KTM 390 ADVENTURE 2020 / BMW G310GS / ROYAL ENFIELD HIMALAYAN

TERCIA AVENTURERA

Revista Moto analiza tres de los modelos más pujantes en el segmento de aventura de media cilindrada para que nuestros lectores conozcan A profundidad qué ofrece cada uno

En numerosas ocasiones hemos relatado el auge de las motos de aventura y cómo las marcas más pujantes del panorama motociclista han ido configurando sus catálogos con nuevos modelos que se sitúan en la media cilindrada para ofrecerlos a sus clientes como máquinas de entrada a un universo que se veía lejano para los pilotos noveles, tanto por el precio como por las características superlativas de auténticas motos tope de gama.

El mercado ha dado un giro a partir de un aumento en los usuarios potenciales que pueden acabar llegando a esas motos de alta cilindrada a partir de una experiencia previa (satisfactoria) a través de motos más asequibles.

Todos son bienvenidos a escribir sus propias aventuras.

En esta edición de Revista Moto analizamos tres motocicletas que comparten una misma vocación aventurera, pero desde perspectivas diferentes. Tres motos Trail que comparten características y precios similares, y que bien pueden considerarse bajo el paraguas de las motos de aventura de media cilindrada, pero que, en esencia, presentan diferencias que las hacen únicas.

Este mes analizamos la KTM 390 Adventure, la BMW G310GS y la Royal Enfield Himalayan, máquinas que garantizan diversión en el asfalto y lejos de él. Son muy completas que merecen la pena conocerlas de primera mano para decidirse por una u otra.

Para la realización de este reportaje las probamos de manera exhaustiva en diferentes superficies, en ciudad, en carretera y en caminos pensados para la práctica del Off Road. Circunstancias en las que hemos determinado cuál desprende las mejores experiencias, siempre partiendo de que, a pesar de que cualquiera te llevará hasta donde quieras, sus conceptos son diferentes.

LA ESTÉTICA: DE LO MÁS CLÁSICO AL FUTURO
Cuando hablamos de conceptos diferentes, basta un primer vistazo para percibir que cada marca concibe la aventura de un modo diferente. Royal Enfield lo hace eminentemente clásico con su Himalayan, mientras que KTM y BMW Motorrad apuestan por la vanguardia y la tecnología, con motos más futuristas. Así, la Himalayan hace gala de un legado que la sitúa como la primera moto doble propósito de Royal Enfield, con un diseño icónico (hoy neo-retro) y una fuerte personalidad determinada por sus líneas robustas, su cúpula elevada, su faro redondo y, en definitiva, pocas concesiones estéticas que la alejan del modelo original, con un singular rin de 21 pulgadas al frente y otro de 19, detrás. Su tanque de combustible (15 +/- 0.5 l), sus espejos retrovisores y hasta su asiento hacen que cualquier aficionado la reconozca de lejos.

En el lado opuesto encontramos las otras dos máquinas. BMW Motorrad y KTM presentan dos modelos más parecidos entre sí, en lo que a estética se refiere, ya que parten de la atención al público joven con líneas agresivas.

En el caso de la KTM 390 Adventure se impone la estética rally de la marca naranja en la óptica frontal, con plásticos inyectados en el mismo color de la carrocería, un tanque de combustible (de 14.5 litros) optimizado para dar mayor libertad de movimientos y protecciones ad hoc que guardan perfecta armonía con sus hermanas mayores de gama alta.

Por su parte, la BMW G310GS da muestra de ser un digno miembro de la familia aventurera de la marca alemana con elementos tan característicos como la flyline, el pequeño parabrisas o un tanque de combustible (de 11 litros) prominente. Un asiento corrido y una parte trasera completamente GS definen un diseño muy actual que se remarca con un frontal con pico de pato afilado y característico que recuerda a la BMW R1200GS. En las opciones de color que se ofrecen para este modelo (azul estratosférico metalizado, blanco nacarado metalizado, negro cósmico sólido) podemos decir que BMW Motorrad ha acertado plenamente.

