Realiza una búsqueda en las noticias:

YAMAHA T-MAX 530 | Imponente

En Breve:
¿Cómo es su estética?
Agresiva, de formas afiladas. Rematada con productos de alta durabilidad y formas casi filosas pensadas para maximizar su aerodinámica.
¿Cómo se comporta en su manejo?
Más que bien. Es una moto para el uso diario, ágil, cómoda y divertida que permite hacer ‘escapadas’ de fin de semana.
¿Qué llama la atención de su motor?
El motor bicilindrico de 4 válvulas, 4 tiempos, 530 cc, DOHC y refrigeración líquida ofrece buen torque alto en casi toda la curva de potencia, muy lineal y progresivo y empuja perfecto mismo con la carga maxima.

Mucho se habla de la evolución del mercado de las motocicletas. Hace años que Yamaha Europa se adelantó a sus principales competidores introduciendo un modelo Maxi scooter superior que replicar a una moto Sport-turismo: el T-MAX, un modelo presentado en el Salón de Múnich en el año 2000 que, catorce años después, está más vivo que nunca. 

Pensado como un vehículo capaz de satisfacer las necesidades de conductores que eligen las dos ruedas para sus desplazamientos en ciudad, la evolución de este modelo ha seguido profundizando en el concepto de moto urbana, de ciudad, pero poco a poco ha ido introduciendo elementos que abren la puerta a otro tipo de usos alternativos: a la carretera, en definitiva.

Esta es la evolución de la Yamaha T-MAX, ahora T-MAX 530 ABS en su modelo más reciente que este en mes Revista Moto hemos probado a fondo (tanto en ciudad como en carretera) para comprobar que, definitivamente, Yamaha ha vuelto a acertar.

YamahaT-MAX530_2

 

 

Comportamiento impecable

A primera vista, el T-MAX 530 ya se muestra grande e imponente; se nota que los ingenieros no han descuidado los detalles pues sus acabados son de calidad y todos están orientados a la deportividad, desde su ya típica carrocería incisiva de líneas deportivas, hasta los faros. Cualquier detalle acentúa su carácter superdeportivo y recuerda a los modelos R1 y R6.Pero no solo la estética es deportiva. También el alma de este Superscooter lo es. A pesar de que su comportamiento ‘normal’ es armónico, no hay que subestimar al T-MAX solo porque sea una moto cómoda de conducir. Porque sí, definitivamente es mucho más cómoda que otro tipo de motos deportivas, pero su motor guarda una serie de sorpresas para los escépticos. .

El diseño del motor bicilindrico de 4 válvulas, 4 tiempos, 530 cc y refrigeración líquida incluye diferentes componentes ligeros pero de gran eficiencia, lo que se traduce en un torque alto en la curva de potencia, que se siente incluso cuando las revoluciones son bajas. Ni siquiera en los momentos en los que la exigencia es mayor, el T-MAX se abandona a las vibraciones. Todo funciona como debe: potencia, aceleración, frenada, suspensiones… Gracias a una orquestación correcta entre su chasis largo pero ligero en aluminio, sus ruedas más grandes y la suavidad que proporciona su suspensión, es algo que la T-Max derrocha en su homogenidad..

Las mejoras que acompañan a este nuevo modelo son pequeñas pero se dejan notar: el aumento en la cilindrada, que podría parecer escaso, sí aumenta considerablemente el par motor de una moto que ya de por sí es ‘capaz’ y bastante lineal en su progresión. Otra novedad que presenta el nuevo T-MAX está en el basculante con transmisión de correas dentadas.

Desde su llegada al mercado, esta moto se encasilló dentro de los vehículos cuyo uso está pensado completamente para la ciudad. Sin embargo, a medida que el T-MAX ha ido evolucionando, su predisposición hacia otro tipo de recorridos ha ido creciendo. Para comprobar cuál es su comportamiento en carretera, en Revista Moto quisimos dividir esta Prueba Activa entre un recorrido puramente urbano y otro por vías alejadas de la ciudad.

YamahaT-MAX530_3