendencia de ofrecer productos específicos para cada tipo de usuario, Honda introduce en el mercado mexicano una moto enfocada a los pilotos que practican Off Road profesionalmente y que representa una opción competitiva para practicar Cross Country y que, a la vez, puede usarse para el Enduro o, incluso, el motocross, aunque de un modo más relajado. Pero para que no queden dudas, esta moto no es para pasear, sino para profesionales.

Para ello, Honda ha trabajado mucho en optimizar el rendimiento del motor y su electrónica, además de mejorar toda la parte ciclo. De hecho, la CRF450RX presenta una nueva puesta a punto notoria en la parte electrónica que mejora su desempeño y, además, responde a una de las demandas más importantes de los usuarios: el arranque eléctrico, que presenta un funcionamiento muy correcto. La moto también permite arrancarla mediante patada.

Como referimos, la construcción de esta moto, a pesar de ser un producto novedoso, toma de base el modelo de motocross y uno de sus elementos más característicos es el chasis de aluminio que, versión con versión, se va actualizando con mejoras. La que corresponde a este modelo es la séptima versión y, desde luego, la mejor hasta la fecha porque consigue bajar de manera ostensible el centro de gravedad y optimizar las geometrías para hacerla más completa. El basculante es más corto y más ligero, características que también aplican para el subchasis. Estos ajustes permiten que la moto gane en estabilidad y en estrecha silueta.

Así, la CRF450RX muestra un diseño agresivo, con mejores plásticos y gráficos en los que resalta el característico color rojo de Honda con elementos como el depósito de gasolina (negro) de 8.5 litros, aunque existen diferentes opciones adicionales a esta pieza que viene de serie.

Entrando en el aspecto del motor, llama la atención su tamaño compacto y su diseño distinto en la cámara de combustión, con un pistón diferente y un ángulo de válvulas variado. Además, se ha mejorado la entrada del aire, que fluye de un modo más directo y ofrece (según las especificaciones) un 11% más de potencia máxima y un 19% más eficacia en el consumo de gasolina que el anterior. En cifras redondas, un depósito lleno permite al piloto disfrutar de unas tres horas de diversión sin recargar combustible. El ruido del motor es fuerte, alimentado por un doble escape que intensifica la estridencia. Si bien es cierto que la potencia es amplia, no lo es menos que el monocilíndrico de 4 tiempos e inyección que es más lineal que explosivo y eso permite evitar incómodas estridencias, además de torque en el acelerador en todo momento. Es importante destacar que los ajustes en el montaje y anclaje del motor permiten que vibre menos rodando.

El mencionado incremento en la potencia se deriva también de un nuevo mapeo que ofrece tres posibilidades de ajuste desde un botón colocado en el manubrio que comanda sobre un testigo luminoso que indica en qué nivel se encuentra. Así, se ofrecen tres posibilidades: Estándar, con respuesta muy lineal; uno suave indicado para pilotos como menos experiencia o para terrenos más resbalosos, y el último un modo profesional que entrega plena potencia.

La mayoría de esta Prueba Activa la desarrollamos explorando el modo de plena potencia y comprobamos que el motor derrocha poder, especialmente después de abrir la mitad del acelerador. Aunque este modo de manejo está indicado para pilotos experimentados, comprobamos que la seguridad que ofrece es importante y resulta de gran ayuda cuando hay que enfrentarse a situaciones más técnicas donde se requiere más firmeza y contundencia en el uso del gas.

Honda no vio necesidad de alterar la transmisión de cinco velocidades, que sigue siendo idéntica a la que equipa el modelo de motocross. Sí notamos que la primera velocidad es bastante larga (para acortar su desarrollo, equipa una nueva corona trasera de 50 dientes que permite un arranque más profundo). También apreciamos que, a bajas velocidades, por debajo de los 15 kilómetros por hora, se hace necesario usar el embrague frecuentemente, una circunstancia que provoca que la moto alcance más temperatura de la deseada. También hay que mencionar que el embrague se acciona por cable y que su uso es sorprendentemente suave.

La moto se maneja con agilidad y permite movimientos rápidos, pero también concede altas notas de estabilidad gracias a sus suspensiones Showa. La horquilla delantera, con barras 49 mm, se comportó de manera fantástica en nuestra prueba, si bien es cierto que el ajuste de fábrica podría resultar inicialmente algo duro (sobre todo para usuarios menos experimentados) una prueba más a fondo nos devela que, a partir de la mitad, dan más dureza. Igualmente, el amortiguador trasero absorbe con facilidad los baches a –pesar de haberse reducido– ya que su resorte es más blando.

