Honda trabaja en una Africa Twin supercargada

La firma japonesa Honda desarrolla una versión de inducción forzada de la CRF1100L Africa Twin.

Patentes registradas en Japón muestran que la marca del ala dorada utilizaría un motor de inyección directa ayudado por un supercargador de doble tornillo para mejorar el rendimiento de su motocicleta trail.

Este sistema estaría montado sobre el chasis actual e integrado a una versión actualizada del motor Unicam de 1,084 cc, en busca de un nuevo tope de potencia, que actualmente está en 101 caballos.

Hasta ahora, en el mercado de las motos sólo Kawasaki ha incursionado en el uso de supercargadores, con su modelo H2. Esta herramienta ofrece un aumento gradual del impulso con el aumento de las revoluciones, lo que se traduce en una sensación más adecuada a un motor grande.

A diferencia del sistema centrífugo del supercargador de Kawasaki, que comienza a notarse en revoluciones altas (lo que se adapta muy bien a condiciones de manejo deportivo), el de Honda es de doble tornillo, lo que mejorará significativamente el torque en revoluciones bajas, las más demandadas en la conducción off-road.

Un supercargador es básicamente un compresor de aire que aumenta la presión dentro de la cámara de combustión para mejorar el rendimiento del motor. A diferencia de un torbocargador, que se mueve a partir de los gases de escape, el supercargador se conecta directamente al motor, casi siempre al cigüeñal. El aire pasa por dos cuerpos de aceleración convencionales y entra al motor, se comprime y se empuja por un conducto de admisión.

La estrategia de Honda obedecería a la necesidad de competir con nuevas herramientas en el mercado de las trail, sobre todo en el renglón de la potencia, ya que la BMW R1250 GS entrega 134 cv de potencia máxima; la KTM 1290 Super Adventure, 160; la Ducati Multistrada 1260, 158, y la nueva Multistrada V4, 170.

Los 101 caballos de la Honda la CRF1100L Africa Twin palidecen frente a esas cifras, pero, por lo visto, eso está cerca de cambiar.