Can-Am Maverick X ds 1000 Turbo 2016: Imparable

Click para ver imagen completa

 

En breve:
 ¿En qué facetas ha mejorado respecto al modelo anterior? Cada vez es más completo. El diseño es más deportivo y su mecánica ha sido mejorada para incrementar sus capacidades y hacerlo, a la vez, más eficiente en el consumo de combustible.

¿Cómo es su ergonomía? Este Maverick es bastante cómodo. Esta pensado para manejarlo sin esfuerzo en trayectos largos. Los asientos son muy confortables, el interior amplio y otorga un gran rango de visibilidad al piloto.

¿Cómo funciona la dirección asistida de tres modos (DPS)? Permite configurar el nivel de asistencia en la dirección en tres niveles para adecuarse al terreno, al régimen de manejo y a la velocidad.

En la reciente edición de la Ruta Vallarta (RV17), realizamos aproximadamente la mitad del trayecto a los mandos del nuevo Maverick X ds Turbo 2016, el vehículo más innovador de Can-Am que nos dejó impresionados por su comodidad y su capacidad de respuesta en las situaciones más rudas. Tal fue el nivel demostrado por este UTV, que no perdimos la oportunidad de llevar a cabo una Prueba Activa en la pista Tala Race Park, en el estado de Jalisco, cuyas instalaciones nos sirvieron para comprobar cuestiones más específicas de este sorprendente vehículo, sometido a duras condiciones de calor y altura.

Como nuestros lectores ya conocen, el rendimiento demostrado por el X ds Turbo en la RV17 fue asombroso. De hecho, una de las cosas que nos animó a desarrollar este reportaje fue la conclusión a la que llegamos cuando, una vez, concluida la ruta, medimos nuestros tiempos. Fue muy grato comprobar cómo, casi sin darnos cuenta, hemos aumentado exponencialmente la velocidad en nuestros trayectos gracias a la innegable evolución de los vehículos top que van desarrollando las marcas líderes del sector. Si antes una velocidad de 50 kilómetros por hora nos parecía elevada (por tratarse de rutas técnicas Off Road), ahora es fácil llegar s los 90 km/h por los mismos recorridos.

Y es que la creciente demanda de potencia no ha pasado inadvertida para las grandes firmas. Can-Am ha recogido el envite, y ha lanzado una línea que desborda fuerza para satisfacer a los pilotos más ávidos de emociones, equipando al Maverick con el propulsor más potente de sus UTV’s, un viejo conocido Rotax 1000R, que ve su rendimiento muy renovado gracias al primer turbocargador instalado de fábrica de la industria, el Maverick X ds es capaz de entregar 131 HP de fuerza total. No debemos perder de vista el peso del UTV que, en seco, no llega a los 635 kilos para empezar a darnos cuenta de la capacidad de respuesta de este bicilíndrico en V de 976 cc turboalimentado con pistones forjados, refrigerado por líquido con intercooler integrado y filtro de aire Donaldson de alto desempeño.

EV9A9924

Una de las cuestiones más interesantes de este turbopropulsor, más allá de la propia explosividad que demuestra en acción, es que no necesita calentamiento previo. Sólo encendemos el vehículo y ya está listo, y para la mejor ventilación del turbo (especialmente en tramos de velocidad bajos) monta un intercooler aire-aire con ventilador incorporado para mantener el flujo del aire enfriado al propulsor.

La válvula de descarga de control electrónico ajusta de forma automática la presión de la sobrealimentación para conseguir un rendimiento óptimo. Can-Am puso el límite en una altitud de 1,524 metros, sin embargo en la Prueba Activa de Revista Moto esta altitud se superó sin contratiempo alguno. Con vistas a mantener la presión añadida en el motor, el Maverick tiene nuevos pistones formados de baja presión de mayor durabilidad.

Como es de esperar, un UTV con turbopropulsor necesita más combustible, es por ello que Can-Am han trabajado para hacer más eficiente el consumo con nuevos inyectores de alta capacidad y el sistema Eco-Mode, que se activa en la consola de mandos para no malgastar los 37.8 litros de gasolina con los que se llena su depósito. En uso, el resultado es una entrega de potencia muy suave y un nivel de ruidos en la cabina (tampoco en el exterior) que no resulta excesiva, como tampoco se transmiten muchas vibraciones durante la prueba.

CONTROL EN LOS MOVIMIENTOS

Afrontar una ruta no sólo requiere potencia; en muchos tramos la precisión es un valor aún más necesario, y de eso el Maverick X ds viene sobrado, gracias a la dirección asistida dinámica de tres modos (DPS). Aunque requiere cierta costumbre, el sistema funciona sin problemas, y ofrece tres niveles de asistencia en la dirección ajustable, la cual puede adaptarse al terreno mientras, a su vez, reduce los golpes en la dirección. El nivel de asistencia varía en función de la velocidad del vehículo a fin de ajustar el esfuerzo de la dirección a un estado cómodo y trasmite muy buenas sensaciones en los terrenos más técnicos, donde ayuda considerablemente.

