Realiza una búsqueda en las noticias:

Buque Insignia: KTM 1290 Super Adventure 2015

Click para ver imagen completa

 

En breve:
¿Cómo es su aspecto? Ofrece una imagen imponente que, en marcha, es dócil y segura gracias a que viene equipada con la última tecnología para facilitar su manejo. No le falta detalle.

¿Cómo funciona su suspensión semi-activa? Uno de los brazos de la horquilla delantera hace el trabajo de una suspensión, mientras el otro ‘lee’ el terreno. Aparte del mapeo, la suspensión va ayudando a ajustar la dureza de la misma.

¿Es una moto apta para cualquier piloto? Sin duda, no. No es la moto de entrada al segmento, sino una purasangre para personas con experiencia que quieren subir al tope de la gama KTM. 

Pocas veces tenemos la oportunidad de probar una motocicleta tan completa como la que en Revista Moto hemos podido experimentar en la Ciudad de México. Se trata de la 1290 Super Adventure o, lo que es lo mismo: la joya de la corona de la marca europea KTM que, parece dar un aviso a la competencia reclamando su lugar de privilegio en el mundo de las maxi trails, el buque insignia de KTM.

2015-KTM-1290-Super-Adventure4

Con este modelo, la firma naranja completa la renovación de uno de sus segmentos más cuidados con cuatro modelos muy específicos para cada tipo de conductor.

De entrada hay que dar un vistazo a su ficha técnica que deja entrever una potencia y unas prestaciones impresionantes que podrían parecer excesivas teniendo en cuenta los modelos que tiene por debajo (la 1050 o la 1190), que ya vienen muy bien dotados. Pero no es así. Cada aspecto (por superlativo que parezca) puede aprovecharse y disfrutarse. Eso sí, no por cualquiera, porque esta moto no es adecuada para cualquiera.

Entre los factores limitantes nos encontraremos, desde luego, la talla (875 mm de altura del asiento), pues dentro de lo que cabe, un piloto de talla mediana no tiene problemas para domarla siempre que cuente –eso sí– con la experiencia y el manejo previo que requiere acercarse siquiera a una moto de este tipo, que impresiona con sólo verla. Así pues, absténganse novatos.

Potencia excelsa

Con una base en el 1190, el motor de esta KTM es un bicilíndrico DOHC en V a 75 grados, de cuatro tiempos y refrigeración líquida. Con 1,301 cc y 160 CV de potencia máxima, este motor hace latir esta moto de un modo inigualable. En el diseño se han tomado los cilindros, pistones y bielas de la 1290 Super Duke R para unirlos a la nueva culata y árbol de levas y multiplicar sus prestaciones.

El resultado no se hace esperar y desde que prendemos la moto el sonido nos acompaña de manera sosegada y sin estridencias, pero algo nos dice que esa aparente calma no es más que el preludio de lo que puede suceder cuando de verdad necesitemos furia.

La relación de cambios con 6 velocidades bien espaciadas en la 1290 Super Adventure cuenta con una sexta velocidad súper larga, tipo overdrive que  permite ahorrar combustible y aporta confort para los desplazamientos técnicos por carretera o las largas distancias a alta velocidad por autopista. Bajos mantenimientos (cada 15,000 kilómetros) y un depósito de combustible con capacidad para 30 litros multiplican la diversión y seguridad de quien la conduce.

Esta KTM dispone de cuatro modos de conducción. En los modos Rain y Off Road la potencia se limita a 100 CV, mientras que en Sport y Street se alcanzan los 160 CV a 8,750 rpm y 140 Nm a 6,750 rpm, con una entrega menos directa en modo Street. Hasta conseguir sacar el máximo partido a cada uno de ellos la moto exige cierto rodaje, pero nada fuera de lo habitual, ni nada que no merezca la pena dado el rendimiento superior que puede proporcionar si se llega a conocer a fondo los secretos de cada uno.

Uno a uno, las diferencias son notables. Y cuando se llega al modo Sport, se siente la respuesta del motor con sólo insinuarle que necesitas acelerar. Lo que permanece inmutable es el buen desempeño de este conjunto de respuesta poderosa en cualquier franja del par motor (ralentí incluido), destacando el buen comportamiento ausente de fatiga cuando la moto va cargada.

Suspensión semi-activa

Uno de los aspectos más destacados de la 1290 Super Adventure es la suspensión semi-activa WP que, obliga a trabajar al conjunto en todo momento para que la moto se mantenga siempre en la posición idónea aún cuando se trata de frenadas de emergencias o aceleraciones extremas. En la parte delantera uno de los brazos se encarga de hacer el trabajo como tal de una suspensión, mientras el otro ‘lee’ el terreno, por lo que, aparte del mapeo, la suspensión te va ayudando a ajustar la dureza de la misma. La precarga también es regulable (ha de hacerse con la moto parada) en 4 variantes dependiendo de la carga.

