Realiza una búsqueda en las noticias:

Keeway Owen II 150 GS: Funcionalidad de serie

Keeway se va apoderando de las ciudades latinoamericanas. La firma asiática ahora con la experiencia con Benelli sigue sacando partido a la filosofía de poner en el mercado motocicletas que destacan por encima de todo, por ser muy funcionales, prácticas y de buen diseño y reputación.

La Owen II 150 es un ejemplo más de una larga saga de productos -en su mayoría- orientados a proporcionar a sus usuarios desplazamientos rápidos y cómodos por la ciudad, incluso a nivel profesional (caso de repartidores a domicilio, por ejemplo). La evolución de este modelo, auspiciada por pequeñas mejoras, han ido conformando una motocicleta que muchos de sus usuarios usarían este modelo de entrada a las grandes ligas.

La capacidad de su motor es apropiada para ese uso urbano para el que está destinada la moto. Se trata de un monocilíndrico de 2 válvulas y 4 tiempos, SHOC  refrigerado por aire que alberga 148 cc y da su máxima potencia a 8,000 rpm (8.9 KW) y su máximo torque a 11.0 Nm a 6,000 rpm. El motor entrega el combustible por carburador y su potencia total es de 11.9 HP. En suma, un ‘corazón’ con tanta fuerza como la que requerirán sus conductores, que notarán una entrega progresiva en su potencia sin sacrificar la reserva del tanque de combustible.

Cuestión aparte es la longevidad de su motor. Keeway presume que haber dotado a la Owen II de uno de los motores más duraderos, probado y mejorado durante años y años de experiencia en desarrollo. Y económico. Puesto que Keeway diseñó una motocicleta capaz de recorrer distancias prolongadas con el depósito lleno de combustible.

En circulación, la Keeway Owen II 150 se siente cómoda desde todos los puntos de vista. Empezando por la mencionada (progresiva) entrega de su motor y su reducido ruido que resulta ideal para afrontar trayectos continuados, hay que destacar la posición del conductor, que en todo momento puede circular erguido gracias a que la moto tiene un estilo Cruiser “estilo crucero”, que permite una correcta combinación para que pies y manos puedan reposar. Especialmente ergonómico resulta el manubrio, que se sitúa a la altura precisa.

En el apartado de maniobrabilidad es complicado ponerle alguna traba, pues su diseño compacto y liviano (120 kilos en seco) permitirán movimientos rápidos y precisos que se ajusten a las características de un manejo por la urbe, donde los giros repentinos están a la orden del día. En su arranque la moto se siente equilibrada gracias también a un chasis de acero soldado rígido.

La moto presenta un torque progresivo, pues su motor es de cuatro tiempos (refrigerado por aire), suficiente para que te brinde una buena respuesta a los repentinos rebases citadinos. El conjunto está compuesto por un freno de disco delantero y de tambor en la rueda trasera. Combinación que exime a las frenadas de incómodas vibraciones en condiciones de manejo favorable. A ello influye un proporcionado conjunto de llantas (delantera de 2.75 / 18 y trasera 3.50 /18) rematadas con rines en aspa.

Igualmente fiable es su suspensión, que está adaptada a los baches propios que presenta el asfalto mexicano en muchas ciudades. En concreto, la suspensión delantera se asienta en una horquilla telescópica hidráulica que absorbe estoicamente los impactos del camino. La trasera monta una unidad oscilante hidráulica que deja espacio para un modificado tubo de escape más acorde con las últimas tendencias urbanas del momento.

En cuanto a los rematados, la nueva Owen no se caracteriza por añadir demasiados detalles a una presencia decididamente sobria. Posee juegos de luces clásicos (faro redondo frontal) y juego de direccionales separados del cuerpo de la motocicleta. En este sentido, los espejos retrovisores salen del manubrio y se alzan para ofrecer máxima visibilidad del tráfico. El panel de manos, de reducido tamaño cuenta con cuentarrevoluciones y velocímetro tipo clásico (redondo y con una aguja que marca la posición exacta).

Justamente en la parte posterior de la moto se coloca un sostén color aluminio ideal para montar un cofre donde se pueden transportar objetos variados y que apenas aumenta la longitud de la moto porque se integra en el conjunto de la parte del asiento destinada al copiloto.

En la línea de toda la fabricación de esta motocicleta, los componentes empleados son los más modernos. A cambio son dinámicos, duraderos y fiables para las personas que dependen de su motocicleta diariamente y necesitan una respuesta rápida y un mantenimiento sencillo. Así, encontramos detalles como el asiento, que resulta insólitamente amplio. Estéticamente podría pasar por grande, mientras que en marcha cualquiera diría que se trata de un cojín cómodo. Esa es la clave de esta moto hecha sin mayores concesiones estéticas que las necesarias para convertirla en una máquina digna de admirarse, accesible para todos los amantes de la movilidad urbana, económica y divertida, disponible en dos colores, rojo y negro.

¿Cómo es su motor?

Monocilíndrico, de 4 tiempos, 2 válvulas SOHC de 148 cc y enfriado por aire. Posee una transmisión de 5 velocidades.

¿Cómo es su diseño?

Su diseño es vanguardista, tipo crucero, de buenos acabados en cromo y pintura al horno. Además de que su asiento es ergonómico.

¿Cómo es su consumo?

El bajo consumo de combustible es uno de los puntos más atractivos de esta moto, a pesar de que aún utiliza carburador el cual esta bien calibrado.

 

Ficha Técnica: Keeway Owen II 150

Motor

Tipo

4 tiempos, 2 válvulas, monocilíndrico, SOHC, enfriado por agua

Cilindrada

148 cc

Diámetro x Carrera

57 X 58mm

Relación de Compresión

9.2:1

Arranque

Eléctrico

Capacidad Tanque Combustible

11 Litros

Transmisión

5 velocidades

Potencia HP

11.9

Chasis

Peso en Seco

120 kg

Suspensiones

Suspensión Delantera

Telescópica

Suspensión Trasera

Unidad oscilante hidráulica

Frenos

Frenos Delanteros

Disco

Frenos Trasero

Tambor

Llantas

Delantero

3.00-18

Trasera

3.50-16

Colores

Rojo, negro