Cinco mitos sobre motos que quizá creíste

Alrededor de las motos se han generado mitos y estereotipos que nada tienen que ver con la realidad. Te presentamos cinco ideas populares que incluso tú pudiste haber creído.

Las motos son peligrosas

Falso. La moto por sí misma no es peligrosa, pero sí lo es un conductor poco preparado o irresponsable. Lo mismo sucede al manejar un auto, andar en bicicleta, correr o caminar. El manejo responsable va desde usar el equipo de protección, hasta respetar las leyes de tránsito, saber controlar la máquina y estar preparado para los imprevistos.

Las motos caras son mejores

Falso. Al pagar más tienes oportunidad de encontrar un mejor producto. Puede que gastes en la marca, el diseño, los accesorios o una edición especial, pero ninguno garantiza una mejor calidad. Si sabes exactamente lo que quieres de una moto, encontrarás una que te lo dé al precio justo.

Las motos chinas son malas

Falso. Aunque el mercado chino, como muchos otros, tiene algunos productos desastrosos, muchas marcas de prestigio confían la producción de algunos de sus modelos a fabricantes de ese país, como BMW, Piaggio, Suzuki, Yamaha y MV Agusta. CF Moto, Zontes, Loncin y Qianjiang, por ejemplo, tienen muy productos muy sobresalientes. Algunas están en México con sus propias marcas u otras como Italika, Keeway, Benelli y Vento.

Los cascos limitan tus sentidos

Falso. Los cascos integrales te permiten una visión de 210 grados, lo mismo que uno de tres cuartos, suficiente para que mires todo a tu alrededor; algunos limitan la visión hacia abajo, donde está el panel de instrumentos, pero la visión debe estar en el camino. También dicen que los cascos no permiten oír el tráfico, pero aunque reducen el sonido ambiental, no lo eliminan.

Entre más potencia, menos seguridad

Falso. La potencia de una superdeportiva puede ser intimidante, pero las motos de este tipo vienen equipadas con elementos que permiten reaccionar con mayor brevedad, así como chasis, ruedas, suspensiones y frenos especiales para la velocidad. Las motos más potentes vienen con ayudas electrónicas para controlar la aceleración, el efecto wheelie, la frenada y la estabilidad en curvas. En lo general, mayor potencia implica mejores herramientas.

¿Conoces algún otro mito?

X