Cómo elegir un casco adecuado a tus necesidades

El casco es la parte principal del equipo de protección y por eso es obligatorio portarlo. En caso de un accidente puede convertirse en el mejor aliado en caso de accidente, ya que reduce de forma importante la posibilidad de sufrir lesiones graves.

Entre miles de opciones en el mercado, no resulta una tarea sencilla elegir el casco adecuado. Los modelos son diferentes más allá de una cuestión estética, y hay que encontrar el adecuado a nuestras necesidades y tipo de conducción.

Los cascos no sólo nos ayudan para prevenir golpes en la cabeza, ya que están equipados para protección del rostro en caso de que aparezcan otros elementos en el camino, como polvo, agua o piedras.

Te presentamos los tipos de cascos que puedes conseguir en el mercado actual y cuáles son sus ventajas y desventajas, ya que aunque cumplen su misión principal, tienen características muy específicas que debemos tomar en cuenta.

CLÁSICO

Es muy popular entre pilotos de scooters, ya que suele combinar con la estética de las máquinas. Son habituales en el verano porque dejan entrar el aire libremente y son fáciles de retirar.

Sin embargo, son los que menor protección ofrecen, al únicamente proteger la cabeza y dejar descubierta la nuca y la cara, ya que ni siquiera tienen visera.

JET

Son cascos abiertos que permiten que el viento pegue en el rostro, algo muy atractivo para motociclistas que salen de viaje a carretera. Son populares entre usuarios de motos custom, ya que forman parte de un equipo de protección con características estéticas muy específicas.

El problema con ellos es que tampoco protegen el rostro y dejan al descubierto el mentón, lo cual puede tener graves consecuencias en caso de caer el suelo de frente.

INTEGRAL

Se trata del casco más completo y seguro, porque protege íntegramente la cabeza, incluyendo el rostro, la nuca y el mentón. Suelen ser aerodinámicos y vienen con visera, por lo que pueden usarse en cualquier tipo de camino.

Por la seguridad que ofrecen son la elección obvia de pilotos de competición. Su único inconveniente es que a algunos motoristas les parece incómodos, calurosos y demasiado invasivos. Por lo general tienen entradas de aire para refrigerar tu cabeza cuando estás en marcha.

ABATIBLE

Para los fanáticos de la libertad de los jet y la protección de los integrales, este tipo de casco resulta ideal, al estar en un punto medio entre ambos. Estos cascos cuentan con un mecanismo que levanta completamente la parte frontal y deja el rostro al descubierto, y cerrado ofrece todas las ventajas del casco completo.

Los mecanismos de abatimiento son fáciles de abrir y cerrar a conveniencia, por ejemplo, al detenerse en un semáforo, para obtener un poco de frescura. El inconveniente es que se trata de accesorios pesados, lo cual puede resultar incómodo para algunos motoristas.

OFF-ROAD

Una de las principales características de las motos para off-road es la ligereza, por lo que los cascos deben abonar en ese sentido. Si practicas motocoss o enduro, necesitas un casco ligero que puedas utilizar en cualquier camino con una estética agresiva.

Su protección es la de un casco integral y cuentan con el agregado del parasol. El problema es que la mayoría no cuenta con visera, por lo que es necesario utilizar goggles que protejan los ojos de la tierra, el agua y las piedras, que abundan en las aventuras fuera de la carretera.

TRIAL

Las competencias trial se llevan a cabo en terrenos muy duros, que incluyen grandes rocas por las que los pilotos suben y bajan mientras hacen acrobacias. Por eso, el nivel de protección de la cabeza es muy elevado. Su uso está recomendado para competidores y suelen ser más caros. Tampoco cuentan con viseras, porque la naturaleza de las competencias no las demanda, y también dejan el rostro al descubierto.

TRAIL

Hechos para el motociclismo de aventura, combinan la protección de los cascos integrales y la ligereza de los de off-road. Cuentan con mentonera para proteger el rostro y al mismo tiempo darle ventilación, y visera, para desviar polvo, agua, viento o piedras. El inconveniente es que, al tener partes abiertas, resultan muy ruidosos, lo que puede ser incómodo después de un tiempo.

DUAL

Ofrecen todas las ventajas de los cascos trail, pero en lugar de mentonera ofrecen la protección de los cascos integrales, y también cuentan con parasol. Estos cascos son ideales para pilotos que buscan una estética más deportiva en sus equipos de protección.

El inconveniente de este tipo de cascos y de los que tienen parasol es que, a cierta velocidad, resultan poco aerodinámicos y una ráfaga de viento puede mover tu cabeza hacia atrás, como cuando el aire vuela tu gorra, pero sin que te la quite.

Ahora que conoces todos los cascos, te recomendamos que revises que tenga certificado. Las certificaciones más reconocidas en el mundo son DOT, Snell y ECE. Puedes revisarlas en la parte posterior, a la altura de la nuca.

Otro aspecto importante es que elijas la talla correcta, la cual puedes averiguar al medir tu cabeza por la parte de arriba de las orejas.

Comments are closed.

X