Realiza una búsqueda en las noticias:

KTM 1050 Adventure 2015: Herencia privilegiada

Click para ver imagen completa

 

En breve:
¿Qué destaca de esta moto? Un peso muy ligero (212 kilos) y su manejabilidad, que la hacen idónea para iniciarse en el mundo del doble propósito. El piloto es quien manda en todo momento.

¿Cómo trabaja el embrague antirrebote? No solo interviene cuando la retención del motor supera cierto límite, sino que actúa cuando se abre gas, fijando la rueda trasera ante situaciones de emergencia como frenadas de emergencia. El tacto en la maneta se siente muy ligero.

¿Cómo es su motor? Un bicilíndrico con 1050 c. c. refrigerado por agua que con sus 95 CV que ofrece potencia más que de sobra para afrontar cualquier situación de manejo. La entrega es siempre constante. 

Para aquellos conductores que estén pensando en dar el paso a las motos doble propósito, KTM se lo pone fácil con su modelo 1050 Adventure, una moto pensada para ofrecer unas excelentes prestaciones y convertirse en la puerta de entrada a este segmento adictivo a un precio significativamente menor que el que presentan otras máquinas mucho más avanzadas.

Y es que esta 1050 mira sin complejos a sus ‘hermanas mayores’, las KTM 1190 Adventure, KTM Adventure R 1190 y KTM 1290 Super Adventure, presentando una línea muy marcada que la marca naranja imprime a toda su gama estrella pero con un tamaño, peso y consumo de gasolina ligeramente inferiores para adecuarla a aquellos que no requieren los altísimos tributos de las motocicletas que ocupan los primeros lugares del sector.

1050_Adv_90

Muchas semejanzas

Los aficionados afines a KTM encontrarán rápidamente las semejanzas entre la 1050 y la 1290, que es la que inspira esta saga. Empezando por el chasis multitubular, que está elaborado en acero cromomolibdeno (que sólo pesa 9.8 kilos) junto al que se coloca un subchasis de aluminio que puede ser sustituido independientemente.

Lo que KTM llama “filosofía ultraligera” se traduce en un peso total de 212 kilos (230 kilos con el depósito lleno) y presenta detalles de alta calidad en sus tubos cortados al láser y en las soldaduras. El basculante de fundición a presión, con nervaduras abiertas optimiza la rigidez sin perder las características de flexión esenciales.

En materia de ergonomía, la 1050 Adventure saca muy buena calificación partiendo del diseño de la 1190 que se ha mejorado con dos puntos de anclaje del manubrio, reposapiés ajustables (dos posiciones) y un nuevo asiento de una sola pieza que alberga cómodamente al conductor y al pasajero gracias a una nueva espuma con un tacto más blando que, además, se siente consistente en cualquier situación.

Buenas prestaciones, menos consumo

La 1050 Adventure monta un motor V2 con 1050 cc de cilindrada que da toda la energía necesaria para garantizar la diversión, tanto en caminos de terracería como en carretera. Refrigerado por agua y con 95 CV, la potencia es totalmente controlable y permite a quien la conduce ir experimentando y progresando hasta dar con los niveles máximos.

La 1050 firma niveles de potencia hasta 6,200 revoluciones por minuto gracias a sus tomas de aire con mayor recorrido y a nuevos árboles de levas. El hecho de reducir la cilindrada ha implicado unos ajustes mecánicos que tienden a aligerar el diámetro de los cilindros y los pistones.

El bicilíndrico firma un desempeño muy interesante desde que se empieza a dar gas.  La 1050 Adventure monta un sistema ride-by-wire que entrega potencia de manera sosegada pero constante en todo el par y permite unas cifras de consumo de combustible muy bajas y algo muy interesante: la motocicleta debe visitar la agencia para someterse a tareas de mantenimiento cada 15,000 kilómetros. En cuanto a la autonomía, en diferentes circunstancias de manejo el consumo no supera con mucho los 6.5 litros. El depósito tiene una capacidad de 23 litros.