Circulando por carreteras la Super Adventure se muestra ágil y aplomada para ser una moto voluminosa (249 kilos con líquidos) que se vuelve excesiva para un uso rutinario en ciudad. En pista y en vías abiertas es otro cantar y a medida que nos familiarizamos con la tecnología que incorpora vamos ganando confianza y por ende, al hacerse más fluido el paseo es igual a más diversión.

Más seguridad

Por ejemplo, el HHC (control de parada en pendiente) evitará que la moto ruede hacia atrás accidentalmente, de manera que en el tiempo en el que soltamos el embrague la moto se frenará momentáneamente para dar seguridad a la maniobra.

Por su parte, el control de tracción de motocicleta regula la entrega de potencia teniendo en cuenta el ángulo de inclinación y garantiza una tracción deportiva pero completamente controlable sobre cualquier superficie. Otro elemento con el que cuenta esta KTM es el regulador antirrebote del motor que funciona de manera coordinada con el sistema ride-by-wire para evitar que la potencia de la rueda trasera se descontrole a la hora de bajar velocidades con altas revoluciones por minuto.

Para completar el apartado de seguridad, en lo que a frenos se refiere, KTM se apoya en Brembo y en Bosch. Así, la 1290 equipa en la parte delantera dos discos (320 mm) con pinzas de cuatro émbolos atornilladas en sentido radial, mientras que en la parte trasera es monodisco de 267 mm con pinza de freno de dos émbolos. El tacto es progresivo y el ABS siempre entra a tiempo y sólo cuando se necesita para enfatizar la sensación de estabilidad y control que desprende este modelo en el que la desaceleración es siempre segura.

Aún poniéndola en pendiente, la KTM 1290 Super Adventure ‘esconde’ su peso y su volumen en las curvas, permitiendo al piloto inclinaciones poco comunes en modelos de estas características. La salida de curva es rápida y la posición se corrige con suavidad. En estos momentos también se agradece el trabajo de los neumáticos con los que viene equipada. Y un gadget más: el sistema de monitorización de neumáticos, que avisará mediante un testigo de la pérdida de presión.

Estéticamente no le falta detalle. La combinación de colores es muy llamativa y los materiales resistentes. El cuadro de instrumentos se articula a través de dos pantallas LCD, una central y permanente (con velocímetro y tacómetro, y avisador de marcha configurable), y otra pantalla LCD a la izquierda con funciones ajustables.

Además, cuenta con accesorios como calefactor de puños y asiento, parabrisas ajustable (no en marcha), y unos faros auxiliares de LED que llaman la atención, ya que estos están apagados pero van encendiendo en tres niveles según el grado de inclinación, y así se ilumina el camino como se requiere. Tan bueno es su funcionamiento que echamos de menos que se pudieran dejar encendidos para situaciones de manejo en campo abierto donde se requiere más luz.

En general, la KTM 1290 Super Adventure nos deja un muy buen sabor de boca en su manejo como en su estética, que no deja de ser innovadora todo el tiempo y lo que más sorprende es su electrónica, tecnología que viene a revolucionar el mercado mexicano y a generar pilotos de verdad, con grandes aventuras y mejores historias.

1290_Super_Adv_li_vo

Datos Técnicos

Motor – bicilíndrico, 4 tiempos, disposición en V a 75° Refrigeración por líquido

  Diámetro – 108  mm

  Carrera – 71 mm

  Desplazamiento – 1,301 cc

  Potencia* – 118 kW (160 HP) @ 8,750 rpm

  Relación de compresión – 13,1:1

  Sistema de lubricación – Lubricación a presión con 3 bombas Eaton

• Tipo encendido – Eléctrico

  Embrague – Deslizante PASC™, operado hidráulicamente

  Transmisión – 6 velocidades

  Chasis – Cuadro reticulado de acero-cromo-molibdeno, recubierto de polvo

  Suspensión delantera – Horquilla invertida WP -USD- de ø 48 mm. 200 mm de recorrido

  Suspensión trasera – Monoamortiguador WP PDS. 200 mm de recorrido

  Frenos delanteros – Freno de dos discos Brembo (320 mm de diámetro) con pinzas de cuatro émbolos atornilladas en sentido radial.

  Frenos traseros – Freno monodisco Brembo de 267 mm de diámetro con pinza del freno de dos émbolos, disco de freno con apoyo fijo

  Llanta delantera – Ruedas con radios de alambre y rines de aluminio sin cámara 2.50 x 21” y neumático 120/70 R19

  Llanta trasera – Ruedas con radios de alambre y rines de aluminio sin cámara 4.50 x 18” y neumático 170/60 R17

DIMENSIONES Y PESO

  Alto libre – 220 mm

  Distancia entre ejes – 1,560 mm

  Distancia al piso – 220 mm

  Altura del asiento – 860 mm

  Peso seco – 229 kg

  Peso neto – 249 kg

  Tanque gasolina incluida reserva – 30 Lts

  Reserva – 4 Lts.

PRECIO: $324,900 pesos