Realiza una búsqueda en las noticias:

Suzuki debutará en el MotoGP de Valencia

Ya es oficial, Davide Brivio, Director Deportivo del proyecto que devolverá a Suzuki a MotoGP confirma que la nueva MotoGP debutará en carrera esta temporada y a manos de su piloto probador Randy De Puniet. Aunque se especuló con que serían varias las carreras que afrontaría esta temporada, la realidad es que únicamente tomarán parte en el último GP del año, el de la Comunitat Valenciana.

Será una de las novedades de 2015 y parte del paddock espera con ganas la vuelta de Suzuki a MotoGP tras su marcha a finales de 2011. Son muchos los candidatos a pilotar la montura japonesa la próxima temporada, pero solamente habrá dos unidades en pista y los pilotos, según reconoce el propio Brivio en una entrevista a una revista europea, están aún por decidir. Lo que sí está claro es que este año finalmente será una sola carrera la que disputarán debido a motivos logísticos y será en la última cita de la temporada en el Circuito de Valencia.

Misano, MotorLand y Cheste, allí volverá a rodar la Suzuki. Brivio ha justificado esta decisión debido a que durante el mes de octubre se llevarán a cabo pruebas en Europa, más concretamente en el Circuit de la Comunitat Valenciana, donde compartirán pista con el equipo de pruebas de Ducati y desplazar todo el equipo, así como el material hasta alguna prueba de la gira asiática o Australia implicaría no tener tiempo suficiente para afrontar los test de post-temporada en el circuito valenciano los días posteriores al GP. Precisamente en esos entrenamientos será donde debuten los dos pilotos que competirán en 2015 con la MotoGP de Suzuki, que en clave interna aún tiene el nombre de XRH-1, pero no cuenta con un nombre oficial.

El encargado de seguir evolucionando la Suzuki y también de realizar la carrera de Valencia será el francés Randy De Puniet, que entre tanto seguirá compaginando sus compromisos con la división de MotoGP con la de Resistencia, donde participará en las 8 Horas de Suzuka.

Por si todas estas novedades no fueran suficientes, Davide Brivio también ha admitido estar aún lejos de la evolución deseada, sobre todo en cuanto a la gestión electrónica y la potencia del motor se refiere. El italiano es consciente del tiempo que falta para el arranque de la temporada 2015 y confía llegar en condiciones al debut. Igualmente Brivio ha confirmado no disponer de un sponsor para el proyecto, cuyo presupuesto sale directamente de las arcas del gigante japonés y no tiene tintes de las condiciones meteorológicas han sobrecargado el proceso de evolución de la nueva máquina, pues la política de empresa al respecto es clara, llevar la imagen de la marca en MotoGP.

La cuenta atrás sigue su curso y antes llegarán nuevos test (Misano, MotorLand y Valencia) en los que intentarán recortar la evidente desventaja que la moto azul tiene hoy respecto al resto de sus rivales