Indian Challenger Dark Horse: Estilo superior

Probamos una de las motos que más dio de qué hablar en el ECIMA de Milán, una creación de Indian Motorcycle que mejoró su dinamismo, la tecnología y sus prestaciones para satisfacer al rango de clientes más exigentes de la firma estadounidense

¿Cómo es su motor?
La Challenger equipa el motor más potente que ha creado Indian hasta la fecha: el PowerPlus. Un propulsor nuevo de refrigeración líquida, V-Twin a 60 grados de 1,769 cc y cuatro válvulas por cilindro. Sus cifras asustan: 122 CV de potencia y 178 Nm de par.

¿Cómo se comporta en carretera?
La experiencia de manejo de esta Indian en carretera lleva a su piloto (y al pasajero) a otro nivel de confort. Dispone de todas las comodidades y la sobriedad que requiere una moto de estas características, además de toda la tecnología en aras de ofrecer la mayor seguridad.

¿Cómo es su desempeño en curvas?
Sorprendente. El buen diseño del chasis de aluminio ligero y sus suspensiones permiten inclinarla mucho más de lo que inicialmente se podría pensar sin llegar a rozar con el asfalto.

Músculo, diseño y tecnología. Con estos tres atributos se podría iniciar la descripción de la protagonista de esta Prueba Activa, la Indian Challenger Dark Horse. Un modelo que pasó por nuestra redacción después de sorprendernos en su presentación en el EICMA de Milán de 2019, donde asistimos a su develación con las expectativas en todo lo alto.

Si en su estreno oficial la nueva motocicleta con la que Indian refuerza su apuesta por el segmento Bagger nos dejó boquiabiertos, tenerla en nuestras manos ha confirmado los pronósticos: estamos ante una máquina fuera de serie, donde se modifican -para mejorar- las prestaciones, no el estilo. Este modelo llega en tres versiones: estándar, Limited y Dark Horse, siendo ésta última la protagonista de esta Prueba Activa y que, cabe decir, está disponible en los colores: Thunder Black Smoke, Smoke White y Sandstone Smoke.

La nueva singladura de la mítica marca estadounidense es toda una declaración de intenciones por conservar una estética icónica de sus creaciones que, además, se adecua a los nuevos tiempos con un importante desarrollo tecnológico que convierte a sus modelos en auténticos objetos de deseo para un público muy exigente. Entre estas exigencias podemos mencionar que los usuarios de este tipo de motos abogan por dotarlas de más dinamismo, con componentes de última generación que aportan mejores experiencias a sus clientes.

Es imposible no referirse al diseño de esta moto y a sus dimensiones realmente impresionantes: 2,500.7 mm de longitud; 990.2 mm de anchura; un peso (con su depósito de 22.7 litros lleno) de 377 kilos y una capacidad de carga de 628 kilos. Esta imagen imponente se expande gracias a un frontal enorme que se ancla directamente al bastidor, marcando el estilo neoretro Indian y protegiendo perfectamente del viento. En este sentido cabe decir que la cúpula frontal está muy bien rematada y que permite -mediante ajuste electrónico- subirla o bajarla en función del gusto del piloto.

Sin abandonar el frente hay que reparar en el grupo óptico principal que incorpora tecnología LED y se monta sobre un faro redondo clásico y un juego de luces de día. Emblema headdress Indian Motorcycle rediseñado que remata una silueta inconfundible y musculosa en la que se encajan las dos maletas de 68 litros de capacidad.

En cuanto a su ergonomía debemos decir que la postura del piloto invita a pasar horas y horas encima de la moto, mientras que el pasajero encuentra un lugar perfecto para relajarse y disfrutar del viaje. Todo es comodidad y estilo en una moto que no deja ningún detalle por cuidar, como por ejemplo el asiento: muy suave y con un mullido que no habíamos visto antes. Además, el soporte lumbar juega un papel muy importante al dar al seguridad y rigidez al rodar.

Potencia y más dinamismo
La Challenger equipa la nueva joya de la corona de Indian: el PowerPlus. Un propulsor nuevo de refrigeración líquida, V-Twin a 60 grados de 1,769 cc y cuatro válvulas por cilindro que presume de ser el más potente jamás creado por la firma norteamericana. Sus cifras asustan sólo al leer la ficha técnica: 122 CV de potencia y 178 Nm de par.

Más allá de los números, con este propulsor Indian marca la diferencia con sus rivales. Lo que enorgulleció al presidente de la compañía, Steve Menneto, quien aseguró en la presentación de su nuevo motor que, desde la directiva, “retamos a nuestros ingenieros ha hacer algo completamente nuevo y desconocido, a hacer el mejor diseño y el motor que tuviera el mejor rendimiento. Sin contar las horas que se han dedicado al diseño, desarrollo y pruebas, creo que hemos realizado el mejor motor en V refrigerado por agua del mercado, creo que podemos estar especialmente orgullosos de este increíble motor”.

A priori teníamos algunas dudas con su motor en V con un ángulo de 60 grados (algo que no es muy convencional para una moto de este tipo), si bien el desarrollo de esta Prueba Activa despejó todas las dudas. En primer lugar, notamos un sonido único y un desempeño excelente a bajas revoluciones, un sonido muy especial y potencia. Mucha potencia deseando desatarse.

