Kevin Benavides, nuevo rey de las motos en el Dakar

El piloto argentino Kevin Benavides, de Honda, se quedó con el título de la edición 43 del Rally Dakar en la categoría de motos.

El triunfo en la etapa 12, entre Yanbu y Yedá, fue para el estadounidense Ricky Brabec, también de Honda.

En la clasificación general, Benavides (47h18’14) conquistó la prueba con 4 minutos y 56 segundos de diferencia sobre Brabec, y 15 minutos y 57 segundos sobre el británico Sam Sunderland, de KTM.

Éste es el primer doblete de Honda en el Dakar desde que Cyril Neveu logró el título en 1987 y Edi Orioli, el de 1988. Benavides estuvo a punto de ser campeón en 2018, cuando terminó segundo por detrás del austríaco Matthias Walkner.

Campeón argentino y latinoamericano del enduro, Benavides, de 32 años, debutó en el Dakar en 2016 con un impactante cuarto lugar; en 2018 se ubicó segundo, y en su quinta participación se convirtió en el primer latinoamericano campeón en la historia del Dakar.

“En un Dakar pueden pasar muchísimas cosas, estar adelante o muy atrás y viceversa. Mi sueño era ganar el Dakar y no iba a parar hasta conseguirlo. Siempre me prepare para ir en búsqueda de eso. La victoria de Honda el año pasado nos motivó para trabajar, fue un premio al desarrollo y a la inversión del equipo. Nos sacó presión, pero también todos queríamos revalidar el título”, dijo Benavides.

La organización del Dakar informó sobre la muerte del piloto francés Pierre Cherpin, quien sufrió un traumatismo de cráneo la semana pasada tras una caída en la séptima etapa. Murió mientras era trasladado a Francia.

El piloto mexicano Juan Pablo Guillén Rivera terminó la carrera en el lugar 48 de la clasificación general. Sin el apoyo de un equipo oficial participó en el Dakar como novato con el objetivo de terminar la carrera y lo consiguió. Su tiempo oficial fue de 71 horas y 28 minutos, a 24h 09′ 46” del líder.

  • Juan Pablo Guillén Rivera.