Can-Am Ryker Rally Edition

Radical y divertido

La evolución de los Spyder ya está en México de la mano de Can-Am, que ha puesto toda su tecnología y experiencia en el nuevo roadster de tres ruedas que te sorprenderá

(En breve)
¿Qué es lo que más llama la atención en este modelo?
La evolución que la propia marca hace de los Spyder en términos de diseño y tecnología. Además del alto nivel de acabados.

¿Cómo es su motor?

El tricilíndrico Rotax 900 ACE está refrigerado por líquido, cuenta con inyección electrónica de combustible y control electrónico del acelerador. Es un propulsor muy probado y refinado que ofrece todo cuanto un vehículo de estas características necesita para enamorar a su propietario.

¿Para qué tipo de público se recomienda?
Para aquellas personas que buscan una experiencia de manejo diferente. Por sus características, se trata de un vehículo seguro y estable que bien podría ser una primera motocicleta. Su diseño innovador seguro atraerá las miradas de los más jóvenes.

La evolución según Can-Am es abundar en la mejora en diseño y prestaciones de sus nuevos productos tomando como referencia la experiencia que proporcionan sus propias creaciones. Así lo demuestra el nuevo Ryker 2019, un vehículo de tres ruedas (dos delante y una detrás) que sigue la estela de los poderosos Spyder, que ya cuentan con más de diez años en el mercado y muchos adeptos.

 

Sin embargo, los Spyder se han encontrado con un obstáculo en el camino: al ser un vehículo 100% premium su precio no es tan asequible para muchos bolsillos. Por eso Can-Am ha buscado con el Ryker llegar a esos potenciales clientes que se quedaron con las ganas de un roadster. Este segmento lo componen, principalmente, jóvenes atraídos por este estilo de manejo y para ellos el Ryker reúne tres atributos principales: un precio más contenido, muchas posibilidades de personalización para que cada Ryker sea una pieza única… y diversión, mucha diversión.

En Revista Moto le hemos seguido la pista muy de cerca al Ryker, lográndolo ver en diferentes salones internacionales. Pero mejor aún, conseguimos probarlo por primera vez en la presentación nacional que Can-Am hizo para los medios de comunicación en el Kartódromo de Huixquilucan, en el Estado de México y, ahora gracias a Motomar Guadalajara, lo tuvimos en nuestras manos por varios días para realizar esta Prueba Activa y compartir con ustedes, nuestros lectores, nuestras impresiones. La versión que probamos es la tope de gama: el Can-Am Ryker Rally Edition.

 

 

 

 

 

De entrada, lo primero que llama la atención de este modelo es su diseño atrevido y radical, con el que un público joven se sentirá identificado con un modelo base donde impera el color negro. Líneas futuristas y buenos acabados para un vehículo bajo que promete estabilidad y también emociones fuertes. Uno de los aspectos interesantes tiene que ver con la estabilidad y la seguridad con la que la marca insiste (como gancho para atraer a clientes que aún perciben cierto miedo en estos vehículos). De nuestra prueba podemos adelantar que el Ryker es un modelo muy sencillo de manejar y que bien podría ser la puerta de entrada al mundo motociclista para cualquiera.

Cabe recordar que la transmisión es automática (CVT), con lo que prácticamente sólo hay que acelerar y frenar; la transmisión final se realiza por cardan. También integra el sistema VSS que maximiza la estabilidad del vehículo en todo tipo de circunstancias. El chasis en “Y”, con dos ruedas delanteras con dirección y la trasera donde se sitúa la tracción, es uno de estos elementos que hacen que el piloto sienta más control en todo momento. Por si fuera poco, el sistema UFIT proporciona que la persona que pilota pueda ajustar piezas clave para disponerlas según su talla y sus preferencias de manejo sin necesidad de emplear herramientas: empuñaduras, manubrio y estribos se pueden colocar según las preferencias de cada uno.

Y si hablamos de personalización es obligado referirse al extensísimo catálogo de productos oficiales con los que la marca pretende que no haya dos vehículos iguales. Las opciones son de lo más variadas (quizás la más popular sea el asiento trasero, que permite disfrutar del Ryker en compañía), pero todas tienen algo en común: un precio contenido con el que se puede, poco a poco, ir modificando este roadster al gusto. También es posible elegir los colores de la parte superior de la carrocería.

 

Tricilíndrico eficaz

Can-Am confía en sus motores Rotax para su nueva incursión en el mundo de las tres ruedas. Con una eficacia más que probada y características muy interesantes, la firma canadiense ofrece dos motorizaciones: un bicilíndrico de 600 cc o un tricilíndrico de 900 cc que tienen precios de partida que van desde $189,900 pesos en el caso de la versión de 600 cc y de $239,900 para la Rally Edition.

La unidad que probamos en Revista Moto fue, como se ha referido, la tope de gama, por lo que disfrutamos de 82 hp y 76 Nm de par motor asociados a una caja de cambios automática. Así, el Rotax 900 ACE de tres cilindros en línea está refrigerado por líquido, cuenta con inyección electrónica de combustible y control electrónico del acelerador.

La optimización del recurso del acelerador es una característica muy destacada del Ryker, que alcanza grandes cotas de fuerza, aceleración, torque y recuperación. La salida es muy interesante, incluso podemos constatar que, en parado, puede llegar a ‘quemar caucho’ si se exige. En marcha la aceleración se vuelve más progresiva, con mucha energía que proviene de la transmisión para sacar toda la potencia.

