Indian Chieftain Dark Horse Ruby Smoke

‘AMERICAN STYLE’
Revista Moto probó uno de los modelos más icónicos del catálogo de Indian, la Chieftain Dark Horse en su terminado Ruby Smoke y con el que la marca asegura una experiencia Premium

¿Qué es lo que más llama la atención de este modelo?
Además de su imponente silueta y su agilidad, destacan los componentes electrónicos: el sistema Ride Command, el equipo de audio de alta potencia, las luces LED, la apertura con llave inteligente, el control de crucero o el monitoreo de presión de llantas.
¿Cómo es la terminación Ruby Smoke?
El complemento perfecto de una moto de lujo. Se trata de un color bello que permite que, según la posición, el tono de pintura rubí se aprecie más opaco o más brillante. En contraste con los detalles oscuros del modelo la combinación es perfecta.
¿Cómo se comporta en carretera?
De maravilla. Es ideal para viajes largos y, por tanto, presenta todos los elementos que el motorista y su acompañante pueden necesitar para estar largas horas devorando kilómetros. Con la comodidad y la seguridad por delante, la moto incluye elementos como el control de crucero y un motor muy capaz para asegurar una experiencia Premium

Indian Motorcycle sigue renovando su catálogo. Y en Revista Moto sabemos que la marca del ‘jefe indio’ tiene mucho que decir cuando se trata de lanzar al mercado un modelo único, de esos que pisan fuerte. La Chieftain Dark Horse, en su terminado Ruby Smoke, es el último modelo de la marca norteamericana que hemos tenido el placer de probar en esta Casa Editorial.
Enmarcada en el segmento Bagger, esta moto se presenta más acorde con las nuevas tendencias del mercado, pues se ha sustituido la profusión de detalles cromados de anteriores versiones, por un tono más oscuro donde el mate (y algunos brillos) toma protagonismo en un conjunto de unas dimensiones superlativas y nada menos que de 375 kilos de peso.
De un pronunciado estilo Gran Turismo norteamericano, esta moto tiene muchísimas señas de identidad que se van adaptando a un segmento que cambia a paso lento, pero que lo hace y va sustituyendo los clichés de antaño como los escapes ruidosos o los motores de cubicajes exagerados. Con máquinas como la Chieftain, queda claro que Indian ha entendido bien estos cambios pero, sobre todo, las necesidades del mismo mercado dotándola de mejores acabados, más accesorios y tecnología para hacer la experiencia más satisfactoria a sus usuarios que, desde luego, exigen un producto de lujo que se remata con una combinación de color que resalta la belleza de esta Indian con el color Ruby Smoke, que permite apreciar los cambios de tono rubí (más opacos o más brillantes) según el ángulo desde donde se mire. Tampoco pasamos por alto el detalle del icónico símbolo de la compañía, colocado al frente de la moto, o el grabado del nombre de la marca en el tanque: sutilezas que están ejecutadas donde y como deben para hacer honor a la tradición de la firma.

El detalle de este nuevo equipamiento no podría empezar sin dos elementos claves en esta moto: las dos maletas rígidas con cierre centralizado desde la llave inteligente o desde el panel sobre el tanque de combustible (de 20.8 litros de capacidad). El otro elemento característico que este modelo ­incorpora de serie un sistema de audio Premium, con 100 vatios de audio nítido y con un ecualizado dinámico que se ajusta automáticamente al ruido de la calle, el viento y el motor.
Pese a un estilo de moto custom clásica, la Indian Chieftain Dark Horse integra un sistema de iluminación LED, control de crucero, frenos ABS y encendido sin llave: todo ello se integra en un conjunto que no pierde su corte clásico con un guardabarros con faldones o la doble salida de escape.
Un toque en la historia de este modelo lo encontramos en su parabrisas, que ofrece buena protección al viento y que se puede ajustar en la altura deseada con sólo presionar un botón en el manubrio. Aunque la protección frente al viento resultará algo escasa para los pilotos de talla alta, sí percibimos que el carenado del faro protege de modo adecuado, también del aire en las manos.

