Realiza una búsqueda en las noticias:

Honda CRF1000L2 Adventure Sports: Merecido homenaje

Honda ha celebrado el cumpleaños 30 de la mítica Africa Twin con un diseño de categoría llamado CRF1000L2 Adventure Sports. Modelo que materializa el mejor de los homenajes que la firma del ala dorada podía hacer a una moto que rompió moldes en los años 80’ y que ahora está de vuelta con más fuerza que nunca.

El regreso de esta Africa Twin viene de la mano de un modelo que tiene muy en cuenta su estirpe: una Doble Propósito que cumple casi al 50/50 la proporción asfalto-terracería; un modelo imponente que se viste con el tricolor de Honda y que no pasará desapercibida por donde la lleve su piloto: al trabajo, fuera de la ciudad o, en definitiva: a la aventura.

De una primera mirada destacan sus volúmenes y las líneas muy marcadas para destacar su condición de verdadera Doble Propósito: con componentes pensados para un uso rudo en terracería, un asiento muy cómodo regulable en dos alturas (aunque algo alto para los pilotos de talla media de Latinoamérica) y suspensiones de gran recorrido. Todo ello con protecciones para resguardar las partes clave de un conjunto verdaderamente aventurero que mira de un modo agresivo, debido a un frontal muy conseguido gracias al diseño de su doble faro y su cúpula de buen tamaño. En la parte inferior sobresale el color dorado de las barras de la horquilla y los rines que contrasta con el tono tricolor del conjunto y el chasis de acero tubular tipo cuna semidoble, en blanco.

LISTA PARA LA AVENTURA
Aunque el concepto de moto de aventura es cada vez más heterogéneo, esta Africa Twin Adventure Sports se situaría en el rango de motocicletas que no rehúyen al contacto con la terracería. De nuestra Prueba Activa concluimos que está más que preparada para hacer que su piloto suba de nivel y se acerque al Off Road con las garantías de hacerlo en una máquina sólida, segura y con gran cantidad de ayudas eléctricas que permiten un manejo sencillo (y también haber acumulado horas en cilindradas inferiores, pues no es una moto de iniciación).

Además, esta moto es la evolución de la versión estándar de la Africa Twin, sobre todo, en su comportamiento y en su vocación más viajera y Off Road. Por ejemplo, el depósito de combustible sube su capacidad hasta los 24.2 litros (casi 5.5 más que la versión ‘básica’) y permite alargar la travesía por encima de los 500 kilómetros sin pasar por la gasolinera.

Otra de las diferencias de esta versión la encontramos en su equipo de suspensiones Showa, que da más recorrido, tanto a la horquilla telescópica invertida (224 mm), como al amortiguador trasero Pro-Link con brazo oscilante de aluminio y 240 mm. Es importante señalar que en nuestra prueba sentimos la suspensión más firme en el camino y más suave en el Off Road, con buen ajuste de agencia y gran capacidad de absorción.

La distancia libre al piso (270 mm) es otro factor determinante respecto a la Africa Twin (20 mm más baja), la distancia entre ejes se reduce en 5 mm (1,580 mm) y el asiento es más alto. A pesar de que se puede colocar en dos posiciones (920 y 900 mm) la altura es un poco elevada para conductores bajos, aunque también existe un asiento bajo como accesorio opcional. Pero, definitivamente el asiento de la Adventure Sports es mucho más agradable gracias a un relleno más cómodo que facilita las horas de manejo y que el copiloto vaya cómodo. También contribuye a la comodidad que la cúpula protectora sea de buen tamaño (8 cm más alta que la Africa Twin anterior).

Más elementos que dan personalidad propia a este modelo los encontramos en sus protecciones y defensas. Por ejemplo, el ancho cubrecárter de aluminio que se une a la defensa metálica que protege al depósito y a la carrocería ante caídas. Asimismo, la ergonomía es otro punto fuerte de esta Honda que rompe con el viejo paradigma de Doble Propósito incómoda, tendiente a parecer una moto de Cross, pero con las complicaciones derivadas de tener mucho más volumen y peso: 253 kilos para ser exactos (en orden de marcha).

La ergonomía es acertada, empezando por un manubrio que se eleva a 32.5 mm, y se acerca al piloto y permite que los codos se abran para dar más control. Con las piernas se puede abrazar al tanque de combustible, de manera que se protegen las rodillas al tiempo que los pies también están a buen resguardo gracias a las protecciones internas. La realidad es que la moto está preparada para que los movimientos típicos del Off Road se puedan ejecutar sin trabas. Precisamente en este tipo de manejos es cuando más se agradece la disposición de las llantas Dunlop (21 pulgadas delante y 18 pulgadas detrás).

UN MOTOR POLIVALENTE Y MUCHA ELECTRÓNICA
En cuanto al rendimiento de la moto, esta Prueba Activa se desarrolló entre la terracería y el asfalto y podemos concluir que su desempeño, en uno y otro terreno, es muy adecuado, aunque definitivamente no es una moto de ciudad, también puede usarse. Y es que su motor bicilíndrico en paralelo, SOHC, Unicam, 4 válvulas y 2 bujías por cilindro con 998 cc está adaptado para un uso mixto.

