Erik Buell Racing cierra sus puertas una vez más

Erik Buell Racing, cesará una vez más su producción, así lo informaron mediante un comunicado. Pero, aunque EBR cerrará sus puertas, dice seguirá haciendo honor a sus garantías y prestará asistencia técnica y soporte de piezas a los actuales concesionarios que adquirieron motocicletas producidas por la empresa.

EBR abrió sus puertas en 2009, resurgiendo de las cenizas de la Buell Motorcycle Company, empresa fundada por Erik Buell; la primera vez cerró cuando lo decidió su propietario mayorista de Harley-Davidson. Cuando Erik Buell y Harley-Davidson se separaron, él fundó Erik Buell Racing, enfatizando su producción en superbikes deportivas.

Entre subastas a posibles socios activos, que afirmaban estar interesados en reactivar la compañía en abril de 2015, la quiebra de la compañía se veía venir, hasta marzo de 2016 cuando Liquid Assets Partners le inyectó dinero a la empresa; sin embargo, transcurrió casi un año y, ahora EBR vuelve a hacer público el cierre total de la empresa… hasta nuevo aviso.

EBR asegura seguirá buscando alternativas estratégicas con inversionistas interesados para poder seguir con sus operaciones de producción. Aunado al caso, mucho se dice, que las motos producidas por dicha firma, carecen de características comunes a la actual producción de superbikes, tanto en sus mecanismos como en dispositivos electrónicos, para que la firma siga en pie.