MOTOR: LA POTENCIA NECESARIA EN TODOS LOS CASOS
Una primera valoración de los propulsores de estas tres máquinas nos deja muy claro que la relación peso-potencia es muy adecuada para sus características y su uso. En cuanto a las similitudes, lo más destacado es que las tres marcas recurren a un monocilíndrico con diferentes cubicajes: 313 cc, en la BMW; 373 cc, en la KTM y 411 cc, en la Royal Enfield.

A pesar de contar con la relación de centímetros cúbicos más baja, la G310GS equipa un propulsor capaz de otorgar 34 hp a 9,500 vueltas que garantiza la potencia y la aceleración necesaria. Lo más característico de este motor es su disposición: el cilindro está inclinado hacia atrás y la culata tiene una rotación de 180 grados para situar el centro de gravedad en una posición baja y cercana a la rueda delantera, lo que permite más agilidad y precisión en las curvas. Su eficiencia es uno de los puntos fuertes, ya que apenas consume 3.3 litros cada 100 kilómetros.

Gracias a la eficaz combustión y al sistema de aire secundario, la G310GS cumple con la estricta normativa Euro 4. BMW Motorrad presume que su propulsor no sólo garantiza un bajo consumo, sino también un control de potencia poderoso, incluso en las gamas de revoluciones más bajas. Se ajusta a la normativa Euro 4 y dispone de inyección electrónica. Su caja de cambios es de seis velocidades y posee un embrague multidisco en baño de aceite con accionamiento mecánico.

KTM apuesta por un monocilídrico refrigerado por líquido con arranque eléctrico que alcanza una potencia máxima de 43 CV. Equipa doble árbol de levas en cabeza e inyección electrónica, que otorgan una entrega de potencia que se siente suave gracias al trabajo de un eje de balance. Las características principales de este motor es su ligereza, sus dos catalizadores y un sistema de ventilación del tanque de combustible que evitan la descarga de vapores de gasolina en consonancia con la norma Euro 4. Mientras que la caja de cambios es de seis velocidades y cuenta con embrague antirrebote que se abre cuando el par que recibe es excesivo, evitando vibraciones en la llanta trasera al frenar. Su tacto es exquisito y permite accionarlo con apenas un dedo. Además, cuenta con Quickshifter que funciona para subir velocidades (opcionalmente se puede adquirir el sistema para subir y bajar de velocidad).

Royal Enfield es la marca que más cubicaje presume. El motor de la Himalayan tiene un comportamiento estupendo a bajas revoluciones y permite una velocidad de crucero notable. Cuenta con 411 cc, un eje de levas en la culata y desarrolla 25 CV de potencia a 6,500 revoluciones por minuto. Su par motor de 32 Nm, entre las 4,000 y 4,500 vueltas, deja muy claro que esta moto dispone de mucha fuerza. De los tres modelos analizados en este reportaje éste es el único que no dispone de seis velocidades, sino de cinco.

TECNOLOGÍA: ¿PILOTO CLÁSICO O MILLENIAL?
El aspecto tecnológico diferencia sustancialmente estas tres motos de aventura. La KTM 390 Adventure es la que mayor profusión de tecnología presenta, le sigue la BMW y, a una distancia considerable encontramos la Royal Enfield. Como referimos al inicio de este reportaje, ésta es una de las claves del concepto que maneja cada marca, con productos que atraerán a diferentes tipos de público. Dicho de otro modo, KTM y BMW parecen apostar por máquinas más del gusto de la generación millenial, mientras que Royal Enfield ataca un doble flanco: jóvenes con gusto por lo retro y pilotos más veteranos que prefieren centrarse en el camino sin estar pendientes de ir apretando botones o modificar el comportamiento de su moto.

La 390 es claramente el modelo que más tecnología incorpora. Con diferentes sistemas que ayudan al pilotaje como el MTC (control de tracción), sensible al ángulo de inclinación que reacciona rápidamente cuando detecta que la velocidad de giro de la llanta trasera se eleva demasiado y reduce la entrega de potencia. Esta moto incluye el sistema KTM MyRide para vincular el Smartphone a la centralita y usar una aplicación opcional de navegación, hacer o recibir llamadas o escuchar música.

Además, esta KTM cuenta con doble sistema ABS (en curva y Off Road). El específico para curvas (desconectable) ajusta la presión en función del ángulo de inclinación de la moto, mientras que el específico para Off Road desactiva el ABS de la llanta trasera y la mantiene en la delantera para que el piloto bloqueé la rueda trasera para tomar mejor las curvas. En tierra mejora significativamente la experiencia, especialmente para pilotos con menos experiencia.

