Realiza una búsqueda en las noticias:

Can Am Outlander 6X6 XT 1000 | Máquina total

can-amcan-am
En breve
¿Cómo es su sistema de tracción? Para situaciones que requieren tracción óptima y el mayor contacto de superficie con el terreno, el Outlander 6×6 ofrece tanto 4×6 como 6×6 con su Visco-Lok QE.

¿Cómo es su manejo? Cuenta con tres modos seleccionables de asistencia en el manubrio y cada uno está diseñado para ofrecer menos ayuda a alta velocidad, para mayor precisión y más asistencia a baja velocidad para una conducción más sencilla y precisa.

¿Para qué tipo de uso está destinado? Es ideal para los que necesitan trabajar y arrastrar carga pesada y también, por qué no, para aquellos que quieren disfrutar del paseo por terreno accidentado o el bosque teniendo en cuenta que puedes llevar algo de carga o abastecimientos.

Cuando hablamos de trabajos duros en el exterior no conviene andarse con juegos. Esto es lo que han pensado en Can-Am cuando sus ingenieros se pusieron manos a la obra para crear uno de los vehículos más avanzados que existen en el mercado para estos fines, el Outlander 6X6 XT 1000.

El Outlander 6×6 es un todo terreno, en toda la extensión de la palabra, pues se trata de un modelo revolucionario especialmente diseñado para los seguidores los de ATV que necesitan un solido aliado para sus labores en el exterior, en terrenos de difícil acceso y con la opción de llevar carga.

Este 6×6 está basado en la segunda generación del nuevo chasis (SST G2) de la plataforma de todo terrenos Can-Am Outlander, por eso utiliza el chasis de segunda generación con tecnología tubular envolvente . Incorpora el control de contacto geométrico y una buena lista de mejoras para obtener integridad estructural, durabilidad y manejo optimo en condiciones adversas.

Y puede presumir de tener la mejor potencia y capacidad de su segmento, pues porta un motor muy avanzado y conocido: el Rotax 1000 V-Twin EFI con 82 caballos de fuerza con refrigeración líquida con cuatro válvulas por cilindro y un solo árbol de leva superior que pondrá todas sus prestaciones al servicio de esta máquina apta para cualquier tipo de trabajo pesado. De hecho, la sensación cuando se prueba es que, cuanto más pesada sea la tarea, mejor se comporta. Posee inyección electrónica, sistema EFI, caja de regulador de 46mm con un par de inyectores VDO fabricados por Siemens.

El motor posee un arranque fuerte y contundente que se calma a bajas revoluciones y como cualquier ATV Can-Am, aumenta los decibeles (pues ese no en vano ocupa el mismo corazón que otros vehículos de la marca) a medida que se le da aceleració. Su torque es fuerte (no en vano hablamos de un motor 1000 cc que ha de mover seis ruedas de agarre y tracción) y alcanza el mejor torque a un nivel de revoluciones que oscila entre los 5500 y 6000 rpm.

El consumo de este Outlander es muy razonable y depende en gran medida de la carga que porte. En cualquier caso, su depósito de 20.5 litros es suficiente tanto para asegurar diversión como una larga jornada de trabajo.

 

A prueba de errores

Como habrá quien piense que un buen paseo por el bosque no es tal si no transcurre por una zona escarpada o accidentada, el Outlander no se ‘arruga’ si de lo que se trata es de exigir prestaciones, especialmente en tres apartados: carga, arrastre y tracción.

En cuestiones de carga, este vehículo porta con una caja con dos niveles de almacenamiento que puede albergar hasta 318 kilogramos de capacidad de remolque total y vertedor con asistencia cuando se inclina.

La caja trasera, especialmente pensada para transportar carga en el bosque, permiten convertir la caja de carga en un espacio perfecto para el transporte, hasta de troncos como de cualquier otra cosa pues dispone de 120 centímetros para adatarse a las necesidades de cualquier faena. Y es que gracias a los paneles laterales estándar que se retiran fácilmente, la caja se convierte en segundos en una base plana. O también en cualquiera de las otras opciones disponibles, como el almacenamiento cerrado, las barras para leños, la extensión de la puerta trasera, entre otras.

El portaequipajes tiene una superficie antideslizante y salientes elevados para que el equipo no se mueva. Con varios puntos de sujeción, orificios y recortes predeterminados para los accesorios Q-link, lo convierten en una configuración práctica.

Además, el Outlander 6×6 posee una placa de enganche trasera y una capacidad de remolque de hasta 750 kilos de forma estándar. Gracias a la barra estabilizadora integrada que permite desengancharla rápidamente se puede regular el nivel de articulación de las suspensiones traseras para mejorar el manejo independientemente de que esté o no cargado. En este capítulo el nuevo Can-Am viene equipado de serie con un poderoso cabrestante WARN de 1,361 kilogramos de capacidad, instalado en fábrica, que incluye un interruptor de control instalado en el manubrio y control remoto con cable. También de fábrica, viene una preinstalación para un cabrestante trasero.

can-am

Notas relacionadas:

Be the first to comment

Leave a comment

Your email address will not be published.


*