Realiza una búsqueda en las noticias:

BMW K1600 GT SPORT 2014 | Gran Turismo

En Breve:
¿Cómo se siente su motor?
La K 1600 GT tiene un motor de 6 cilindros en línea de gran respuesta de aceleración y recuperación, especialmente a regímenes bajos y medios: 1,649 cc, 160 CV y un par máximo de 175 Nm.

¿Cuáles son sus tres modos de conducción?
Esta moto permite elegir entre tres modos de entrega de potencia diferente: Rain, Dynamic y Confort para sacar todo el potencial posible al motor según las condiciones del camino

¿Cómo es su ergonomía?
Muy buena. El manillar tiene una posición perfecta que permite tener los brazos relajados en todo momento además de una posición erguida.

Posiblemente, la mejor GT de la historia. Así es como se presenta la nueva BMW K 1600 GT dentro de las motos conocidas como Gran Turismo; un segmento en el que la marca alemana sigue trazando el camino a seguir. 
En Revista Moto hemos seguido la evolución de una de las reinas del Gran Turismo desde que en abril de 2011 asistimos a su presentación oficial en Adairville, Georgia. Cuatro años después, hemos probado la nueva joya de BMW, una máquina que combina rendimiento y comodidad; una máquina potente y segura. 
En BMW son conscientes de la importancia de no quedarse atrás en las modificaciones de sus modelos más legendarios y por eso la K 1600 GT se sigue renovando para seguir brillando con luz propia dentro de un círculo de seguidores más que exigentes. 
La K 1600 GT es una moto que se ve y se siente definitivamente grande. Podría parecer que está hecha al gusto de pilotos de una generación pasada, de aquellos que valoran la sobriedad en la estética y la fiabilidad por encima de los avances tecnológicos. 
La valoración más lógica a primera vista es que se trata de una motocicleta sobria, de grandes dimensiones. Tanto que el carenado se siente muy grande y lejos de los mandos. Su peso en parado lleva a pensar que será de movilidad reducida, si bien la cuidadísima ergonomía hace que las primeras sensaciones sean que todo está en su lugar. Empezando por los pies, la espalda y hasta llegar a los brazos, que alcanzan una posición muy relajada en todo momento. 
A la hora de conocer el alma de la K 1600 GT, su motor de seis cilindros en línea llama tanto la atención que no se hace exagerado llegar a pensar que parece un moto con estas dimensiones. Este motor con 1.649 cc, refrigerado por agua, rinde 160 CV a 7.750 rpm y 170 Nm de par motor a 5.250 rpm. 
El motor transversal entrega un alto nivel de rendimiento dinámico que hace que la conducción sea suave… Si el piloto quiere. Porque si no, si la intención es más deportiva, el motor permite alcanzar velocidades altas incluso a régimen bajo. Más del 70% del Par está disponible desde 1,500 rpm. Es un motor que puede ser dócil y exigente a la vez. 
BMW ha incorporado tres modos de conducción diferentes: Rain, Dynamic y Confort, que permiten adaptar la conducción a las condiciones del firme. Todos permiten que el motor desarrolle su potencia aun con pocas revoluciones, con pocas vibraciones. 

BMWK1600_2