Honda celebra la dualidad de la CMX1100 Rebel con dos motos

Honda Europa se asoció con el taller de personalización francés FCR Original para crear dos modelos de la Honda CMX1100 Rebel que celebran la doble personalidad de la cruiser bicilíndrica: las CMX Sport y CMX Bobber.

La CMX Sport es una máquina enfocada en la carretera. El basculante ha sido modificado para darles espacio a los amortiguadores Öhlins y a una rueda de 17 pulgadas con neumático Dunlop D212 deportivo.

El motor de ambas es el de serie, que se deriva del de la Honda CRF1100L Africa Twin y genera 86 CV de potencia, pero respira a través de escape de acero inoxidable nuevo.

El guardabarros delantero es más bajo; los manillares, más anchos; el velocímetro, reposicionado más arriba; los posapiés, hechos a mano; el asiento, de la marca Alcántara, y la iluminación, LED. El pequeño carenado incluye tanque de combustible acabado en poliéster y fibra de carbono.

La Honda CMX Bobber tiene un aspecto de crucero más clásico, con llantas de globo, asiento individual y guardabarros pequeños.

El basculante y la suspensión son los de serie, pero la parte delantera se ha rebajado 25 mm. Las ruedas de rayos negras están hechas a medida y calzan gomas Bridgestone gruesas.

Presenta nuevos manillares de aluminio, asiento de cuero perforado, marco de faro pintado, indicadores LED delanteros detrás de la horquilla.

El tanque también tiene poliéster y carbono, y el escape está cortado y oscurecido.