Honda desarrolla tecnología para la conducción autónoma

La firma japonesa Honda planea utilizar la red 5G y la conectividad con la nube para transformar la manera en que se manejan los vehículos automotores, con el objetivo de mejorar la seguridad de peatones, conductores y pasajeros.

Esta tecnología, basada en conexiones vía satélite, ayudará a hacer realidad la movilidad autónoma.

Al contrario de lo que podría pensarse, las motos, automóviles y transportes de carga y de pasajeros, no se manejarán solos. La conectividad de los vehículos ayudará a brindar soluciones para administrar el tráfico y posibilitar la conducción inteligente.

Unos de los principales problemas de las grandes ciudades son el tráfico vehicular excesivo y la falta de espacios de estacionamiento; para solucionarlos, la conducción autónoma deberá tener a los vehículos conectados a la nube. Así será más fácil controlar la circulación de todos los vehículos en una zona y no sólo en un determinado cruce.

En agosto, Honda publicó un estudio en el que señala los principales malos hábitos de conducción que causan accidentes viales y, en México, el Centro de Experimentación y Seguridad Vial (CESVI) dio a conocer en 2016 que el 90 por ciento de los accidentes del País son causados por errores humanos.

Disminuir al máximo el error humano se ha convertido en el principal objetivo de la conducción autónoma, con la que los conductores serán liberados de la responsabilidad de salvaguardar la seguridad de los ocupantes, pero podrán escoger los momentos en los que quieran conducir manualmente.

Para Honda, la movilidad y conducción futuras giras alrededor de cuatro ideas: conectada, autónoma, compartida y eléctrica (CASE, en inglés).

Una de las líneas de investigación de la firma del ala dorada es el sistema Augmented Driving, que ofrece más de ocho modos de conducción entre el manual y el autónomo. Al presionar un botón, el conductor puede cambiar de modo y varios sensores en el vehículo se ocuparán de predecir los impulsos potencialmente peligrosos.

Honda presentó en enero de esta año, en el CES de Las Vegas, un volante inteligente, que pone al auto en marcha con dos palmadas, acciona los frenos al tirar de él y acelera al empujarlo.

La marca irá presentando más novedades que ayudarán a llevar a la práctica su ambicioso proyecto.

En 2018, la firma japonesa presentó una moto eléctrica que cuenta con el sistema Riding Assist, el cual le permite mantener el equilibrio por sí misma y sin necesidad de un giroscopio, ya que estos artefactos, aunque son funcionales en vehículos pequeños como patines eléctricos, resultan negativos en la maniobrabilidad de las motos.

Además, la tecnología Riding Assist posibilita la conducción autónoma durante trayecto cortos mediante conexión vía satélite.