¿A dónde miras cuando vas en moto?

Ya sea a pie o en motocicleta, la vista es uno de los sentidos más importantes para nuestra vida diaria, sin embargo, la importancia de este sentido, al estar en la moto, radica no en lo que vemos, sino a donde debemos mirar.

A continuación, te desglosamos un poco más sobre este tema que te ayudará a tener un manejo más seguro.

Cuando vamos en moto, no sólo debemos mirar al frente, a nuestro alrededor y atrás, ocurren muchos factores que pueden influir en nuestro camino.

MIRADA AL FRENTE

No mires la rueda frontal, ni justo enfrente de ella, levanta la cabeza y mira más lejos, este es un principio básico al andar en moto. Hay un dicho que dice que la moto va a donde apuntamos nuestra mirada y es cierto, así que mirar a lo lejos hará que sepas que viene en el camino –baches, vehículos descompuestos, terreno irregular etcétera-  y tendrás tiempo para reaccionar en caso de que debas cambiar tu conducción. Entre más velocidad lleves más lejos debes mirar.

MIRADA PERIFÉRICA

Este tipo de mirada nos permite ver lo que nos rodea sin tener que mirar a esos puntos todo el tiempo. Es una mirada más de conciencia que nos hace saber que se está moviendo a nuestro alrededor, sin dejar de mirar al frente, que es a donde va la moto.

Esta mirada sirve mucho en la ciudad, en donde el motociclista debe ir anticipando si el peatón se va a cruzar, si el vehículo del acotamiento está por ingresar a los carriles centrales, etcétera.

Lograr este sentido de mirada, sin descuidar el mirar al frente, se logra conforme aumenta nuestra experiencia en moto.

MIRADA TRASERA

Esta mirada es parte de la periférica y se hace con los espejos retrovisores, no por nada cuando en Revista Moto hacemos una nota sobre motos que no están homologadas para calle carecen de espejos, este elemento es un requerimiento para poder circular, dejar de mirar al frente para girar la cabeza es como si avanzaras estando ciego.

MIRADA EN CURVA

Ya en su momento te hablamos de como tomar una curva correctamente, y ahí te mencionamos que la mirada en curva debe ir al punto de salida de la misma. Esto hace que se logre un trazo más limpio, pasando por el ápice de la curva en el momento justo. No mires nunca la rueda delantera, dirige la mirada al punto por donde quieres salir.

Recuerda que además de dirigir tu mirada hacia estos puntos, funciones como el control y tener todos tus demás sentidos alerta, harán que evites accidentes, o en su caso no tengan consecuencias graves.

En este punto te queremos mencionar al alcohol que invariablemente reduce la capacidad de nuestros sentidos, tenlo presente a la hora de rodar, sobre todo en estas fiestas decembrinas.

RECIBE GRATIS ESTA Y OTRAS NOTAS RELACIONADAS EN TU CORREO, DANDO CLICK AQUÍ ]

X