Indian Motorcycle vive con alegría en Oaxaca su 3rd National Ride

El viernes 28 y sábado 29 de junio en Revista Moto fuimos parte de los invitados especiales en el 3rd National Ride de Indian Motorcycle. Evento que se llevó acabo en la ciudad de Oaxaca, Oaxaca y del que también formaron parte más de 40 motociclistas, integrantes en su mayoría del Indian Motorcycle Riders Group, provenientes de Monterrey, Querétaro, Toluca, CDMX entro otros puntos del país.

El punto de partida para este encuentro fue en la gasolinera ‘Que chula es Puebla’, a la salida de Ciudad de México. Lugar en el que, al estar todos reunidos con el contingente, encendimos motores, en nuestro caso el de una motocicleta Indian Springfield Dark Horse, y tomamos la autopista México – Puebla.

Así, de Puebla tomamos camino hacia Oaxaca, pasando en el inter por puntos como Cuacnopalan y Tehuacán, Puebla donde, cabe decir, el viento fue parte de nuestros compañeros de camino.

Ya en Oaxaca, Indian nos preparó una serie de actividades, iniciando con la tradicional Colenda oaxaqueña, actividad que descolló por todo lo alto, con un despliegue de fuerza espiritual, alegría y fortalecimiento de vínculos familiares, comunitarios y personales, para después llevarnos a recorrer las calles del centro de Oaxaca y, más tarde, apreciar un espectáculo de Guelaguetza, cerrando la noche con una cena acompañada de un buen mezcal.

Reunión nocturna en la que, cabe decir, Indian Motorcycle México nos dio la bienvenida al rally, mientras la banda IMYONI amenizaba la fiesta.

Para el segundo y último día de actividades, iniciamos la jornada con la foto oficial del evento, teniendo de fondo el Templo de Santo Domingo de Guzmán.

Tras ello, el rally inició, el constó de formar equipos nombrados por diferentes colores, desde el verde, azul, rojo, blanco y negro, grupos que tuvieron una ruta específica donde al llegar a cada uno de los puntos indicados, éstos tuvieron que cumplir con una tarea para poder recibir la siguiente pista que los llevaría a su siguiente misión y así sucesivamente.

Fue una actividad sumamente dinámica que involucró a todos los integrantes de cada equipo participante, ya sea desde responder preguntas de conocimiento general o acerca de Oaxaca, hasta vender chilate a media calle.

Después de la divertida dinámica, pasamos al hotel sede, para disfrutar de la comida, gozar de un tiempo libre.

Así, después de relajarnos un poco y zacear nuestro apetito, nos dirigimos a La Calera, donde fuimos recibidos con una ceremonia zapoteca que estuvo cargada de buenas vibras para todos sus asistentes.

Así, para cuando llegó la hora de la cena, disfrutamos de una tlayuda de frijoles con habas y costilla, mezcal, ambiente perfecto para definir al equipo ganador del rally y, por fin, Indian Motorcycle nos lo daría a conocer, pero para ello se realizó un concurso de cuerda eliminatorio, iniciando con cuatro participantes de los cuales quedarían dos, mismos que tuvieron la tarea de responder tres preguntas relacionadas con Indian, la nueva FTR 1200 y la ciudad sede.

Dicho lo anterior el ganador salió a la luz y no sólo ello, sino que se hizo acreedor de una motocicleta Indian FTR 1200R, cerrando con broche de oro esta jornada tan especial.

X