El propulsor entrega 94 CV y 99 Nm de par motor, con una modificada línea de admisión y de escape para que el rendimiento sea a gusto del usuario, con un sonido más ronco y la incorporación de la nueva función blipping que revoluciona el motor en reducciones a golpe de botón con el cambio Dual Clutch Transmission (DCT), o doble embrague multidisco. Sistema que se ha perfeccionado considerablemente respecto a la primera versión de la nueva Africa Twin y, lejos de favorecer un manejo tipo Scooter de esta Honda, supone una novedad importante en los cambios inteligentes. El DCT emplea dos embragues que son controlados cada uno por su propio sistema electro-hidráulico. Uno se encarga de las velocidades 1ª, 3ª y 5ª; el otro de la 2ª, 4ª y 6ª. Cuando hay cambio de velocidad, el sistema preselecciona la siguiente, usando el embrague que no está en uso. Después, el primer embrague es desacoplado y así se acopla el segundo, cambiando uniformemente, sin salto y casi sin interrupción de la transmisión a la llanta trasera.

De la electrónica merece especial atención el acelerador electrónico Thottle-by-wire, que convierte la entrega de potencia en una cuestión más lineal. Además, la Adventure Sports incorpora tres modos de manejo que influyen sobre la potencia, el freno del motor y el control de tracción (Tour, Urban, Gravel) y uno que es configurable totalmente (User). En cuanto al control de tracción (HSTC o Honda Selectable Torque Control), ofrece siete niveles -y permite modificarlo, incluso en marcha-, con un botón que se ubica en el mando izquierdo. Derivado de nuestra prueba de manejo notamos que la regulación en el freno del motor destaca en un sistema que funciona de un modo preciso, especialmente a la hora de entrar en curvas, donde éste ayuda a encararlas con más seguridad.

Seguridad es lo que transmite el equipo de frenos Nissin (doble disco delantero y sencillo atrás), que presenta un comportamiento muy deportivo y la fiabilidad que Honda imprime a este equipo crítico en cualquier moto. El ABS de serie actúa de un modo rápido, muy preciso, y casi sin que el piloto se dé cuenta de que el sistema se activa o se desactiva. El ABS se puede desconectar en la llanta trasera mediante un pulsador para permitir barridos, mientras que el de la llanta delantera siempre está activado.

El panel de control (una pantalla TFT) es sencillo y se lee bien, si bien la profusión de testigos y sistemas es tal que requiere que el piloto se familiarice con ellos. Más sencillo será acostumbrarse a detalles que vienen de agencia como los puños calefactables (con seis niveles) o la toma de corriente de 12 voltios para cargar celulares o dispositivos GPS.

EN BREVE
¿Cómo es su diseño?
Se inspira en la esencia de esta saga mítica con líneas sobrias que dan cuerpo a una moto grande donde se han cuidado los detalles. Destacan los rines dorados y su chasis blanco.

¿Cómo es su motor? Un bicilíndrico en paralelo de 998 cc que entrega 94 CV y 99 Nm de par motor, que se ha retocado tanto en la línea de admisión como en la de escape para ofrecer un tacto más contundente y un sonido más excitante.

¿Cómo funciona el sistema DCT? El Dual Clutch Transmission (DTC) o doble embrague multidisco usa dos embragues que son controlados cada uno por su propio sistema electrohidráulico. Uno se encarga de las velocidades 1ª, 3ª y 5ª; el otro de la 2ª, 4ª y 6ª. Cuando se cambia de velocidad, el sistema preselecciona la siguiente, usando el embrague que no está en uso. Después, el primer embrague es desacoplado y así se acopla el segundo.

FICHA TÉCNICA HONDA CRF1000L2 ADVENTURE SPORTS
MOTOR
Tipo motor: 2 cilindros en paralelo, SOHC, Unicam, 4 válvulas y 2 bujías por cilindro
Desplazamiento: 998 cc
Diámetro por carrera: 92.0 x 75.1 mm
Potencia máxima: 93.9 Hp @ 7,500 rpm
Torque: 99.0 Nm @ 6,000 rpm
Relación de comprensión: 10.0:1
Sistema de enfriamiento: Enfriado por líquido
Sistema de lubricación: Forzada por bomba trocoidal, cárter seco
Sistema de arranque: Eléctrico
Sistema de alimentación: PGM-FI
Sistema de encendido: Completamente transistorizado controlado por computadora

TRANSMISIÓN
Embrague: Automático, DCT [Dual Clutch Transmission] (Doble embrague multidisco)
Transmisión: 6 velocidades constantemente “engranadas” accionadas electrónicamente con modo de manejo On / Off Road
Transmisión final: Por cadena (525 16/42T – 124 L)

CHASIS, SUSPENSIÓN Y FRENOS
Chasis: Tipo cuna semi-doble, tubular en acero
Suspensión delantera: Horquillas telescópicas invertidas con 224 mm de carrera
Suspensión trasera: Pro-Link con brazo oscilante de aluminio y 240 mm de carrera
Frenos delanteros: Hidráulico, doble disco flotante de 310 mm, mordazas de 4 pistones montadas radialmente
Freno trasero: Hidráulico, disco sencillo de 220 mm con mordaza de 2 pistones
Neumático delantero: 90 / 90 – 21 M/C 54 H (Dunlop D610F) [con cámara] Neumático trasero: 150 / 70 – 18 M/C 70 H (Dunlop D10) [con cámara] Sistema ABS: ABS de 2 vías con interruptor para ABS trasero

DIMENSIONES Y PESOS
Largo: 2,340 mm
Ancho: 930 mm
Altura: 1,570 mm
Distancia entre ejes: 1,580 mm
Altura del asiento: 920 mm (Posición estándar) 900 mm (Posición baja)
Distancia libre al suelo: 270 mm
Peso en orden de marcha: 253.0 kg
Cap. máxima de carga: 195.0 kg.
Cap. de carga parrilla trasera: 10 kg.
Cap. de tanque de combustible: 24.2 litros
Consumo de combustible: 21.8 Km/l

COLORES: Tricolor
PRECIO: $304,900 pesos (CRF1000A2 Adventure) $332,000 pesos (CRF1000D2 Adventure)