Realiza una búsqueda en las noticias:

Carabela: hechos clave, su final y relanzamiento

Carabela es una marca mexicana que junto con ISLO, dominaron por décadas el mercado de motos en México. Proviene de un grupo industrial dedicado a la fabricación de productos metálicos en los años sesenta, el corporativo era dirigido por los hermanos Hessel y tuvo en Acermex una de sus principales empresas, la cual fabricaba bicicletas y comenzaría en 1957 su incursión en el mercado de las motocicletas hasta dar vida en 1964 a la marca Carabela.

Aunque fueron varios los factores por los que se logró la marca, un actor importante para su desarrollo fue el señor Remo Vecchi, quien fue comisionado por Acermex para importar a México desde Italia motores que se pudieran usar en las motocicletas diseñadas y fabricadas en territorio mexicano. Carabela aprovechó las condiciones económicas que el entonces presidente Miguel Alemán había suscitado al cerrar las fronteras a la importación de motocicletas, así́ que todo el mercado estaría repartido entre Carabela e Islo.

Así que Vecchi eligió como proveedor de motores a la firma Minarelli; al inicio de su producción, Carabela importaba partes como los carburadores, cigüeñales y pistones de Estados Unidos, Italia, Alemania y Checoslovaquia, también contrataron ingenieros europeos, americanos y asiáticos con quienes se logró la fabricación de la cabeza del motor, las tapas y algunos otros componentes; su primer modelo fue una pequeña motocicleta de 50 cc aunque llegó a producir 12 modelos diferentes destacando el éxito de la Mini 100, que otorgaba calidad y prestaciones, de igual forma, el modelo Cross obtuvo buenos resultados en varias categorías.

EL FINAL Y ACTUALIDAD
La fábrica cerró en 1987 aunque todavía continuó su trabajo en las motopartes unos años más. A finales de dicha década la empresa fue adquirida por el Grupo Alfa de Monterrey, corporativo que comenzó a institucionalizar a Carabela: el cuerpo administrativo creció pero no soportó los nuevos costos de producción reflejados en precios de venta más altos al cliente final; aunado a estos manejos hubo una huelga que terminó con las posibilidades de hacer resurgir la marca.

A principios de los años noventa la empresa se declaró en quiebra y cerró. En el 2001, Moto Road S.A. de C.V., adquirió las marcas Carabela y Moto Islo para hacerlas resurgir en el mercado mexicano con piezas asiáticas.

CARABELA, MODELO DE EXPORTACIÓN
La moto 250 cc para Off Road fue apoda- da la MX5 Motocross, era de cinco veloci- dades y contaba con un bastidor de base dúplex, con unidades de doble suspensión trasera con doble inclinación. La potencia de salida fue de 34 bhp a 8,500 rpm. Se ex- portó a Estados Unidos con un modelo mi- ni-racer de 60 cc, con carenado completo y llantas de aleación que fue utilizado por Carabela para promover en México una se- rie de carreras.

CARABELA 125 CC DE LA ÉPOCA
Estaba diseñada para tener engranajes más fuertes, un pistón mejorado y un conjunto de varillas diferente, placa Motoplat, carburador Mikuni y un cilindro con el que se pretendía proporcionar más de 24 caballos de fuerza.

CARABELA Y SU DOMINIO EN LOS AÑOS 60 Y 70
En México, Carabela y Moto Islo eran los únicos grandes fabricantes de motocicletas y, aunque Yamaha (a finales de los años 60) operó una planta de ensamblaje con su popular moto de 125 cc Street, fue poco competitiva en el mercado mexicano, esto aunado a ciertas circunstancias que les favorecían a los locales, la llevó a retirarse. Aquí́ el contexto:

  • Desde 1960 era ilegal importar motocicletas en México, esto dejó el mercado libre y sin competencia externa tanto a Carabela como a Islo.
  • La justificación de esta ley era que el mercado no necesitaba más distribuidoras de motocicletas, ya que en Carabela se producía prácticamente todo lo que el país ocupaba. Carabela producía 22 modelos diferentes.
  • Sus ventas anuales eran de 20 mil unidades.
  • Carabela controlaba aproximadamente el 64% de las ventas de motos y la mayoría de ellas eran máquinas de baja cilindrada.
  • Moto Islo tenía el resto del mercado con una producción de ocho modelos diferentes.

EL DATO

  • A la época, Carabela pertenecía a la empresa matriz de nombre Acermex, que dirigía cinco fábricas de las cuales la planta de motocicletas era una de ellas.
  • Acermex importaba sus eléctricos, llantas (D.I.D para motociclistas MX), cigüeñales, varillas y pistones. Todo lo demás estaba hecho en una de sus cinco plantas.
  • Las otras cuatro producían bicicletas, tubos, plásticos y una planta de amortiguadores llamada Gabriel.
  • También organizaba carreras de motos. Un excampeón de carreras de apellido Rojas encabezaba el equipo de carreras de motos de la empresa, y se mantuvo invicto durante nueve años consecutivos en México.
  • ¿Quiénes dirigían Acermeex? Gerente general: Pablo Tortoriello; jefe de Investigación y Desarrollo de Carabela: Carlo Vecchi (italiano)
  • Director de producción de Carabela: Pep Vecchi; Director técnico de todas las fábricas (incluyendo los amortiguadores Gabriel): Remo; Ingeniero de pruebas de los amortiguadores Gabriel: Miroslav Seplavy.