Realiza una búsqueda en las noticias:

T-Max y C600 Sport | Rey y aspirante

La carrera por hacer frente a todo un éxito de ventas como el T-Max de Yamaha no es sencilla pero no por ello diferentes marcas dejan de intentarlo. Dos empresas italianas como Gilera o Aprilia acumularon en su hoja de servicios sonados fracasos con los modelos GP800 y SRV 850, respectivamente. Pero desde las fabricas bávaras de BMW el T-Max está en el punto de mira desde hace tiempo y para ello no han cesado en mejorar el C600 Sport, a quien consideran candidato para destronar a Yamaha del mercado de los mega scooters. Y no es precisamente BMW un rival de poca monta. 

En Revista Moto hemos probado a fondo ambos modelos para que puedas conocer los detalles de cada uno de ellos, sus puntos fuertes y aquellos aspectos en los que una máquina supera a la otra. Filias y fobias aparte, de lo que estamos convencidos es que ninguno de estos dos mega scooters defraudarán a sus usuarios pues los niveles de calidad que alcanzan son de altos a muy altos. Estamos, ante los dos mejores mega scooters del momento. 

Desde un punto de vista técnico, resulta casi una obviedad mencionar que ambos vehículos poseen un nivel  alto en diseño y desempeño. Se trata de mega scooters de mucha calidad (no hay más que mirar su precio) que muy probablemente representen los dos mejores modelos del segmento en la actualidad. En apariencia externa, también resultan parecidos; agresivos y llamativos aunque cada uno hace honor a ciertos modelos propios de su propia marca.

YamahaTMAXVSBMWC600_2014_2

Experiencia Vs. Atrevimiento

Este análisis estaría incompleto si no tenemos en cuenta que el T-MAX vio la luz (y revolucionó el mercado europeo) en 2001 y, por lo tanto, el modelo actual (T-MAX 530) acumula más de una década de avances frente al mega scotter alemán (C600 Sport), que lleva dos años rodando por las principales urbes de todo el mundo, especialmente en las ciudades europeas, donde es líder de ventas. Ambos modelos se comercializan ahora en México, mercado en el que ambas marcas han puesto su punto de mira. Si de un duelo pugilístico se tratara, el T-MAX 530 sería el campeón y el C600 Sport un (serio) aspirante al título.

Los años de evolución y mejoras del Yamaha T-Max convierten al T-MAX 530 en una máquina muy afinada y precisa que representa la movilidad urbana en grandes ciudades donde el tráfico es ya un problema endémico. Ese es el nicho que aprovechó Yamaha hace años y que ahora otras marcas se disputan: personas que apuestan por la moto como una alternativa de transporte diario… Eso sí, con un cierto nivel adquisitivo, puesto que, ni uno ni otro modelo son precisamente espartanos. No en vano, el precio de salida en México de la BMW es de 155,500 pesos mientras que el T-Max 530 es ligeramente más económico (149,900).

El aspecto de ambos mega scooters es parecido, con unas líneas muy alargadas y ergonómicas que parecen haber priorizado la comodidad del piloto y su acompañante sobre otro tipo de cuestiones aerodinámicas que no importan tanto si se tiene en cuenta el uso que se les da a este tipo de vehículo y que no necesitan combatir el viento tanto como otro tipo de motos. Aunque sea una cuestión bastante subjetiva, la posición del piloto en la C 600 Sport es cómoda. Ambas presentan líneas muy deportivas.

Pronto cualquier aficionado se da cuenta de que estamos ante dos vehículos de verdad, pues sus dimensiones así lo certifican. El C600 Sport presenta una ligerísima ventaja en lo que distancia entre ejes se refiere sobre el T-MAX 530 prácticamente inapreciable si no se acude a las especificaciones técnicas de uno y otro. Donde sí se nota la diferencia entre ambos es en el peso. En vacío, el T-MAX 530 se queda en 217 kilos frente a los 249 del mega scooter de BMW: 32 kilos de diferencia que se hacen palpable en el manejo y que se convierten en una de las piezas clave entre uno y otro modelo.

En lo que a comodidad se refiere, hay un aspecto que puede parecer superficial a simple vista pero en el que encontramos una importante diferencia entre ambas. La capacidad de carga bajo el asiento de del T-MAX se reduce al espacio que ocupa un casco integral, mientras que el C600 Sport, con 23 centímetros más de longitud, permite almacenar hasta dos cascos (en parado) gracias al sistema FlexCase. En cuanto a otros compartimentos para guardar diferentes utensilios, ambas motos tienen dos guanteras (una de ellas con bloqueo). Abundando en los accesorios ‘extra’, el C600 Sport incorpora calefacción en puños y asientos, cuestiones que en países más fríos seguro es un plus, si bien en México no parece que sus usuarios puedan sacar mucho partido de esta posibilidad.

Notas relacionadas:

Be the first to comment

Leave a comment

Your email address will not be published.


*