El dinamismo es otra de las notas fundamentales de este biplaza que equipa unas suspensiones delanteras en Brazo A doble de 38.1 cm de recorrido y amortiguadores Fox 2.5 Podium RC2 con depósito externo piggyback, con ajustes de compresión para dos velocidades, rebote y precarga de resorte de doble acción. La novedad más destacada la encontramos en la parte trasera, donde se confía la suspensión a trapecios oscilantes torsionales (TTA) de 40.6 cm de recorrido que absorben más y trabajan mejor en consonancia con las llantas. Son más ligeros y funcionan mucho mejor en los cambios bruscos de dirección. Los amortiguadores presentan compresión de velocidad doble (DSC), rebote y muelle de doble acción con precarga ilimitada; los traseros tienen control de tope sensible a la posición y un ajuste de compresión del amortiguador para afrontar los baches de más tamaño.

Para compensar los esfuerzos ante situaciones al límite, el Maverick se apoya en un chasis rediseñado con mayor distancia entre ejes (223.5 cm) debido al aumento de tamaño de la parte trasera (9.4 cm) que, sin embargo, mantiene muy buen radio de giro.

Los rines tienen bloqueo de talón para proteger los montajes en aceleraciones fuertes o en curvas rápidas, y los neumáticos los firma Maxxis Bighorn 2.0 de 28 pulgadas, seis capas y un patrón de banda de rodamiento no direccional que se ajustan a diferentes tipos de terreno.

El comportamiento de los frenos es el correcto. En la parte delantera instala frenos de disco ventilados de 220 mm de diámetro con pinzas hidráulicas de doble pistón, detrás la medidad de los discos dobles baja hasta los 214 mm, las pinzas hidráulicas son de pistón sencillo y las lineas de los frenos son de metal para uso rudo. El comportamiento del UTV en los derrapes es divertido y la tracción (especialmente la delantera) siempre se muestra dispuesta a ayudar, dando muestras de un alto desempeño; beneficia que la altura del vehículo, desde los bajos al piso, es muy adecuada (33 cm). El Maverick posee un sistema de respuesta rápida (QRS), CVT con flujo de aire elevado como parte de una transmisión muy fiable (2WD / 4WD seleccionable con diferencial delantero de bloqueo automático Visco-Lok QE).

INTERIORES MÁS CÓMODOS

El Maverick goza de una ergonomía excelente que se ha basado en hacer la conducción más cómoda para el piloto sin olvidar al acompañante. Y es que el diseño y el confort se dan la mano para ofrecer las mejores prestaciones para ofrecer mejor visibilidad, una postura relajada y una consola central muy bien pensada que, hará que accionar cualquier botón o comprobar el dato requerido sea una acción inmediata que no te quitará el ojo de la ruta.

Igualmente, se han cuidado los diseños interiores, con detalles que siguen la línea de colores del vehículo (en nuestro caso azul y plata), con incrustaciones de estos llamativos colores en rines, resortes, asientos e interior del vehículo para mayor contraste.

La posición de manejo es la adecuada, y hay detalles como el acelerador ride by wire que se agradecen mucho cuando el tramo es agitado, pues permite al piloto rectificar un pequeño error en el acelerador causado por un movimiento involuntario. Precisamente la posición del pie derecho, que hay que abrir un poco a la derecha, es quizás lo menos logrado, pues tiende a ser cansado en trayectos largos. Asientos y volantes se pueden regular en altura y sus terminaciones son muy buenas.

EV9A9894

La iluminación de los cuatro proyectores de 60 vatios es muy correcta aunque en circunstancias de mucha oscuridad es posible que se pueda echar de menos algo de luz, nada que no arregle la barra de delantera frontal que Can-Am ofrece como parte de una larga lista de accesorios con los que se puede equipar el Maverick (parabrisas de media altura, techo y puertas deportivas de aluminio, entre otras). Como es habitual, equipa de serie la preconexión para el whinch y deslisador de rocas en la parte delantera.

Datos técnicos 

Tipo de motor: Motor bicilíndrico en V Rotax de 976 cc y 131 HP turboalimentado con pistones forjados,

Transmisión: Sistema de respuesta rápida (QRS), CVT con flujo de aire elevado, L / H / N / R / P

Depósito de gasolina: 10 gal. (37.8 L)

Suspensión delantera: Brazo A doble 15 pulgadas (38.1 cm) de recorrido

Suspensión trasera: Suspensión trasera independiente con brazos A de remolque torsional (TTA) y con barra estabilizadora 16 plg. (40.6 cm) de recorrido

Rines: Aluminio fundido negro de 14 pulgadas

Neumáticos: Delanteros: Maxxis Bighorn 2.0 28 x 9 x 14 plg. (71.1 x 22.9 x 35.6 cm) Traseros: Maxxis Bighorn 2.0 28 x 11 x 14 plg. (71.1 x 27.9 x 35.6 cm)

Freno delantero: Frenos de disco ventilados dobles de 220 mm con pinzas hidráulicas de doble pistón

Freno trasero: Frenos de disco ventilados dobles de 214 mm con pinzas hidráulicas de pistón sencillo

Peso: 121 Kg

Precio: Desde 319,00 pesos

X