Electrónica también en el motor
La nueva Indian Chieftain Dark Horse equipa el motor Thunder Stroke 116 de 1,890 cc que desarrolla un impresionante par de 168 Nm a 2,800 revoluciones por minuto y se refrigera por aire (radiador de aceite). En el manejo nos damos cuenta que Indian no ha pensado en su Dark Horse como una moto tranquila para hacer turismo y las capacidades del propulsor lo dejan muy claro.
Por parar a recargar combustible no hay que preocuparse en exceso, pues el tanque de combustible de 20.8 litros garantiza mucha autonomía, a pesar de contar con un motor ‘grande’, ya que la tecnología del sistema de inyección mejora el rendimiento.
En marcha, el motor se muestra equilibrado y resulta toda una experiencia dejar de acelerar y escuchar las pequeñas explosiones que emanan de su ‘corazón’, que funciona perfectamente a bajas revoluciones (2,800 vueltas), lo que permite disponer de potencia a cualquier velocidad. Asimismo, las vibraciones son escasas, tiene par y recupera de muy buen modo. En cuanto al acelerador, nunca se nos quedó corto y nos gustó la respuesta al ejecutar adelantamientos y alcanzar velocidades punta muy interesantes.

Además de todo esto, la electrónica gestiona el motor de un modo increíble, con tres modos de manejo: Tour, Standard y Sport, y el práctico y de fácil accionamiento control de crucero. También es importante señalar otro elemento que nos agradó significativamente: la desactivación del cilindro trasero. Este dispositivo, que se activa automáticamente -y casi sin que el piloto lo perciba-, evita que se transmita el calor del motor al piloto. Esto es especialmente útil cuando se transita por ciudad en climas que llegan a ser muy cálidos como el de México.
Otro detalle de tecnología lo encontramos en el Ride Command, el sistema de conectividad que incluye una toma USB, un navegador GPS y la lectura de la presión de los neumáticos que aparece en la gran pantalla táctil de siete pulgadas. Precisamente, esta pantalla reúne todos los datos imaginables con el añadido de que el usuario puede configurarla según su preferencia, además, ofrece conectividad total con el teléfono celular.


Más ágil de lo que parece
A pesar de su gran tamaño y peso, en el transcurso de esta Prueba Activa, también hubo ocasión de comprobar su manejo en ciudad. Mover a esta bestia es más sencillo de lo que a priori se pueda pensar. También percibimos que la altura del asiento gunfighter es un alivio para los motoristas de tallas bajas, pues sus 650 mm de altura no resultan un impedimento para que éstos puedan alcanzar el piso y manejarla con seguridad.
Moverse por una urbe requiere, claro, un poco de práctica, pero descubrimos que la geometría de dirección, con un ángulo de horquilla de 25 grados y el chasis de aluminio fundido (ligero y rígido), permiten girar sin problema en curvas no muy cerradas (estas últimas sí ponen a prueba las medidas de este coloso de dos ruedas). La distancia entre ejes es de 1,668 mm y el largo total de 2,506 mm y eso conviene tenerlo siempre presente, a pesar de que sí tiene un punto deportivo en su concepción que permite más dinamismo, seguridad y estabilidad.

