EDITORIAL | MAYO 2020

CUIDÉMONOS HASTA BLINDARNOS

Cuando lean este editorial el enemigo invisible que sigue poniendo a prueba a la humanidad seguirá siendo el mismo. Detrás de las siglas que ya todos conocemos (COVID-19) hay historias desgarradoras que vamos conociendo a medida que las curvas que nos presentan a diario los organismos oficiales crecen (las de los contagios) o decrecen (las de las previsiones económicas).

En esta Casa Editorial nos queremos sumar a varios llamados, independientemente de quién lo promulgue. La primera y más evidente es la necesidad de que todo el que pueda (tú, por ejemplo), te quedes en casa. No te pongas en riesgo innecesariamente ni pongas en riesgo a los que quieres. El segundo llamado tiene que ver con la unidad; una unidad que hemos reclamado muchas veces desde estas mismas páginas y que -ahora más que nunca- nos parece imperativa.

Es momento de ser responsables, pero también solidarios. Solidarios con los que tenemos cerca y con aquellos que no conocemos. Todos y todas constituimos el primer frente de batalla contra la expansión del coronavirus; todos y todas somos parte de esta batalla y, por tanto, todos podemos sufrir los estragos de una pandemia que la mayoría de las personas que viven en el planeta no han conocido.

En Revista Moto queremos invitar a todo el sector a que nos cubramos los unos a los otros, a las marcas, a los motociclistas, a toda la industria… Cuidémonos los unos a los otros, colaboremos hasta blindarnos si es necesario. También queremos abrir nuestras puertas a cualquier propuesta que venga del sector y, por supuesto, aquí tienen toda nuestra fuerza para salir en ayuda de quien haga falta ante cualquier emergencia. Sabemos que vienen (ya están aquí) tiempos difíciles, que la recuperación será larga… pero también debemos recordar que es ahora cuando todos los esfuerzos suman. Cuando todos nos tenemos que poner la misma camiseta.

En este periodo de cambio obligado esta Casa Editorial ha redoblado todos sus esfuerzos para estar cerca de nuestros lectores, que nos hacen llegar infinidad de mensajes alentándonos a que la producción no pare. Y si algo sabe hacer este equipo de profesionales es remar todos a la vez cuando vienen dificultades. Por eso hemos incursionado en nuevas plataformas: Amazon y MercadoLibre, pero también queremos hacer un esfuerzo extra por esos lectores que nos piden seguir teniendo Revista Moto entre sus manos. A través de nuestro sitio web quien lo desee puede encargar la revista impresa y recibirla en la puerta de su casa.

No queremos terminar estas líneas sin hacer un merecido reconocimiento a quienes, estos días, se suben a sus motocicletas para hacer repartos a domicilio. Como ocurre con muchas otras profesiones, es justo aplaudir su labor y alentarlos en su coraje y esfuerzo por evitar que muchos tengamos que salir por productos de primera necesidad.

Es esta una ocasión perfecta para decir que la moto sale avante, que este vehículo es hoy más necesario que nunca, a pesar de que algunos delincuentes lo hagan ver más oscuro. Estos motociclistas son los que queremos ver en nuestras calles ahora. Estas personas que, con su trabajo, cuidan de otros permitiéndoles estar en sus hogares. El momento para el motociclismo de recreación no es ahora. Ahora sólo han de rodar estos héroes. Tiempo habrá para que todos los demás podamos disfrutar de nuestra pasión, cuando todo esto pase. No se olviden: está en nuestras manos que el tiempo de confinamiento sea más corto. ¡Quédate en casa

Héctor D. González Aragón

Dirección Editorial
editor@revistamoto.com

X