Realiza una búsqueda en las noticias:

Suzuki GSX-R1000R: ¡Superdotada!

En la revisión de esta moto emblemática, Suzuki ha mirado de frente a la tecnología que tan buenos resultados le está dando en los campeonatos internacionales, comenzando por MotoGP, donde el equipo está protagonizando un gran trabajo en su reciente regreso a la máxima competencia.

Enormes prestaciones

Parte de la tecnología que Suzuki ha desarrollado en MotoGP la ha aplicado a esta moto que sin duda alcanza a las más competitivas de su segmento con un importante aporte tecnológico que inicia en su nuevo motor de más de 200 caballos de potencia capaz de causar escalofríos.

El nuevo motor cambia de posición y presenta una inclinación hacia adelante de seis grados, lo que acorta la distancia entre el eje delantero y el basculante. También el peso se ha redistribuido, dando más protagonismo a la parte delantera y facilitando un manejo más deportivo.

El desarrollo de este propulsor se ha basado en cuatro aspectos fundamentes: el sistema SR-VVT; la distribución Finger Follower; el Top Feed Injectors S-TFI y el sistema de escape Tuning Alpha. La mezcla armónica de todos estos pilares la convierten en una devoradora del aslfato.

El SR-VVT o sistema de distribución variable da más potencia al motor en líneas generales. Lo más destacado es que el torque no se pierde ni en bajas ni en medias revoluciones, con un arranque fuerte y progresivo, y se puede controlar gracias a los modos de manejo. La tecnología que ha empleado Suzuki integrada en el motor utiliza 12 bolas de acero ubicadas en el piñón del árbol de levas y que cuando alcanzan cierta velocidad avanzan por sí mismas.

El propulsor tiene nuevos árboles de levas huecos más ligeros y con tratamiento DLC. Esto hace que el motor tenga un régimen de giro mayor. Según las especificaciones técnicas de la moto, esto hace que el motor dé 1,000 rpm más que la versión anterior.

El Top Feed Injectors S-TFI tiene aceleradores Ride-by-Wire que se controlan por una válvula de mariposa con gestión electrónica y cada cilindro cuenta con dos inyectores; uno primario que siempre está activo y otro secundario que entra en juego cuando sube el régimen del motor. Mientras que el sistema de escape Tuning Alpha permite que, además de utilizar la válvula de mariposa con servomotor ubicada en el escape intermedio y dos tubos compensadores entre colectores, se añadan dos válvulas también gestionadas electrónicamente que permiten trabajar con las ondas de presión dentro del escape para aumentar la potencia.

Electrónica futurista

Para conocer realmente todas las prestaciones de esta moto son necesarias varias circunstancias: la primera, acudir a un circuito (desgraciadamente en México no hay mucho de donde elegir y también contar con la pericia de un piloto profesional. Por eso, sin llegar a los límites de la Suzuki, podemos decir que esta moto es capaz de forjar pilotos y de hacerlos mejores. El secreto está en las enormes posibilidades de manejo y control que da el equipo tecnológico que equipa, pero siempre desde un plano sencillo, permitiendo al piloto conocer y explorar todas las posibilidades hasta subir de nivel. Otras motos de su categoría exigen más conocimientos previos a los pilotos.

Sin una electrónica sofisticada, controlar el motor de 203 CV declarados por esta GSX-R no sería posible. Por lo que Suzuki incorpora una centralita IMU (Unidad de Medición Inercial) que controla la posición de la moto desde seis direcciones distintas, la cual a su vez es controlada por un procesador de 32 bits. Esto permite saber en todo momento en qué punto de aceleración, frenada o inclinación se encuentra la moto para gestionar el ABS en cualquier circunstancia, la entrega de potencia y el control de tracción que permite 10 niveles de regulación. Además, dispone de tres modos para elegir el mapa de potencia.

Parte ciclo

Con un chasis más estrecho y compacto, debido a las nuevas dimensiones del motor, su bastidor es firme y el subchasis de aluminio aligera un kilo el peso de la moto respecto a la versión anterior. Todo esto se entiende des de una ergonomía que permite al piloto ser parte de la moto, que se siente compacta y ofrece una postura de manejo deportiva con una excelente posición de las extremidades en los reposapiés y en el manubrio.

