El mexicano Juan Pablo Guillén, listo para la segunda mitad del Dakar

La Bandera de México ondea en las arenas de Arabia Saudita con Juan Pablo Guillén Rivera, quien vive su primera experiencia en la carrera off road más famosa y dura del mundo: el Rally Dakar.

Tras seis demandantes etapas en el desierto árabe, el mexicano de 43 años llegó a la descanso en la posición 60 de 81 participantes en la categoría de motos, a 11 horas y 43  minutos del líder Toby Price, un gran mérito porque corre sin el apoyo de un equipo oficial y como novato.

El piloto de Nómadas Adventure, quien conduce una KTM Rally Replica, tiene como objetivo principal completar la prueba, un logro que muy pocos pueden presumir.

A partir de mañana, Guillén enfrentará 1,200 kilómetros sin asistencia mecánica, una de las reglas de la competencia en la etapa de maratón. Los pilotos competirán dos días seguidos sin apoyo de sus equipos y dormirán e el desierto.

“Es mi primer año, los más experimentados me han dicho que está siendo una de las ediciones más duras y las sensaciones son muy buenas. Estoy muy contento y muy motivado”, declaró Guillén, para el diario Milenio.

El mexicano, residente en Madrid y el único representante del País en esta edición del Dakar, se alista para la segunda mitad de la carrera, que iniciará este domingo y consistirá en seis etapas más.

“Mi estrategia siempre es ir de menos a más, pero siempre cuidando la moto. El rally comienza a partir de la segunda semana, cuando tendremos que acelerar”, agregó.