Realiza una búsqueda en las noticias:

Siempre limpio: Tips para que tu equipamiento motociclista siempre luzca impecable

Nuestro equipamiento motociclista es nuestra segunda piel, razón por la que siempre debe de lucir impecable y, sobre todo, estar en óptimas condiciones. Por ello, hoy en tu Revista Moto te damos algunos tips para que tus prendas, ya sean de tejido o cuero, siempre luzcan como nuevas, además de que esto prologará su vida útil.

Regularmente las prendas de cuero como guantes, monos, chamarras o pantalones, te aconsejamos que las limpies con una toalla jabonosa, moviendo ésta en forma circular para dejar secar. Después de la limpieza aplica una crema que nutra el cuero y recupere el brillo de la prenda.

De las prendas de tejido, si no tiene membrana interna puedes meterla en la lavadora directamente en función delicada, con baja temperatura. Por otro lado, si tus prendas cuentan con membranas impermeables hay que tener especial cuidado, ya que todos los movimientos hacen que ésta se deteriore, por lo que no se recomienda usar la lavadora, sino solo usar agua, jabón y un paño.

Con respecto a los cascos, éstos se pueden limpiar fácilmente por fuera con agua, jabón, un y un paño; también puedes usar pulimento o una esponja (nunca por el lado abrasivo). Mientras que la mica o pantalla, al ser la parte más delicada se recomienda estrictamente agua y jabón; las pantallas interiores “pinlock”, resultan más delicadas por lo que cuanto menos se limpie ese tipo de pantalla, mejor.

Si el interior del casco te permite desmontarlo, puedes hacerlo para la operación de limpieza. Desde luego, puedes meter las piezas en la lavadora con un programa delicado, pero el lavado a mano siempre mantendrá mejor los elementos del casco. Aunque el interior sea desmontable, siempre hay piezas internas con tejido. Para esas piezas, nuevamente agua y jabón. Adicionalmente, existen aerosoles desodorantes para el interior de los cascos y los resultados en cuanto desinfección, aroma y limpieza resultan más que buenos. Hay que lavar el casco al menos dos veces al año.

Recuerda que la limpieza del equipamiento no tiene demasiados secretos, sin embargo, son de mucha importancia, ya que de su calidad y vida útil, mucho también dependerá tu seguridad.