La entrada en curva es veloz, el motor estira muy bien y proporciona suavidad para hacer el trazo y la salida precisa. La GSX-R 1000R no permite errores y salidas rápidas acelerando abruptamente porque los sistemas de seguridad minimizan enormemente los riesgos de caídas. El control de tracción juega el papel determinante que imaginamos en estos momentos. Las suspensiones hacen un trabajo más puntual (también asegura Suzuki que es más sencillo hacerle los correspondientes servicios).

En la parte delantera equipa una horquilla invertida multirregulable de última generación Showa BFF con cartucho separado, mientras que en la trasera un amortiguador Showa BFRC. Todo ello se apoya con un amortiguador de dirección electrónico y sistema de frenos (Motion Track Brake System).

Muy interesante nos pareció el sistema de reserva de nitrógeno en la horquilla delantera. Cuando los equipos están en un modo alto de rendimiento evita que se caliente el aceite de las suspensiones.

Así, en las frenadas el tren delantero cede de manera progresiva y sin hundirse. Por su parte, el amortiguador trasero aguanta firmemente, incluso con los ajustes de fábrica.

En el apartado de frenos Brembo y Nissin se reparten el protagonismo entre los trenes delantero y trasero. Delante tiene un doble disco flotante de 320 mm de diámetro con pinzas de freno monobloque de anclaje radial firmado por Brembo, y en la parte trasera trabaja un disco sencillo de 220 mm con una pinza Nissin monopistón.

La potencia de frenada es notoria y la actuación del sistema inteligente de ABS gestionado por la IMU permite no sólo accionarlo en curva, sino que también gestiona que la rueda trasera no pierda contacto con el suelo en caso de frenadas extremas. El ABS no se puede desconectar, pero la IMU se encarga de analizar el tipo de manejo para hacer más intrusivo el ABS.

 MOTOR

  • Tipo de motor – 4 tiempos, refrigeración líquida, DOHC, doble árbol de levas
  • Número de cilindros – 4 cilindros en línea, 4 válvulas por cilindro, sensor oxígeno, catalizador y válvula de escape
  • Diámetro x Carrera – 76.0 mm x 55.1 mm
  • Desplazamiento – 1,000 cc
  • Potencia – 202 CV @ 13,200 rpm
  • Relación de compresión – 13.2:1
  • Sistema de combustible – Doble inyector por cilindro con SDTV de doble mariposa
  • Sistema de arranque – Eléctrico
  • Sistema de lubricación – Bomba húmeda
  • Tipo encendido – Electrónico, transistorizado

TRANSMISIÓN

  • Embrague – Húmedo de discos múltiples con clutch anti-rebote
  • Transmisión – Toma constante de 6 velocidades
  • Patrón de cambios – 1 abajo, 5 arriba
  • Transmisión final – Cadena

CHASIS, SUSPENSIÓN Y FRENOS

  • Chasis – Aleación de aluminio y basculante aluminio
  • Suspensión delantera – Horquilla telescópica invertida con resorte y ajustable en compresión y rebote
  • Suspensión trasera – Monoamortiguador hidráulico y resorte SHOWA ajustable en compresión y rebote
  • Frenos delanteros – Doble disco flotante de 320 mm
  • Freno trasero – Disco sencillo de 220 mm
  • Llanta delantera – 120/70ZR17M/C (58W) Tubeless Bridgestone 36 Psi
  • Llanta trasera – 190/55ZR17M/C (73W Tubeless Bridgestone 42 Psi
  • Rin delantero y trasero – Aleación de aluminio

DIMENSIONES Y PESO

  • Largo total – 2,075 mm
  • Ancho total – 705 mm
  • Alto total – 1,145 mm
  • Distancia entre ejes – 1,425 mm
  • Distancia mínima al piso – 130 mm
  • Altura del asiento – 825 mm
  • Peso seco – 170 kg
  • Peso neto – 203 kg
  • Tanque gasolina incluida reserva – 16 litros

COLORES: Azul/Amarillo

PRECIO: $369,990 pesos (2017)