El Mundial de Superbike se decidirá hasta la última fecha

El circuito francés de Magny-Cours estaba vestido de gala para coronar al campeón de la temporada 2020 del Mundial de Superbikes, pero la lucha por el título tendrá que esperar a la última fecha, en Estoril.

Hasta los últimos metros de la segunda carrera la posibilidad de campeonato se mantuvo para el británico Jonathan Rea, de Kawasaki, pero no logró el objetivo por un tropiezo en la Carrera 2 del fin de semana y tendrá que defender su posición de líder en Portugal.

La primera carrera del GP de Francia de WSBK, el sábado, estuvo pasada por lluvia y desde la primera curva tuvo drama, con un toque entre Garett Gerloff (Yamaha) y Tom Sykes (BMW) que mandó al suelo a ambos y al coequipero del segundo, Eugene Laverty.

Rea, cómodo en la punta, logró su décima victoria del año; detrás de él terminaron Loriz Baz (Yamaha) y Alex Lowes (Kawasaki).

En la Superpole, el domingo, Rea volvió a imponerse por delante de su compañero Lowes y Michael van der Mark (Yamaha), y Laverty, pero la Cerrera 2 puso las cosas interesantes para la definición del campeonato.

Rea partió desde la posición de privilegio y una victoria le daría el campeonato, pero Scott Redding (Ducati), quien largó desde el cuarto, tomó la delantera desde la tercera vuelta y no dejó escapar la victoria.

Rea finalizó en cuarto sitio, detrás de Chaz Davies (Ducati), tercero, y Loris Baz (Yamaha), segundo. La suma de 25 puntos del galés Davies lo puso en posición de pelear por el título de 2020 en el circuito portugués de Estoril, el 17 y 18 de octubre, en la última fecha del serial.

Redding está a 59 puntos de Rea, con 62 puntos en disputa. Sólo una catástrofe podrá quitarle al norirlandés de Kawasaki su sexto título consecutivo, pero nada está escrito.