Realiza una búsqueda en las noticias:

EDITORIAL | ABRIL 2019

NO SOMOS PLAGA

En los últimos meses las autoridades han intensificado las acciones, controles y retenes contra los usuarios de motocicletas en lo que no podemos dejar de calificar como una cacería de brujas y una medida desacompasada con los principios más elementales de la convivencia.

Comprendemos que la acción punitiva es responsabilidad de las autoridades en la materia, como también celebramos este celo profesional de los cuerpos de seguridad, pero nos hacemos una pregunta: ¿son los controles iguales para todos los usuarios? ¿acaso los conductores vehículos de cuatro ruedas están sufriendo esta misma persecución que sienten los motociclistas?

Esta reflexión también apunta a quienes nos gobiernan, ¿han pensado ustedes que la acción de la ley, el cumplimiento de la norma, debe acompañarse de medidas preventivas, de cursos, de mejores asfaltos y señalización elemental? Un paseo por cualquiera de nuestras ciudades nos dirá que esto no parece un asunto prioritario para los tomadores de decisiones; un paseo por cualquier agencia oficial del país nos dirá que las marcas sí están comprometidas con un motociclismo serio y responsable. Es loable que las marcas tengan esta vocación (incluso si es una estrategia de mercadotecnia), ¿no sería deseable que las instituciones públicas dedicaran algún esfuerzo en este sentido? También valdría como estrategia de mercadotecnia…

Queremos y debemos alzar la voz: los motociclistas no somos una plaga, sino parte de una ciudadanía que contribuye a mejorar la movilidad en las ciudades (esas ciudades que las autoridades no han sabido o no han podido planear bien para atender a las necesidades de transporte); ciudadanos y ciudadanas que pagan sus impuestos y, como tales, con los mismos derechos que cualquiera en cuanto al uso de las vías públicas. No queremos estigmas, sino ayudas y respeto; queremos ser la punta de lanza de una movilidad responsable. Y eso, señores y señoras que nos gobiernan, no sólo se consigue con multas, con correctivos, sino formando y educando.

Héctor D. González Aragón

Dirección Editorial
editor@revistamoto.com