Realiza una búsqueda en las noticias:

EDITORIAL | ENERO 2020

Cada vez somos más, pero no más responsables

El crecimiento constante del mercado de las motocicletas en el mundo es un hecho. Cada vez somos más, pero no somos cada vez más responsables. Las cifras oficiales del INEGI dicen que en México hay 4 millones 83 mil 422 motocicletas registradas, el 8.54 por ciento del parque vehicular, y que su número alcanza un crecimiento anual de entre un 10 y un 20 por ciento.

De acuerdo con el INEGI, la cantidad de motos en circulación en México se incrementó sustancialmente a partir de 2013 y logró un crecimiento exponencial muy importante. Sirva esta cifra: en 2013 las motos registradas no llegaban a los 2 millones; hoy superan los 4 millones.

Como amantes del motociclismo, este aumento tan significativo nos alegra porque cada vez somos más y porque el buen estado de una industria más potente y diversificada contribuye a la creación de puestos de trabajo y fomenta una competencia más fuerte entre las marcas, lo que acaba beneficiando a los consumidores.

Pero este espectacular incremento en la cantidad de motocicletas trae otro tipo de cifras que no nos gustan tanto: el aumento en el número de accidentes. Que haya más motos en las calles puede explicar el incremento de siniestros, pero en esta Casa Editorial no queremos ser complacientes con estas fórmulas tan básicas. Queremos más motociclistas, pero también los queremos más responsables: queremos evitar que un lugar como el Salón de la Motocicleta México (SIMM) sea noticia porque en su última edición se hiciera oficial que los accidentes en motocicleta en el País se incrementaron un 107 por ciento (comparativa entre 2017 y 2018).

Por cierto, los Estados de la República Mexicana con mayores índices de accidentes durante 2018 fueron: Guanajuato, con 5 mil 707; Jalisco, con 5 mil 958, y Nuevo León, con 4 mil 105. Seguimos en Jalisco, donde sólo el 57.4 por ciento de las motos tiene permiso para circular. Lamentablemente, este fenómeno es constante en todos los Estados. Otro dato igualmente alarmante lo ofrece la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), que reportó que apenas un 2 por ciento de las motocicletas en México cuenta con póliza.

La contratación de un seguro es fundamental, pero los usuarios deben adoptar medidas de seguridad, como manejar a las velocidades permitidas y llevar protección. Utilizar un casco certificado por las normas DOT y ECE puede ayudar a reducir hasta en 40% la posibilidad de muerte en un accidente de motocicleta y lesiones graves en un 70%, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS).

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Héctor D. González Aragón

Dirección Editorial
editor@revistamoto.com