Realiza una búsqueda en las noticias:

Ducati Monster 821: Regreso al futuro

Muchos la consideran la naked por excelencia y en esta Casa Editorial no vamos a llevarles la contraria, pues la Ducati Monster 821 se encuentra entre nuestras motos fetiche de aquellas unidades que hemos ido probando. Para que nuestros lectores tengan la más cumplida información de su evolución, en esta ocasión y gracias al distribuidor oficial de Ducati en Guadalajara, la tenemos para ti en nuestra sección de Pruebas Activas.

Evolución es precisamente el primer término que aplica para describir a esta Ducati capaz de combinar la esencia de la primera Monster (que ya cumple 25 años) con las nuevas innovaciones tecnológicas que desarrolla la marca de Bolonia en su cuartel general. Dicho de otro modo, un piloto veterano reconocerá a primera vista el modelo y uno joven lo verá con los ojos de quien observa una moto acorde con el diseño actual. Regreso al futuro.

Merece la pena bucear en los orígenes de esta sport naked italiana, que desde su incursión en el mercado (entre 1992 y 1993) se ganó a pulso un lugar destacado en el corazón de los aficionados gracias a una presencia icónica -que pervive 25 años después- y a un desempeño fuera de serie. La saga Monster que ha crecido significativamente, sigue fiel a las líneas que trazó su diseñador, Miguel Ángel Galluzzi pero incorpora ese plus de tecnología y seguridad que el mercado exige.

RENOVACIÓN POR DENTRO Y POR FUERA
Desde 2014, año en el que incursionó este modelo, la Monster 821 no se sometía a una actualización y, haciendo gala de la posición que ocupa en la familia, sigue presentando los atributos que la sitúan como una excelente moto que atesora equilibrio entre potencia, manejo y prestaciones. Todo bajo la línea que marca el modelo tope de gama, la 1200 R.

Las primeras impresiones nos llevan a contemplar el músculo de una silueta que se parece más al modelo original, con detalles que no pasan inadvertidos como la posibilidad de vestirla de amarillo, un tono que recuerda al pasado pero que vuelve con fuerza. En su rocosa silueta destaca el tanque de combustible (de 16.5 litros de capacidad con el clásico cierre de sujeción) y las líneas laterales que hacen que gane en anchura. Otro aspecto que gana protagonismo es el faro delantero, que vuelve a ser circular e incluye tecnología LED. El colín corto determina las intenciones de una monoplaza auténtica, mientras que también hay otros elementos que cambian respecto al modelo original, como los soportes de las estriberas traseras que salen del colín y se pueden desmontar para darle más individualismo. Más cambios observamos en el escape con doble salida, inspirado en la Ducati 1200 R.

Para el propulsor Ducati sigue confiando en un bicilíndrico en L, Desmodrómico Testastretta 11 de 821 32 centímetros cúbicos, con control Ride-by-Wire, que en los ajustes necesarios para adaptarlo a la normativa Euro 4, los ingenieros de la marca han bajado mínimamente la potencia y el par motor (109 CV y 86 Nm), aunque en marcha ninguno de estos elementos parece haber sufrido merma alguna. A cambio, se muestra un motor polivalente con rasgos clásicos como la transmisión, que es algo dura (especialmente para encontrar la neutral), con cambios cortos característicos de las motocicletas que vienen de la fábrica de Borgo Panigale. Y es que a medida que se va calentando, el embrague mejora sustancialmente.

La aceleración es muy buena (no estridente) y goza de un torque excepcional. En marcha notamos que se estremece a bajas revoluciones y en carretera saca lo mejor de sí, con una manera de estirar al alcance de pocos modelos de su segmento. Las altas revoluciones se sienten verdaderamente cuando la moto supera las 6,000 revoluciones por minuto, con potencia para divertirse y una capacidad muy interesante para tomar curvas (donde destaca la entrada y la salida, con un paso no tan rápido). También es notorio el funcionamiento de los tres modos de manejo: Urban, Touring y Sport, con los que puede ajustarse la moto en tres niveles de entrega de potencia, tres niveles de intrusión del ABS y el control de tracción regulable en ocho niveles y que da la opción de desconectarlos.

PARTE CICLO
El chasis multitubular de acero otorga la estabilidad necesaria para una moto que no es tan grande como puede parecer a primera vista, también hace a esta máquina mucho más manejable y ágil de lo que hubiéramos pensado, especialmente después de someterse a las condiciones de nuestras ciudades, con todo tipo de situaciones que ponen a prueba a cualquier moto (y a su piloto). Del tránsito en ciudad destacaron las suspensiones (una horquilla Kayaba de 43 mm delante y un monoamortiguador Sachs con ajustes de precarga de muelle y rebote detrás) que se sienten suaves y bien adaptadas para las condiciones de una ciudad cualquiera de México.

En lo que a frenos se refiere, esta Ducati se saca un 10 en potencia y seguridad. Los frenos incluyen de serie ABS Bosch 9.1 MP y los componentes los firma Brembo, con doble disco de 320 mm y pinzas radiales monobloc M4-32 de 4 pistones delante y un monodisco de 245 mm de diámetro sobre el que trabaja una pinza Brembo detrás. Los rines son de aleación de 10 radios, 120/70 delante y 180/55 detrás de 17”; los neumáticos son los Pirelli Diablo Rosso III.

De la ergonomía destaca el manubrio ancho que permite manejar con las manos relajadas y una posición algo deportiva. El asiento es regulable en altura y un piloto de talla media no encontrará problemas para apoyarse en el piso. También destaca la amplitud de visión que proporciona una moto de estas características.

Respecto a la instrumentación, la Ducati Moster 821 presenta un tablero digital, con buenas dimensiones y una disposición muy correcta de la información, con líneas muy elegantes en el diseño de los testigos y marcadores, así́ como una iluminación que no sufre cuando recibe mucha luz. El cuadro tiene dos secciones donde, mediante los pulsadores del mando izquierdo, se controlan el odómetro, los parciales, los consumos, las temperaturas y la hora; también se muestra el mapeo del motor. Los mandos son de última generación, compactos y de fácil adaptación. En cuestión de detalles, a la Monster no le falta nada.

Esta es la tónica de una moto superior que hará́ disfrutar a su piloto gracias a una combinación excelsa de diseño, tecnología y rendimiento. Además de todo ello, Ducati sigue apostando por cuidar a sus clientes con detalles como la garantía de 24 meses (kilometraje ilimitado), piezas disponibles en 48 horas e intervalos de mantenimiento largos: el cambio de aceite está previsto cada 15,000 kilómetros (o 12 meses) y el control del juego de válvulas (Desmo Service) cada 30,000 kilómetros.

Entre los accesorios disponibles para la Monster 821 está el Ducati Quick Shift up/down, el sistema electrónico derivado de las carreras que permite cambiar las velocidades sin utilizar el embrague y sin cerrar el gas en el paso a una velocidad superior, así como bajar la velocidad sin utilizar el embrague, sólo con el gas cerrado.

FICHA TÉCNICA DUCATI MONSTER 821
MOTOR
Motor: Testastretta 11°, bicilíndrico en L, distribución Desmodrómica 4 válvulas por cilindro, refrigeración líquida
Cilindrada: 821 cc
Diámetro x carrera: 88 x 67.5 mm
Relación de compresión: 12.8:1
Potencia: 109 CV @ 9,250 rpm
Par: 86 Nm @ 7,750 rpm
Alimentación: Inyección electrónica, cuerpos de mariposa Ø 53 mm con sistema full Ride-by-Wire

TRANSMISIÓN
Embrague: APTC multidisco en baño de aceite con mando a cable
Transmisión: 6 velocidades
Transmisión final: Cadena

CHASIS, SUSPENSIONES Y FRENOS
Bastidor: Tubos de acero fijado a las culatas
Suspensión delantera: Horquilla con barras invertidas Ø 43 mm con un recorrido de 130 mm
Suspensión trasera: Progresiva con monoamortiguador regulable, basculante bibrazo de aluminio con recorrido de 140 mm
Frenos delanteros: 2 discos semiflotantes Ø 320 mm, pinzas Brembo monobloque M4-32 de toma radial, 4 émbolos y bomba axial, ABS Bosch de serie
Freno trasero: Disco Ø 245 mm, pinza flotante con 2 émbolos, ABS Bosch de serie
Neumático delantero: 120/70 ZR 17 Pirelli Diablo Rosso III
Neumático trasero: 180/55 ZR17 Pirelli Diablo Rosso III
Llanta delantera: Aleación ligera, 10 radios 3.5” x 17”
Llanta trasera: Aleación ligera, 10 radios 5.5” x 17”

DIMENSIONES Y PESOS
Peso en seco: 180.5 kg
Peso en orden de marcha (KERB): 206 kg
Altura asiento: Regulable 785 mm – 810 mm
Distancia entre ejes: 1,480 mm
Lanzamiento: 24.3°
Trail: 93.2 mm
Tanque de combustible: 16.5 lts

COLORES: Ducati red, Ducati yellow y Dark stealth
PRECIO: $222,900.00 pesos