Aprende a estacionar tu moto: Repsol Honda te dice cómo

Las motos presentan muchas ventajas sobre otros vehículos en cuestión de comodidad y espacio, pero aparcarlas no siempre es fácil aunque lo parezca.

Nuestros amigos de Repsol Honda nos brindan algunos consejos que ayudarán a encontrar los espacios adecuados para estacionar tu máquina sin molestar a otros.

Cada ciudad tiene su propia normativa en cuanto a espacios para aparcar y es importante conocer la legislación específica de la tuya.

Si hay espacios de uso exclusivo para motos, son los primeros a elegir. Aparcar en un espacio para autos cuando tenemos uno para motos a un lado es una necedad, pero sucede.

En muchas ciudades de México está permitido estacionar vehículos de dos ruedas en paseos, andenes y aceras, siempre y cuando tengan una anchura superior a los 3 metros y no estén pintados con línea amarilla o roja.

¿Cómo colocar la moto?

Aunque es algo que no suele estar en las reglas de tránsito, lo usual es que se exija aparcar en paralelo al borde y lo más pegado posible a éste, siempre y cuando no haya indicaciones que lo prohíban.

Sepárala de la pared

Está prohibido aparcar tu moto pegada a la pared, ya que es una zona de tránsito de peatones, a quienes les cortarías el paso.

Nunca en doble fila

No importa lo ancha que sea la acera o lo terco que seas, hacer resto te traerá una multa.

No la ates al mobiliario urbano

Los árboles, farolas o postes no pueden ser utilizados como apoyo, porque es ilegal. Puedes estacionarte junto a un árbol, pero no ponerle cadena o candado porque es motivo de multa.

Aceras anchas

Sobre aceras anchas, de 6 metros en adelante, generalmente se permite aparcar las motos en semibatería porque no afecta a los peatones. Si no molestas a nadie, todo bien. Si la acera es estrecha, no podrás poner tu moto sobre ella porque estorbarás el paso de los peatones y te ganarás una multa.

Zonas reservadas

Las zonas reservadas están pintadas en amarillo o rojo, y bajo ningún concepto pueden usarse para el estacionamiento de motocicletas, ni en domingo. Estas ubicaciones tienen un uso específico, como para conectar mangueras a hidrantes, y no puede ser alterado.

No es una bicicleta

Aunque una bici y una moto tengan la misma cantidad de ruedas, no puedes usarlas como justificación para aparcar tu moto en un espacio designado para bicicletas. Si tienes motor, olvídalo.

El objetivo de las normativas es regular el espacio público para que se haga un buen uso de él. Promover la convivencia entre conductores y peatones es esencial para no generar conflictos entre vecinos, y regular el espacio de aparcamiento para que sea equilibrado entre los diferentes tipos de vehículos.

Seguir las normas evita multas, conflictos y fomenta una buena experiencia como motociclista en la ciudad.

Comments are closed.