EDITORIAL |MAYO 2021

CUIDA DE MÍ, COMO YO LO HARÍA DE TI

Ésta es una de las frases que constantemente se escucha decir entre las personas, desde marzo de 2020, cuando en México se confirmó el primer caso de Covid-19.

Ha pasado más de un año desde el inicio de la pandemia y, aunque actualmente el panorama es muy diferente al de aquel entonces, el virus sigue entre nosotros y sigue cobrando vidas en el mundo. Y aunque en nuestro país las autoridades del Gobierno Federal y la Secretaría de Salud han comentado que vamos bien en el combate contra el virus, incluso la mayoría de los Estados del país ya están en semáforo verde, no debemos bajar la guardia en los cuidados sanitarios, aún cuando las vacunas ya están siendo aplicadas, puesto que existen millones de personas en la república que no han tenido la oportunidad de que les sea suministrada alguna dosis.

Y así como debemos de seguir cuidándonos, en pro de nuestra salud, hay otro tema que también debemos de cuidar: nuestros intereses personales y sociales, al momento de ir a las casillas a votar, el próximo 6 de junio, consideradas como las elecciones más importantes, desde las del 2018.

Como motociclistas, te invitamos a que, antes de elegir a un partido político dentro de la boleta, reflexiones y valores realmente la importancia de tu voto. Haz un examen de conciencia sobre las acciones de los pasados y actuales Gobiernos si es que han cumplido con sus promesas de campaña, en el caso de nuestro gremio, si realmente han velado por nuestra seguridad, como dijeron que lo harían. Aún más importante, que conozcas las propuestas de los candidatos, no importando el color del partido.

Como fieles motociclistas debemos de marcar un precedente, votar con la cabeza para, en verdad cuidar nuestros intereses. Por ejemplo: ¿sabías que muy pronto se pondrán en circulación licencias clasificadas para motociclistas? Éstas pretenden diferenciar al motociclista que rueda por trabajo, por hobbie o por necesidad.

En Revista Moto levantaremos nuestra mano a favor de esas iniciativas que generen cordura entre los motociclistas, pero también, analizaremos si ésta no es una toma de decisión de nuestros gobernantes para hacer negocio con nuestra comunidad, que necesita ser escuchada, y exige vías seguras para rodar, estacionamientos específicos para
nuestras unidades, pero, sobre todo, el respeto de todos aquellos que nos tachan de delincuentes. Somos consientes que hay personas que usan las motos para delinquir, pero somos más las que las usamos para trabajar, disfrutar de los caminos o simplemente para llegar más rápido a algún destino.

Pedimos que nuestra voz sea escuchada y respetada, que se creen leyes justas y equitativas que nos ayuden a disfrutar de forma segura y responsable nuestra moto, y esto solo será posible si los ciudadanos realmente hacemos una votación consciente, honesta, cuidando de mi, como yo lo haría ti.

 

Héctor D. González
Editor Revista Moto
editor@revistamoto.com