Además, la KTM incorpora una pantalla táctil TFT multicolor de cinco pulgadas que adapta su iluminación a las variaciones de la luz de ambiente. Las posibilidades que ofrece son muchísimas y todas se manejan a través de un interruptor multifuncional que permite acceder a los menús y a las configuraciones desde el manubrio.

La pequeña GS tiene ABS desconectable y un tablero digital con indicador de velocidad engranada, cuentarrevoluciones, reloj, temperatura del agua, consumo, etc. En ­este apartado, la moto no se puede comparar con las hermanas mayores de la familia GS al ser mucho más austera aunque, en marcha, la funcionalidad del conjunto es muy destacada.

La Himalayan centra su tecnología en el sistema de frenos ABS de doble canal y la inyección electrónica, con un panel de control muy clásico, compuesto por cuatro esferas de buen tamaño. La principal, la de mayor tamaño, es para la velocidad en su parte superior y en la inferior cuenta con una pequeña pantalla digital con reloj, velocidad engranada, termómetro y cuentakilómetros total y parcial. A su derecha encontramos los testigos tradicionales y el tacómetro. Debajo se ubican otras dos esferas dentro de un mismo marco: una para el nivel de combustible y otra donde se ubica una brújula digital que deja muy clara la vocación aventurera de esta máquina.

ERGONOMÍA Y PARTE CICLO: COMODIDAD POR ENCIMA DE TODO
La ergonomía de la BMW G310GS es, quizá, la más simple si las comparamos con las otras dos motos. Tiene una altura de serie de 835 mm, una medida muy natural para que un piloto de talla media la maneje sin sobresaltos. Pero, además, existen otras dos opciones como accesorios especiales: una variante más baja con 820 mm y uno con más altura, de 850 mm, lo que permite una posición erguida, con los brazos muy relajados, en parte semibaja. La comodidad se extiende al asiento bien mullido, que cuenta con un pequeño respaldo lumbar que ayuda a relajarse. Las estriberas no están elevadas y, con un diseño plano, ofrecen comodidad para estar horas encima de la moto. El manubrio queda algo bajo, lo que permite una posición de manejo relajada.

El chasis es la misma estructura tubular de acero perimetral que BMW Motorrad mostró en su gemela de calle, la G310R, que abraza al propulsor por su parte alta. Se trata de un entramado tubular negro que destaca por ser muy compacto y cercano al anclaje del basculante que permite un doble brazo del basculante largo. Además, el recorrido de amortiguación de 180 mm, la horquilla invertida y la llanta delantera de 19 pulgadas suavizan el manejo. El bastidor en arco con tubos de acero también refuerza la estabilidad de un conjunto que se mueve bien en la terracería, pero mucho mejor en asfalto. Su distancia entre ejes, de 1,420 mm la hacen el modelo más ágil de los tres analizados, a pesar de no ser la más ligera (169.5 kilos en orden de marcha).

La KTM 390 Adventure presenta una ergonomía similar a la BMW G310GS. El manubrio se siente algo más elevado y su asiento es más plano, lo que le da al piloto mayor recorrido entre el tanque de combustible y el asiento (a 855 mm del piso). Con una vocación más Off Road, sitúa sus estriberas algo más elevadas que la GS y más atrás. Amplias y robustas, las estriberas disponen de insertos de goma para dar más comodidad en carretera y se pueden quitar para practicar Off Road. Su peso en orden de marcha es de 158 kilos -el más bajo de las tres- y su capacidad de almacenar combustible de 14.5 litros.

La KTM equipa un bastidor multitubular muy ligero y estable que, combinado con una distancia entre ejes de 1,430 mm, da buena estabilidad. Pero el punto más fuerte en la parte ciclo de esta moto está en sus suspensiones, donde KTM recurre a WP para un conjunto muy apto para la aventura. Las suspensiones WP APEX son totalmente regulables, algo que ninguna de las otras motos de esta comparativa equipan.