Indian ha equipado esta Bagger con una transmisión de seis velocidades, embrague asistido y ajustadores de juego de válvula y tensores de cadena de distribución hidráulicos. Además, dispone de tres modos de manejo (Rain, Estándar y Sport) con diferentes aplicaciones del control de tracción e influencia sobre la gestión de potencia.

A lo largo de la prueba probamos los tres mapeos, comenzando por el más suave: el modo Rain, donde percibimos que las asistencias del ABS y de tracción eran muy marcadas, mientras que el acelerador se mostraba más cauteloso. El mapeo Estándar nos pareció una configuración ideal para ciudad, tramos de semáforos, topes y algunos pasos rápidos. A pesar del volumen de esta moto, se mostraba dinámica entre el tráfico. Por último, el mapeo Sport libera las prestaciones dejando ver la potencia de su motor al completo.

Parte ciclo
El chasis es de fundición de aluminio (lo que ayuda a aligerar la moto y a aumentar su desempeño) y se antoja una pieza fundamental, junto con las suspensiones, para entender el buen comportamiento de esta moto en curvas y a las altas cotas de estabilidad que alcanza en tramos rectos. En curvas notamos que la moto se puede llevar a ángulos de inclinación más pronunciados sin que rocen con el asfalto los reposapiés o el propio marco.

El trabajo de la horquilla telescópica invertida de 130 mm de recorrido se complementa a la perfección con el monoamortiguador trasero con ajuste hidráulico de 114 mm de carrera que firma la marca Fox. Durante esta Prueba Activa, encontramos una suspensión que no cansa en la parte baja de la espalda, que absorbe las imperfecciones del camino sin titubear y sin los rigores de un tarado demasiado duro. La estabilidad fue total en rectas prolongadas.

En todo momento encontramos una moto sumamente segura pues en su electrónica incorpora un elemento clave bautizado como Smart Lean Technology que te mantiene en tierra con confianza y al control del camino con una IMU Bosch de seis ejes, que permite el control de tracción dinámico, ABS con precontrol en las curvas, control antiderrapaje que modifica el par motor cuando detecta que la moto se está yendo en una curva descontroladamente y Drag Torque Control.

En cuanto a los frenos, Indian ha confiado en Brembo. Lo más llamativo, además de un tacto deportivo y un funcionamiento perfecto, es que las pinzas son de anclaje radial; en la parte delantera encontramos un disco semiflotante de 320 mm de diámetro y cuatro pistones; en la parte trasera trabaja un disco flotante de 298 mm y una pinza con dos pistones. Por si fuera poco, los neumáticos que equipa de serie son Metzeler Cruisetech (19” delante y 16” detrás).

Más detalles
La nueva Challenger incorpora una pantalla táctil (incluso con el uso de guantes) de siete pulgadas, ahora con un procesador de 4 núcleos y se ha simplificado un poco, respecto a la versión anterior (que también era excelente), resultando muy intuitiva en su manejo. También cuenta con servicios conectados que ofrecen información de tráfico y clima, además de la búsqueda intuitiva de destinos, intervalos de mantenimiento de la moto; estado del vehículo en tiempo real, con datos como la presión de las ruedas o la gasolina disponible; y acceso a información del smartphone a través de Bluetooth. Todo ello combinado con unos altavoces de 100 vatios, con ecualizador dinámico, para ofrecer una experiencia de conducción premium.

Sin duda la nueva Indian Challenger pone el nivel muy alto en estilo, prestaciones, seguridad y en conectividad. Aquellos que busquen una moto para acumular kilómetros y experiencias, con tecnología de última generación, acabados y un diseño Indian, acudan a uno de los distribuidores oficiales de la marca en el país. La Challenger los espera.

FICHA TÉCNICA
MOTOR
Tipo: PowerPlus
Desplazamiento: 1,768 cc
Diámetro x Carrera: 108 mm x 96.5 mm
Relación de compresión: 11.0:1
Sistema de inyección: Electrónica de combustible, lazo cerrado/52 mm doble orificio
Torque: 178 Nm a 3,800 rpm 

TRANSMISIÓN
Embrague: Húmedo, Multiplaca asistida
Transmisión: 6 velocidades
Transmisión final: Cadena

CHASIS, SUSPENSIONES Y FRENOS
Suspensión delantera: Horquilla telescópica invertida con 130 mm de recorrido
Suspensión trasera: Amortiguador sencillo con ajuste hidráulico con 114 mm de recorrido
Frenos delanteros: Doble disco semiflotante de 320mm con caliper radial de 4 pistones
Freno trasero: Disco sencillo flotante de 298 mm con caliper de 2 pistones
Llanta delantera: Metzeler Cruisetec 130/60B19 66H
Llanta trasera: Metzeler Cruisetec 180/60R16 80H
Rin delantero: 19″ x 3.5″
Rin trasero: 16″ x 5″

DIMENSIONES Y PESO
Longitud: 2,500.7 mm
Ancho (Internacional): 990.2 mm
Altura: 1,428.5 mm
Peso en seco: 361 kg
Peso con líquidos: 377 kg
Capacidad máxima de carga: 628 kg
Altura del asiento: 672.0 mm
Distancia entre ejes: 1,667.8 mm
Distancia al suelo: 137.3 mm
Inclinación: 25°
Huella: 150.0 mm
Capacidad de combustible: 22.7 l

COLORES: Thunder Black Smoke, Smoke White y Sandstone Smoke
PRECIO: Desde $529,900 pesos