BMW patenta un control de tracción predictivo

Muchos fabricantes, en especial los de nivel Premium, mantienen la mira puesta en el desarrollo de sistemas de seguridad activa que ayuden a prevenir accidentes en los vehículos del futuro.

La alemana BMW Motorrad patentó un novedoso sistema de control de tracción predictivo, que analiza la carretera antes de que llegue la moto y estima cuánto agarre estará disponible para modular el control de tracción y los frenos ABS.

El control de tracción llegó a las motos hace unos 10 años, desde el mundo de la competición y para máquinas grandes y potentes. Hoy hasta scooters de 125 cc lo incluyen de serie.

El funcionamiento se explica en una imagen de la patente, que muestra cámaras apuntadas a la carretera desde diferentes ángulos. Las cámaras estarían conectadas a un conjunto central que construirá una imagen 3D en tiempo real.

Con el mapeo y los valores de referencia la configuración de la moto se ajusta antes de que el neumático delantero toque el terreno analizado. El sistema incluirá sensores acústicos que identificarían rápidamente la pérdida de agarre en el tren delantero.

La unidad de control también recibirá parámetros en tiempo real como la presión de los neumáticos, la velocidad, el porcentaje de apertura del acelerador, el par motor, el ángulo de dirección y de inclinación, y la fuerza  frenado.

Este sistema revolucionario minimizará las posibilidades de caída por fallas en la conducción o por las condiciones de la carretera.

Como ocurre con la mayoría de las patentes, la llegada a motos de producción es incierta, pero cualquier sistema que vele por la seguridad de los motoristas será bienvenido.