Realiza una búsqueda en las noticias:

Los mitos y verdades ¿Qué contamina más, coches o motos?

Las motocicletas son vehículos ligeros que suelen pesar sobre 200 Kg. Además tienen sólo dos ruedas lo cual implica un menor rozamiento contra el asfalto que el que pueden tener los coches. Por último las motocicletas tienen motores de menor cilindrada y menos cilindros que los que utilizan los coches. Sin embargo una moto deportiva puede producir 3 veces más las emisiones de gases de efecto invernadero en comparación con un coche o una camioneta familiar.

Aunque algunos no lo crean, las motocicletas pueden generar más contaminantes que un automóvil, esto pesé a que una moto es más pequeña, sin embargo no nos referimos a todo tipo de motos, aunque este problema de contaminación puede disminuir, si cada motorista hace su mantenimiento, además de revisar que su moto cumpla con las normativas anticontaminación.

Según los resultados de un estudio que realizó la Universidad de California Berkeley, en donde se comparó las emisiones que produce una motocicleta deportiva de cuatro cilindros sin catalizador con las que emite un automóvil sedán con un motor de 4 cilindros y una camioneta familiar con un motor de seis cilindros.

El resultado es que una motocicleta deportiva produce 610 miligramos de compuestos orgánicos volátiles para cada milla recorrida por pasajero, mientras que un automóvil produce 220, miligramos por cada milla recorrida (mil 609 metros) y una camioneta SUV produce 270 miligramos.

El óxido de carbono que produce una moto 30 mil miligramos por cada milla recorrida, mientras que un coche sedán produce 6 mil 900 miligramos y una SUV produce 6 mil 800.

¿Pero cuál es el motivo por el cual una motocicleta genera más gases contaminantes por pasajero que un coche, camioneta o autobús? En el estudio de la Universidad de California Berkeley, titulado “Ciclo de vida de la energía y los inventarios de emisiones para motocicletas”, explica que por el tipo de motor que tiene la motocicleta deportiva (mayor número de vueltas por minuto por ende más rapidez en un menor tiempo) se producen más gases contaminantes.

Las motocicletas necesitan motores pequeños y ligeros. Pequeños porque no hay sitio material para colocar grandes bloques dentro del bastidor de la moto y ligeros para mantener la agilidad y la maniobravilidad del vehículo.

Entonces los ingenieros se enfrentan a un dilema: motores pequeños y ligeros pero sin renunciar a la potencia y las prestaciones. Al final la solución pasa por construir motores de giro rápido. Mientras que un automóvil de gasolina funciona normalmente sobre 2.000 o 3.000 vueltas y como máximo llega a las 6.500 vueltas, el motor de una moto alcanza con facilidad a las 10.000 vueltas y en los modelos más deportivos incluso hasta 15.000 RPM.

Con esta fórmula se consiguen buenas cifras de potencia sin necesidad de recurrir a grandes cilindradas ni a la sobrealimentación (turbos). Como todo, tiene sus inconvenientes. Al girar a esos regímenes el motor sufre mucho más desgaste por lo que su vida útil es más corta.

Aunque se tiene el registro de algunas motos que contaminan, esto no generaliza, pues en el estudio detalla que no todas las motocicletas producen la misma cantidad de gases contaminantes. Ya que existen motonetas de un solo cilindro que producen una sexta parte de los gases que emiten una motocicleta deportiva.

Lo que es un hecho es que todos los vehículos motorizados emiten contaminantes, pero hay que tomar en cuenta que si se tiene un mantenimiento constante en la moto, se podrá ayudar a disminuir al problema.