Ducati Del Mar al Cielo nos llevó por 1,424 km, de Perla a Perla

Rodar por lugares espectaculares a los mandos de nuestra motocicleta es la mejor experiencia para cualquier motorista, y eso Ducati México lo sabe perfectamente, por lo que a partir de que las restricciones frente a la pandemia del Covid19 disminuyeron un poco, el corporativo mexicano de la firma italiana nos invitó, por cuarto año consecutivo, a vivir la experiencia Ducati Del Mar al Cielo.

Este año la gran aventura la realizamos del 20 al 22 de noviembre, a los mandos de una motocicleta Ducati Hypermotard 950, facilitada por nuestros amigos de la agencia Ducati Guadalajara.

En total, fuimos 80 los entusiastas los que formamos parte de este encuentro, el cual agotó sus registros en tan sólo cinco horas, reuniendo así a pilotos de diferentes partes del país, todos con diferentes modelos de la firma italiana, tales como Multistrada, Scrambler, Supermotard, Panigale V4, Streetfighter, Hypermotard y más.

En nuestro caso, nuestro recorrido fue de 1,424 kilómetros, recorridos a lo largo de toda experiencia que nosotros comenzamos en la ciudad de Guadalajara, Jalisco junto con nuestros amigos de Ducati Guadalajara.

Día 1: Guadalajara-Mazatlán
Nuestro grupo estuvo conformado por 12 pilotos con los que rodamos por 511.6 kilómetros, desde la perla tapatía hasta la perla del pacífico, Mazatlán, Sinaloa.

Tras descansar de nuestro primer día de ruta, por la noche, durante la cena de bienvenida en el hotel sede, Erwin Richter, director de Ducati México nos dio los pormenores de lo que al fin sería nuestra gran ruta Ducati Del Mar al Cielo, originalmente pensada para rodarse de Mazatlán a Durango, pero dado que éste último estado elevó sus contagios de Covid19, la organización optó por rediseñar la ruta, por: Mazatlán-Espinazo del diablo-Mazatlán.

Tras el anunció, Erwin presentó al equipo encargado de realizar con éxito la IV edición del DDMAC 2020, el cual estuvo conformado por Erick Gallardo, instructor y guía; Teresa Saldaña, responsable de Marketing de Ducati México; Alain Denisse, técnico especializado de Ducati México; Carlos Gotes, moto training; Jorge Quiñones, anfitrión y guía oriundo de Mazatlán.

Y como plato fuerte, esa noche los directivos de la marca nos presentaron la nueva Ducati Multistrada 950 S 2021, en su elegante color GP White.

Además de que se realizó la entrega de algunos reconocimientos, entre ellos a Darío de la CDMX; a Benito Guerra; Moisés y su esposa, pilotos que realizaron la ruta desde el punto más lejano (Puebla); Isaac, de Ducati León, y a Mario, de Monterrey, por asistir a las cuatro ediciones de Del Mar al Cielo.

Día 2: Mazatlán-Espinazo-Mazatlán
Los motores se escucharon rugir desde temprana hora de la mañana, pues todos estábamos ansiosos por comenzar a rodar los 453.4 kilómetros pactados para este día.

Así partimos del puerto mazatleco hasta el famoso Espinazo del diablo, lugar en el que hicimos la foto oficial teniendo como marco el muro de la Ruta 666.

Tras ello continuamos hasta llegar a un lugar en el Bosque, justo entre Mazatlán y Durango, llamado La Piramide, donde disfrutamos de una comida.

Más tarde volvimos a tomar camino por la carretera de cuota iniciando nuestro regreso a Mazatlán, haciendo en el inter una parada técnica infaltable en el Puente Baluarte, un lugar con una altura de 402.57 metros y donde los pilotos aprovecharon para tomar una infaltable fotografía del recuerdo.

Ya en Mazatlán, por la noche, tuvimos la cena de despedida en la que se entregaron reconocimientos a los participantes de este encuentro.

La cuarta edición del Ducati del Mar al Cielo 2020 se llevó a cabo con saldo blanco y con el respaldo y resguardo de elementos de la Guardia Nacional.

Revista Moto agradece a Ducati México y a Ducati Guadalajara por el apoyo recibido para la cobertura de este evento que disfrutamos junto con chicos y grandes, en un entorno muy familiar.

GALERÍA FOTOGRÁFICA COMPLETA AQUÍ: