¿Conoces los sistemas de frenado? Aquí te los explicamos

En una moto, la frenada es tan importante como la velocidad.

El equilibrio en una máquina se consigue si su capacidad para acelerar es tan buena como su capacidad para detenerse. Por eso, es importante que tengas en cuenta el sistema de frenos que ofrece la motocicleta que buscas.

El poder de los frenos es parte de las prestaciones que debemos tomar en cuenta en una motocicleta, tan vital como la potencia, el torque y la velocidad máxima, ya que de nada nos sirve ir más rápido si no podemos detener la marcha cuando lo requerimos.

En la parte mecánica, actualmente existen dos tipos de frenos, de tambor y de disco, y dependen de cuestiones como la cilindrada y la potencia. Entre más grande sea la moto, más poder de frenada necesitará.

El sistema de frenos de tambor es muy sencillo, económico y confiable para motos de baja cilindrada. Este tipo de freno es accionado mediante un cable conectado a una protuberancia llamada leva de control, la cual acciona un sistema que ejerce fricción contra las paredes de un tambor en la rueda, lo que provoca que la moto se detenga.

Este sistema es tan confiable y efectivo que tiende a bloquear la rueda, lo cual puede convertirse en un problema. Por ello, es importante que entendamos que la frenada está muy relacionada con el tacto: debes conocer a tu moto para saber con cuánta fuerza accionar la manilla.

Es sistema de frenos de disco es más complejo. Está compuesto por tres piezas: bomba, pinzas y disco. La manilla acciona un pistón ubicado dentro de la bomba que brinda la fuerza hidráulica que acciona los pistones en el interior de las pinzas, las cuales friccionan el disco con unas pastillas y producen la frenada.

Hay motos que tienen dos frenos de tambor, dos frenos de disco, o bien, freno de disco adelante y de tambor atrás.

En la parte electrónica, existen dos sistemas que ayudan a los pilotos en la frenada, CBS y ABS.

El Sistema de Freno Combinado (CBS) detiene cada una de las ruedas de forma independiente, lo que evita que el peso se quede en la delantera y la trasera quede expuesta a un bloqueo.

El CBS hace que, al presionar el freno de una rueda, se envíe un poco de potencia a la otra, para equilibrar la moto y que el frenado sea más efectivo.

El Sistema Anti Bloqueo de Frenos (ABS) trabaja con la premisa de que, por la inercia, una moto puede seguir rodando aunque las ruedas estén paradas. Esta situación es muy peligrosa porque, cuando los frenos se bloquean, la moto sigue avanzando sin que las ruedas giren, lo que provoca que patine, el conductor pierda el control sobre la dirección y todo acabe en un accidente.

El ABS funciona con sensores de revoluciones que se conectan con el sistema electrónico de la moto; estas revoluciones se comparan con la velocidad de la moto y entre ellas mismas, así que, en caso de algún movimiento raro, como la disminución de velocidad de una de las ruedas sin que el conductor reduzca la presión, los sensores envían señales para cambiar la fuerza de frenado. Esto provoca que la rueda siga girando y el piloto mantenga el control hasta detener la marcha.

Existen motos que cuentan con ABS y CBS, o sólo uno de ellos. En el caso del ABS, puede estar en la rueda delantera únicamente o en ambas.

Antes de elegir, asegúrate de que el sistema de frenos esté adecuado a lo que demandan las prestaciones de la moto, porque detenerse es tan importante como avanzar.