Después de perder una pierna, pasaron 27 años para volver a lo que más quería: Rodar en su moto

Porque nunca es tarde para hacer lo que más nos gusta. Tal parece ésta fue la frase que en su momento se grabó en la memoria Óscar Labiaga, motociclista que debido a un accidente que sufrió en 1992 tuvo que dejar de hacer lo que más le apasionaba, rodar en su moto.

Óscar fue arrollado por un conductor ebrio hace 27 años, dejándole como consecuencias la pérdida de una de sus piernas. Sin embargo, su pasión por las motos le ayudó a seguir adelante dedicándose a la mecánica y, especialmente, a la adaptación de motos para personas con movilidad reducida. Aun así, en estos 27 años no había podido volver a disfrutar de pilotar sobre una moto.

Etapa a la cual puso fin tras volverse a subir a una moto, específicamente a una Honda CBR600, durante la celebración del Jarama Racer Explosion 2019, celebrado en el Circuito del Jarama, el pasado 23 de junio.

Meta que logró gracias al apoyo de Midas, piloto de 44 años que lo apoyo en cumplir su sueño y volver a conducir un vehículo de dos ruedas compitiendo en este evento de motos clásicas.

La CBR ha sido adaptada a sus condiciones con un cambio manual, además de contar con los neumáticos ContiSportAttack 3 y ha podido realizar varias vueltas en dos tandas de 20 minutos. Lo que por consecuencia lo hizo ser un ejemplo de superación para muchas otras personas que, como él, tienen dificultades para luchar por sus sueños, demostrándoles que, a pesar de todo, sus metas sí las pueden lograr: “Llevaba mucho tiempo esperando este momento y por fin se ha hecho realidad, es un sueño cumplido que espero que sirva de inspiración para muchas otras personas”.

Ahora Óscar también participa en la cita de Cheste de Motociclismo Paralímpico, con pilotos que han sufrido algún tipo de lesión o enfermedad dejando en claro que de ahora en adelante, no parará de hacer lo que más le gusta: rodar en su moto.

X