Husqvarna Svartpilen 250

Por cortesía de nuestros amigos de Moto 3, tuvimos acceso a una unidad de la Husqvarna Svartpilen 250, una de las motocicletas más esperadas en México. 

Desde su lanzamiento en la India en 2019 hemos seguido la pista de esta motocicleta que, por su baja cilindrada, se encuadra en un nicho de mercado realmente interesante, favoreciendo con mayor volumen en la producción y mayor dosificación en ventas. 

La Svartpilen 250 preserva en esencia el sentido y los componentes de su predecesora, la Vitpilen en sus versiones de 401 y 701 cc, pero que en la 250 resulta ser más polivalente, más fácil de manejar y con elevada calidad tanto en electrónica como en cualquiera de sus detalles.

COMPONENTES QUE DAN VIDA

La Svartpilen porta un motor monocilíndrico de 250 cc, 4 tiempos, refrigerado por agua y con sistema de inyección electrónica, fabricado al 100% para el rodado en calle. Su arranque es progresivo en salida, su sonido suave y su consumo cercano a los 10 litros por cada 300 km de recorrido. El torque es fuerte, incluso en el máximo arco de potencia, lo que otorga una progresividad sostenida en la aceleración.

Desde las 3,500 a las 4,000 revoluciones, decididamente inicia su empuje, teniendo su arco máximo sobre las 6,500 y las 7,000 rpm. La experiencia de manejo resulta sorprendente, porque se trata de un motor que a pesar de su simpleza estira con destacada capacidad, dosificando constantemente. 

El monocilíndrico va soportado por un chasis de metal cromomolibdeno y con encaje directo al motor, otorga una interesante flexibilidad, luciendo una silueta bastante mecánica, coherente con el diseño minimalista de la moto.

Un punto bastante favorable para esta motocicleta son sus suspensiones. Al frente equipa una horquilla telescópica invertida WP con un tarado de serie adecuado especialmente para la ciudad, haciéndolo innecesario el preajustarlas, de modo que el tren motriz delantero asimila con facilidad los baches e imperfecciones en el asfalto, lo que le da un punto a favor, puesto que la hace predecible y con capacidad para anticiparse, interpretando en tiempo real la física del asfaltado. Esta capacidad la posiciona como una moto predictiva, haciéndote sentir que ruedas sobre una superficie más rígida. La suspensión trasera consta de un monoamortiguador, también WP, ajustable en precarga y el cual va anclado directamente al basculante dotándolo de muy buen tacto. 

A pesar de su diseño de estilo minimalista y con perfiles cuadrados, los ingenieros de Husqvarna han hecho un muy buen trabajo en la proposición de la suspensión sutil en el rodado callejero. Los cambios de dirección, aparentemente bruscos, no resultan impedimento en su manejo, ya que al ser estrecha y corto entre ejes otorga mayor eficacia.

Los frenos están firmados por ByBre. Tiene un monodisco sencillo al frente de 320 mm de diámetro con pinzas Brembo. En la parte trasera presenta un disco de 230 mm, con pinza de un solo pistón que ofrece mayor tacto. Y en este mismo apartado hay que mencionar que los frenos, manetas, pinzas y bomba son componentes totalmente atractivos en esta moto, y permiten accionar de manera abrupta sin riesgo, debido a su sistema ABS adelante y atrás. Estos ABS se desconectan si activas el modo de manejo en Supermoto, dejando solamente activo el delantero, garantizando dinamismo y deportividad.

El frenado progresivo facilita una distancia de detención muy corta ya que la moto, además, es muy ligera, (160 kg de peso). De 0-60 km lo logró en cuatro segundos, (3.70 segundos para ser exactos), lo que le da un toque bastante deportivo. La moto se descubre potente, con una estridencia generosa para quienes aman la experiencia de movimiento al momento de arrancar. 

ERGONOMÍA

La Svartpilen 250 posee un manillar bastante bien posicionado al estilo Off Road, con elevadores que permiten una posición de manejo más erguida y sorteando el camino desde lo alto; la única desventaja es que para mirar el tablero necesariamente deberás bajar la mirada. Las ruedas son de 17” y de metal fundido, lo que garantiza agilidad en el tránsito por curvas y la estrechez de ejes favorece un rodado más técnico al momento de sortear baches, aunque exige mayor premura al momento de tocar un poco más los frenos frente a la curva. 