Como detalle adicional, la 1050 Adventure incorpora un embrague anti rebote que manda sobre una caja de transmisión de seis velocidades. Este sistema no sólo interviene cuando la retención del motor supera cierto límite, sino que actúa cuando se abre gas, fijando la rueda trasera ante situaciones de emergencia como frenadas imprevistas. El tacto en la maneta se siente muy ligero y en una travesía larga se agradece, como también que el nivel de vibraciones sea muy razonable.

1050_ADV_re_vo

Más segura

Como es evidente, el nivel de equipamiento de la 1050 no puede ser el mismo que el de la 1290. Las suspensiones son una de las mayores diferencias que podemos apreciar entre ambas motos. Sin la calidad de las de la 1290, las suspensiones de la 1050 las firma WP Suspension y vienen muy bien configuradas de fábrica. La horquilla delantera tiene un recorrido de 185 milímetros, mientras que el monoamortiguador tiene 190 milímetros con la posibilidad de regulación, tanto de precarga de muelle como de extensión. El trabajo de estas suspensiones es bueno, sin llegar a ser maravilloso. Habrá quien eche en falta una horquilla delantera regulable pero sin una exigencia máxima no resulta determinante a la hora de calificar el desempeño.

Esta KTM monta neumáticos sin cámara Metzeler Tourance Next (110/70 ZR 19 delante y 150/70 ZR 17 detrás) sobre rines de aleación que hacen un conjunto muy liviano que ayuda a que el manejo sea ágil y divertido.

A la hora de frenar, KTM confía en Brembo para garantizar máxima seguridad y poder a través de dos discos delanteros de 320 mm, pinzas de anclaje radial de cuatro pistones y una bomba radial. En la parte posterior, la frenada corre a cargo de un generoso disco de 268 mm. La gestión del sistema de frenado corre a cargo de una centralita de doble canal 9M+ABS de Bosch.

En nuestra Prueba Activa comprobamos que esta moto se comporta de un modo muy noble, no se siente tan grande como es, de manera que pilotos de talla media no batallarán a la hora de manejarla. Facilita mucho la conducción los 4 modos de manejo: Sport, Street, Rain y Off Road (este último permite desconectar el ABS) que se activan desde la piña izquierda. Con cada uno de ellos el piloto encontrará un aliado a la hora de circular por ciudad, carretera o campo abierto.

Todo a punto

Hay detalles que no pasan inadvertidos en la KTM 1050. Uno de ellos, es la cúpula regulable que permite subir o bajar la altura del parabrisas de una manera rápida gracias a su mecanismo de anclaje de fácil operación. El equipo de faros tradicional se complementa con focos LED para iluminación diurna. 

El cuadro de mandos corre a cargo de VDO y cuenta con una pantalla LCD central, donde se pueden consultar las condiciones de conducción (con velocímetro y tacómetro, y avisador de marcha configurable), y otra pantalla LCD que se sitúa a la izquierda con funciones ajustables.

Datos Técnicos 

  Motor – Bicilíndrico, V2 a 75º, 4 tiempos

  Diámetro – 103/63 mm

  Carrera – 1,050 cc

  Potencia* – 95 CV @ 6,200 rpm

  Relación de compresión – 13.0:1

• Sistema de combustible – Keihin EFI (cuerpo del acelerador 52 mm)

  Sistema de arranque – Eléctrico

  Sistema de lubricación – Lubricación a presión con 3 bombas Eaton

  Embrague – Deslizante PASC™, operado hidráulicamente

  Transmisión – 6 velocidades

  Chasis – Cuadro reticulado de acero-cromo-molibdeno, recub. de polvo

  Suspensión delantera – WP – USD con 185 mm

  Suspensión trasera – Monoamortiguador WP con 190 mm de recorrido

  Frenos delanteros – Doble disco (320 mm de diámetro), 2 pinzas de freno Brembo de cuatro pistones y anclaje radial. Bosch 9M+ Dos Canales

  Freno trasero – Doble disco Brembo (267 mm), 2 pinzas de freno fijas de dos pistones Brembo. Bosch 9M+ Dos Canales

  Alto libre – 220 mm

  Distancia entre ejes – 1,560 mm

  Distancia al piso – 220 mm

  Altura del asiento – 850 mm

  Peso seco – 212 kg

  Tanque gasolina incluida reserva – 23 Lts

  Reserva – 3.5 Lts.

PRECIO: $209,900 pesos