La horquilla telescópica de cartucho dispone de 119 mm de recorrido y 46 mm de diámetro; absorbe bien las imperfecciones pero, recuerden que esta moto no está pensada para dar batalla en asfaltos en malas condiciones. En la parte trasera equipa un amortiguador sencillo con ajuste de aire con una carrera de 114 mm que funciona correctamente.
Respecto a los frenos (con ABS de serie), el eje delantero cuenta con dos discos de rotor flotante de 300 mm de diámetro sobre los que actúan pinzas de cuatro pistones; mientras que en la parte trasera trabaja un disco sencillo de rotor flotante -también- de 300 mm de diámetro y pinza de dos pistones. Los neumáticos se confían a Dunlop: American Elite en medidas de 130/60-19 delante y Elite Multi Compound de 180/60-16, detrás. Un buen complemento para un sistema de frenos que mejora sus prestaciones, si se combina el delantero y el trasero.
Las sensaciones tras esta Prueba Activa dibujan una motocicleta superior, elegante y que sabe incorporar la tecnología de manera acertada. En este sentido, el sistema de información y entretenimiento es realmente destacable, sobre todo porque forma parte del conjunto (parece hecho por motociclistas para motociclistas). El motor ofrece rendimiento y eficiencia y se han logrado evitar las vibraciones; respecto al sonido, en nuestra opinión merecería uno más melódico.
En futuras actualizaciones nos gustaría ver un embrague antirebote que, sin duda, complementaría esta filosofía de grandes viajes con la máxima comodidad. Su diseño inigualable y un color tan especial (en realidad las tres opciones lo son: Thunder Black Smoke, Ruby Smoke y Titanium Smoke) refuerzan una de las apuestas con más personalidad del catálogo de Indian.

DETALLES
1. ALFORJAS: Gracias a sus dos maletas rígidas incrustadas en los laterales del modelo, puedes llevar pertenencias con seguridad, puesto que cuentan con apertura de cierre centralizado desde la llave inteligente o desde el panel situado en el tanque del combustible.
2. PANEL DE INSTRUMENTOS: El sistema Ride Command integrado de serie, junto con el sistema de audio Premium de 100 vatios, ofrecen al motorista un recorrido con gran conectividad, en el que no sólo gozará de saber el estado mecánico de la moto, sino de disfrutar del ritmo de la música.
3. MANDO IZQUIERDO: Desde éste se pueden controlar las luces de dirección, frontal, claxon, audio y más.
4. MOTOR: Esta máquina americana porta el V-Twin Thunder Stroke 116 de 1890 cc que entrega 168 Nm de torque para poder reaccionar de forma excepcional a bajas revoluciones, además de brindar un manejo ágil en cualquier velocidad.

FICHA TÉCNICA
Indian Chieftain Dark Horse Ruby Smoke
MOTOR
Tipo: Thunder Stroke 116
Cilindrada: 1,890 cc
Diámetro x Carrera: 103 mm x 113 mm
Torque máximo: 168 Nm @ 2,800 rpm
Relación de compresión: 11.0:1
Sistema de alimentación: Inyección electrónica de combustible de lazo cerrado
TRANSMISIÓN
Embrague: Multiplaca húmeda
Transmisión final: 6 velocidades
Transmisión Final: Cadena

CHASIS, SUSPENSIONES Y FRENOS
Chasis: N/D
Suspensión delantera: Horquilla telescópica de cartucho con 119 mm de recorrido
Suspensión trasera: Amortiguador sencillo con ajuste de aire con 114 mm de recorrido
Frenos delanteros: Doble disco con rotor flotante de 300 mm de diámetro y pinza de 4 pistones
Freno trasero: Disco sencillo con rotor flotante
de 300 mm de diámetro con pinza de 2 pistones
Neumático delantero: Dunlop American Elite 130/60B19 61H
Neumático trasero: Compuesto múltiple Dunlop Elite 3 de 180/60R16 80H
Rin delantero: 19 in x 3.5 in
Rin trasero: 16 in x 5 in

DIMENSIONES Y PESO
Longitud: 2,506 mm
Ancho: 1,000 mm
Altura: 1,385 mm
Altura del asiento: 650 mm
Distancia entre ejes: 1,668 mm
Distancia al suelo: 130 mm
Inclinación: 25°
Huella: 150 mm
Peso (depósito vacío/lleno de combustible): 361 kg / 375 kg
Capacidad máxima de carga: 628 kg
Capacidad de combustible: 20.8 l
COLORES: Thunder Black Smoke, Ruby Smoke, Titanium Smoke
PRECIO: $469,900 pesos

X