En nuestra prueba comprobamos el gran rendimiento de las suspensiones, que se comportan de un modo amable recorriendo muy bien y permitiendo sacar el máximo partido a esta Honda en terrenos complicados, por ejemplo, al rodar en lugares con arena suelta. Con los ajustes adecuados, la moto responde perfectamente. A ello ayudan los neumáticos Dunlop Geomax AT81 que equipa de serie, los cuales maximizan la tracción y ayudan a salir airoso de terrenos complicados.

Desde Revista Moto recomendamos unos ajustes (SAG) de 105 a 108 mm, que dan tracción y estabilidad y permiten un acomodo en la moto agradable, con los brazos relajados y sin necesidad de restar la manejabilidad y espaciadores para subir el manubrio. Y es que la moto presenta buena ergonomía y una estrechez que permite un gran paso por curva que se dirige con las piernas. La moto se puede abrazar bien con las piernas, cosa que también notamos en su asiento, que permite recorridos de ajuste arriba de ella.

Del equipo de frenos de disco llama la atención la firmeza que ofrecen. Son discos ligeros (260 mm delante y 240 mm detrás) que aportan una frenada progresiva, tal y como acostumbra ofrecer en Honda.

Esta moto de alto rendimiento cuyo mejor secreto es, precisamente, ofrecer las mejores prestaciones, ha convencido a los pilotos profesionales. Recientemente tuvimos oportunidad de comprobar que muchos equipos apuestan por este modelo en destacadas competencias, como por ejemplo la Baja 1000. Hablando con los profesionales, varios nos han comentado de primera mano que su confianza en Honda es total debido a su fiabilidad y a su buen servicio.

EN BREVE: HONDA CRF450RX
¿Qué cambia respecto al modelo CRF450R?
Es una moto nueva que toma de base el modelo de motocross y sobre el que se han optimizado partes clave para ofrecer un producto más orientado al Off-Road

¿Para qué usos está indicada? Principalmente para aquellos con alto nivel, ya que encontrarán en esta Honda una máquina eficaz para la práctica de disciplinas ‘Off Road’.

¿Cómo se ha mejorado su motor? El monocilíndrico de 4 tiempos es compacto y presenta un diseño distinto de la cámara de combustión y ofrece un 11% más de potencia máxima y un 19% más de eficacia en el consumo.

FICHA TÉCNICA HONDA CRF450RX
MOTOR
Tipo de motor: Monocilíndrico, 4 tiempos, refrigeración líquida, Unicam, 4 válvulas
Diámetro: 96 mm
Carrera: 62.1 mm
Desplazamiento: 449.7 cc
Relación de compresión: 13.5:1
Sistema de combustible: Inyección electrónica
Sistema de arranque: Eléctrico
Tipo encendido: Digital transistorizado con control computarizado y avance electrónico

TRANSMISIÓN
Embrague: Multidisco en aceite
Transmisión: 5 velocidades
Transmisión final: Cadena

CHASIS, SUSPENSIÓN Y FRENOS
Chasis: Doble viga de aluminio
Suspensión delantera: Horquilla invertida Showa de 49 mm de diámetro con muelle helicoidal y 305 mm de carrera
Suspensión trasera: Amortiguador monoshock Showa de 133 mm con sistema Honda ProLink totalmente ajustable con 314 mm de recorrido
Frenos delanteros: Disco único de 260 mm de diámetro con accionamiento hidráulico
Freno trasero: Disco único de 240 mm de diámetro con accionamiento hidráulico
Llanta delantera: 90/90-21 Dunlop GeoMax AT81
Llanta trasera: 120/90-18 Dunlop GeoMax AT81
Rin delantero: Aluminio con rayos 21 x 1.6”
Rin trasero: Aluminio con rayos 18 x 2.15”

DIMENSIONES Y PESO
Largo total: 2,175 mm
Ancho total: 827 mm
Alto total: 1,274 mm
Distancia entre ejes: 1,477 mm
Distancia al piso: 328 mm
Altura del asiento: 959 mm
Ángulo de lanzamiento: 27º26’
Peso: 118 kg
Tanque gasolina incluida reserva: 8.5 litros

COLORES: Rojo
PRECIO: Desde $183,000 pesos