En cuanto a la posición de manejo, ésta resulta particularmente cómoda y con los posapiés relativamente retrasados, a partir de una altura sobria y para un piloto de talla media (1.75 – 1.70 m), ofrece una cómoda cavidad. El asiento, por su parte, se presenta en doble altura -aunque un poco corto para el segundo pasajero.

DISEÑO

Esta Husqvarna posee una estética minimalista en silueta con estampados en líneas sobrias ubicados al dorso del asiento y su termoformado resultan extraordinariamente bien logrados. A ello hay que sumarle su sistema de iluminación compuesta por un conjunto óptico delantero de última tecnología en LED (LCD de última generación), con piezas diseñadas para realizar un trabajo de alta eficiencia. Su tablero es completamente digital y contiene información estrictamente necesaria sobre la motocicleta. 

EN RESUMEN

La Husqvarna Svartpilen 250 presenta una ergonomía bien lograda que coadyuva a un manejo más dinámico en todo momento. La posición de manejo, erguida y de ataque, exige en todo momento que los codos vayan hacia arriba, lo que es favorable sobre todo en entradas por curva, pero requiriendo de una focalización rápida en el punto al que se pretenda girar. El paso por curva es bueno, como se espera de motos de calle cuyo comportamiento en curvas debe acercarse a lo fenomenal. La salida, aunque un poco lenta, permitió tener escapadas que dependían de variedad de circunstancias como adelantar un vehículo, apresurar el frenado, etcétera; y que la moto enfrentó con eficiencia en todo momento. 

La Husqvarna Svartpilen 250 se recomienda con total responsabilidad para un piloto novato, por ser una motocicleta premium conforme a su tipo de cilindrada. Por su sistema ABS en las dos ruedas, sus dos modos de manejo, su mecanismo de apagado automático en caso de inclinación extrema (caída), y su servicio de intervalos de mantenimiento que se realiza a los 1,000 km (el primero) y después cada 10,000 o al primer año, según información directa de los fabricantes. Además, su manejo es suave y su diseño polivalente abierto a personalizaciones, como a adaptar protectores de freno, bolsas en depósito para cargas, y la indiscutiblemente noble sensación tanto a la vista como al manejo, la hacen una moto altamente meritoria de una buena nota. 

¿Cómo es su diseño?

Lo toma de la familia Vitpilen de 401 y 701 cc. Es elegante, minimalista y atrevido. Sus líneas delgadas y muy perfiladas llaman la atención a primera vista.

¿Cómo es su motor?

Un monocilíndrico de 250 cc, 4 tiempos, refrigerado por agua y con sistema de inyección electrónica, fabricado al 100% para el rodado en calle con un arranque progresivo en salida, fuerte torque y con una progresividad sostenida en la aceleración.

Desde las 3,500 a las 4,000 revoluciones, decididamente inicia su empuje, teniendo su arco máximo sobre las 6,500 y las 7,000 rpm. La experiencia de manejo resulta sorprendente, porque se trata de un motor que a pesar de su simpleza estira con destacada capacidad, dosificando constantemente. 

¿Cómo es su desempeño?

En las concurridas calles de la ciudad, la Svartpilen 250 sale airosa. Gracias a su ligera parte ciclo, posición de pilotaje erguida, potente motor y veloz aceleración.

FICHA TÉCNICA

MOTOR

Tipo: Monocilíndrico, 4 tiempos, doble árbol de levas en cabeza, refrigeración líquida

Cilindrada: 248.8 cc

Potencia: 31 CV

Arranque: Eléctrico

Diámetro x Carrera: 72 mm x 61.1 mm

EMS: EMS de Bosch

TRANSMISIÓN

Embrague: Antihopping PASC, accionado mecánicamente

Transmisión: 6 velocidades

Transmisión final: Cadena

CHASIS, SUSPENSIONES Y FRENOS

Chasis: Multitubular de acero, pintado al polvo

Suspensión delantera: Horquilla tipo Big Piston WP APEX de 43 mm de diámetro y 120 mm de recorrido

Suspensión trasera: Amortiguador progresiva WP APEX de 120 mm de recorrido

Freno delantero: Disco perforado de acero ByBre de 320 mm con pinzas fijas radiales de cuatro pistones

Freno trasero: Disco perforado de acero ByBre de 230 mm con pinza flotante de un pistón

ABS: Doble canal Bosch 10.1 MB

Rines: De fundición

DIMENSIONES Y PESO

Altura libre al suelo: 120 mm

Altura del asiento: 810 mm

Ángulo de dirección: 65°

Capacidad depósito de combustible: 9.5 l

Peso en seco: 153 kg

COLORES: Negro

PRECIO: $94,900