 

Esta es la opción más versátil, pues aparte de más poder, el Ryker 900 Rally Edition dispone de un equipo de suspensiones ajustables de mayor calidad y algo más de recorrido, llantas tipo rally para alternar carretera y terracería, un poder de carga superior al modelo base y varios elementos adicionales que vienen de serie como los protectores de manos. Sin embargo, conviene destacar que el tránsito por caminos debe hacerse con precaución y siempre teniendo en cuenta que el firme esté en buenas condiciones, pues el Ryker no es específicamente un vehículo para hacer Off Road extremo.

En ciudad el comportamiento es bueno, con buena aceleración en parado y agilidad suficiente como para afrontar trayectos por calles y avenidas no tan congestionadas. En carretera es donde saca lo mejor de sí, con una velocidad punta muy interesante y todas las comodidades que proporcionan sus sistemas electrónicos, como los tres modos de manejo.

Un aspecto que conviene recalcar es el comportamiento en curvas. Para los lectores que hayan podido probarlo, podemos decir que el Ryker se comporta de un modo muy similar a los Spyder. Si bien una curva a velocidad baja o media es muy sencilla de afrontar, hacerlo a altas velocidades requiere aprendizaje debido a las características del vehículo, que exige entender la propia torsión a través del chasis y la suspensión. Dado que el centro de gravedad es bajo y la distancia entre ejes, corta y la ayuda del control electrónico de estabilidad, el nivel de seguridad que transmite es excepcional a la hora de tomar las curvas.

 

 

En el apartado de suspensiones el equipo lo firma KYB, con una doble horquilla delantera con ajuste de precarga y 162 mm de carrera; mientras que en la parte trasera trabaja un brazo basculante de 175 mm de recorrido con amortiguación de compresión ajustable en 4 posiciones, depósito remoto y ajuste de precarga. El taraje de las suspensiones es bueno, quizás algo suave en ciudad, pero perfecto en carretera para ofrecer estabilidad y precisión en el manejo.

Los frenos son de última generación y notamos que Can-Am ha vuelto a hacer un buen trabajo en estos componentes clave. Además de un sistema ABS no tan intrusivo, el sistema de frenos progresivo calcula la acción adecuada para cada llanta y hace actuar a los discos delanteros (270 mm con pinzas flotantes Nissin de 2 pistones) o al trasero (disco de 220 mm con pinza flotante Nissin de 1 pistón) en función del momento. Sí es importante reseñar que, a la hora de activar el pedal de freno, notamos que su posición no es la mejor, pues se encuentra demasiado cerca de los plásticos.

La ergonomía nos pareció muy acertada, con un manubrio elevado que se puede recolocar con la misma facilidad con la que se ajusta el de una bicicleta. Los pies quedan al frente en una buena posición y los brazos no van tan forzados. Entre los elementos adicionales que presentaba nuestra unidad de prueba apreciamos la utilidad de la cúpula protectora, que cubre la acción del viento en el rostro.

 

 

FICHA TÉCNICA CAN-AM RYKER RALLY EDITION
MOTOR
Tipo: Rotax 900 ACE de 3 cilindros en línea, refrigerado por líquido con inyección electrónica de combustible y control electrónico del acelerador
Diámetro x Carrera: 74 mm x 69.7 mm
Potencia: 77 hp a 7,100 rpm
Par motor: 56 Nm a 6,300 rpm
TRANSMISIÓN
Tipo: Automática CVT con marcha atrás
CHASIS, SUSPENSIONES Y FRENOS
Chasis: N/D
Suspensión delantera: Doble horquilla HPG KYB con ajuste de precarga de 36 mm con 162 mm
Suspensión trasera: Varios eslabones – un brazo basculante HPG KYB con amortiguación de compresión ajustable en 4 posiciones, depósito remoto y ajuste de precarga 40 mm con 175 mm
Sistema de distribución electrónica de freno: Freno hidráulico, accionamiento a pedal en las tres ruedas
Frenos delanteros: Discos de 270 mm con pinzas flotantes Nissin de 2 pistones
Freno trasero: Disco de 220 mm con pinza flotante Nissin de 1 pistón
Freno de estacionamiento: Bloqueo de estacionamiento
Neumáticos delanteros: MC 145/60R16 66T
Neumático trasero: MC 205/55R15 81T
Rines delanteros: de aluminio de 5 rayos carbón black, maquinados de 406 x 114 mm
Rin trasero: de aluminio de 5 rayos carbón black, maquinados de 381 mm x 165 mm
DIMENSIONES Y PESOS
Largo: 2,352 mm
Ancho: 1,509 mm
Alto: 1,062 mm
Distancia entre ejes: 1,709 mm
Altura del asiento: 615 mm
Altura del chasis al suelo: 112 mm
Peso en seco: 285 kg
COLORES: Intense Black, Army Green, Carbon Black, Electric Yellow, Haze Blue, Heritage White, Inmortal White, Liquid Steel, Midnight Red, Orange Blaze, Yellow Shock, Adrenaline Red, Negro Rubi, Camuflaje Urbano y Verde Supersónico
PRECIO DESDE: $229,900 pesos
X