BMW R1200R 2015|Cuando el bóxer ruge

El embrague es multidisco (bañado en aceite) para una caja de cambios de seis velocidades y que acaba en una transmisión por cardán, que además equipa en la suspensión trasera el sistema Paralever EVO de BMW. Como elemento opcional se puede instalar un asistente al cambio que permite modificar sin necesidad de apretar el clutch, ni siquiera dejar de dar gas. La moto también está dotada del sistema de control automático de la estabilidad (ASC) para aumentar la seguridad al acelerar.

La nueva R1200R incluye de serie dos modos de conducción (Rain y Road) con los que la moto responde a la manera de pilotar de quien la maneja. Estos modos pueden aumentarse con otras dos opciones (Dynamic y User), que también incluye el sistema de control dinámico de la tracción (DTC) con detección del ángulo de inclinación. En la prueba de manejo, con un frío considerable y lluvia, la moto respondió a cada uno de nuestros requerimientos como se espera de una BMW, sin notar estridencias en el manejo y haciéndose ligera aún con 231 kilos de peso en vacío.

AM4_8461Las suspensiones, que vienen marcadas por la imponente horquilla delantera (140 mm), despliegan un excelente rendimiento en carretera. La trasera (también de 140 mm) se basa en un basculante monobrazo de aluminio fundido con sistema Paralever, amortiguador WAD y una precarga del muelle ajustable hidráulicamente en forma continua desde un mando manual con rebote ajustable mediante mando. Las cualidades dinámicas de la R1200R aumentan con el sistema ESA de regulación electrónica de la suspensión, disponible como opción aparte al modelo de serie.

En el apartado de los frenos, destaca el ABS de fábrica y su alto rendimiento. En la parte delantera son de dos pinzas de cuatro bombas sobre un disco de 320 mm de diámetro. Atrás, el freno es de 275 mm de diámetro y la pinza es de doble bomba. Los rines son ambos de 17 pulgadas de diámetro y están fabricados en aleación ligera.

X