Esto ocurre cuando te deshaces de tus llantas

Si alguna vez te has preguntado qué ocurre cuando desechas tus viejos neumáticos, Continental te responde con la iniciativa que ellos implementan en pro del reciclaje y el cuidado del medio ambiente.

A través de un proceso de recauchatado, Continental retrasa la aparición de la carcaza desgastada con  25% de materiales nuevos. En 2020, un 12% de los neumáticos volvieron al mercado nacional como neumáticos de segunda mano.

Ante el cambio climático las empresas toman acciones para el control del consumo de energía, reducen emisores y reciclan. Razón por la cual en varias partes del mundo es ilegal que los neumáticos viejos terminen en vertederos.

La empresa alemana  formó parte del SIGNUS, entidad sin ánimo de lucro creada en 2005 por fabricantes de llantas a nivel internacional que buscan alargar la vida de las mismas, reutilizar, reciclar y dar otras formas de valorización.

El viaje de los neumáticos hacia su segunda vida comienza en el momento en que te deshaces de ellos. SIGNUS recoge esos neumáticos y tras una serie de pruebas los clasifica en función de su estado como: usados o fuera de uso. Aquellos que son considerados apropiados para convertirse en un nuevo neumático los someten a un proceso de recauchutado para sustituir la banda de rodadura gastada.

¿Per qué ocurre con los neumáticos clasificados como fuera de uso?

Los neumáticos que ya no pueden ser vendidos son triturados para crear un nuevo producto que sirva para otras aplicaciones. En 2020, SIGNUS reunió 150 mil 228 toneladas de neumáticos fuera de uso, destinados para: materiales de obra civil, generación de energía, fabricación de cemento y granulación. Los materiales que forman las gomas se separan en tres componentes: caucho (50.82%), acero (31.41%) y fibras (17.77%).

 

Los neumáticos sometidos a proceso de granulación terminan separados en tres bloques: uno de ellos se recicla para la fabricación de acero siderúrgico. Por otro lado, la fracción cementera se separa a través de mesas densimétricas o sistemas de aspiración y su destino principal es la valorización energética, transformándolo en un combustible sólido recuperado en esta industria.

Por último, el caucho reciclado se utiliza para materiales que estamos acostumbrados a ver día a día: el 50,8% del caucho reciclado por SIGNUS en 2020 fue destinado a la creación de césped artificial, parte de ellos para campos de fútbol y rugby; el segundo destino más habitual son los pavimentos de seguridad con un 34.4%; con ellos se fabrican los suelos de los parques infantiles o las tarimas de hospitales y gimnasios, 5.2% sirve como asfalto de pavimentación.

El 0.3% se convierte en suelas de zapatos, sobre todo deportivas, sus suelas son fabricadas a través de neumáticos, de hecho, Contienental y la marca deportiva también alemana, Adidas, tienen una colaboración en común de más de 10 años en la que se han elaborado más de 250 modelos diferentes de calzado con el caucho de Continental.