El concepto de la Royal Enfield Himalayan se ajustó a nuestras expectativas y a la propia filosofía de un modelo que combina simpleza y funcionalidad con formas muy clásicas. El asiento nos gustó por su mullido y porque ofrece un generoso recorrido entre el depósito y su parte trasera; además, también tiene un apoyo lumbar que permite recargarse. Las estriberas están muy bajas, por lo que la flexión de las rodillas es muy leve. Su manubrio es el más elevado y ofrece una posición de manejo muy confortable, tanto para la carretera como para las brechas.

La Himalayan se maneja de un modo muy sencillo e intuitivo; con un buen trazo por curva (puntual, aunque no rápido). El chasis está fabricado en doble cuna de acero de estructura tubular y ha sido desarrollado por la compañía inglesa Harris Performance. Su distancia entre ejes es la más amplia: 1,465 mm y, por tanto, la más sobria en el manejo. Mientras que su equipo de suspensiones parte de una horquilla telescópica convencional y un monoamortiguador con buen tarado para un manejo mixto, que perdona más y que no se siente tan deportivo en la línea con el propio modelo: que ofrece la aventura sin complicaciones. Su peso en la báscula es de 197 kilos en orden de marcha, también es la que tiene un tanque de combustible de mayor capacidad: 15 litros y la que equipa mejor cúpula protectora de serie, pues la BMW y la KTM ofrecen una protección más escasa frente al viento si atendemos a los modelos de serie. Ambas cuentan con cúpulas que se adquieren aparte.

EN CONCLUSIÓN
Tras esta sucesión de pruebas salta a la vista que estas motos son de lo mejor del segmento medio de aventura. En cuanto a sus características, vienen muy determinadas por el concepto que cada marca imprime en cada uno de sus modelos.

La BMW G310GS lleva por bandera el estandarte de la familia GS, el ADN estrella de una marca que puede presumir de tener en su catálogo una saga referencia en el sector (nos referimos a la alta cilindrada) y, sobre esta base, han construido un modelo más asequible que se ha hecho a partir de la naked de calle (la G310R). Cabe destacar el trabajo de los ingenieros alemanes para armar una moto ingeniosa que puede presumir de ser miembro de pleno derecho de la GS, con una misma posición de manejo. La experiencia de la marca y la manufactura en Asia permiten que esta opción sea más asequible para muchos bolsillos, sin renunciar al poder de la marca y a su exclusividad, que se nota en sus buenos acabados (a excepción de algunas soldaduras, que podrían ser mejores). Es justo decir, asimismo, que esta moto pronto se remasterizará, con lo que a buen seguro se redobla la apuesta de BMW Motorrad por esta pequeña GS.

KTM presenta el modelo más tecnológico, con prontas intervenciones que redundan en la seguridad de pilotos noveles que pueden ver en este modelo una perfecta primera moto, divertida y con la que se puede aprender a disfrutar de todas las sensaciones que se derivan de sus múltiples configuraciones. Su equipamiento y características la acercan a un público joven que busca tecnología para hacer su manejo más simple sin renunciar a una moto muy actual y novedosa para la ciudad, la carretera y la terracería. En cuanto a los acabados, los plásticos nos gustaron, así como sus frenos y las suspensiones regulables. No tanto los rines de magnesio, que le restan autoridad en la práctica Off Road, por lo demás, es muy capaz en estas lides.

La Himayalan de Royal Enfield es la moto más longeva de las tres. Para compararla con las motos analizadas en este reportaje es importante conocer de dónde viene un modelo que ha ido evolucionando a fuego lento, sin perder su esencia clásica. Esta moto ha cruzado infinidad de caminos sin ser la más rápida ni la más deportiva, pero sí una de las más sencillas y fiables. La Royal Enfield es la máquina ideal para quienes viven la aventura de una manera más integral, sin estar tan pendientes del camino, con la certeza de que esta moto no fallará porque parece indestructible con sus defensas altas, su parrilla de metal y carente de (casi) todos los lujos. También es la más Off Road de las tres.

Ahora que ya conoces sus secretos, en Revista Moto te invitamos a que acudas a cualquiera de las agencias oficiales (Moto 3, BMW Jürgen Motors y Royal Enfield Heritage Guadalajara) de estas tres marcas para agendar una prueba de manejo y comprobar de qué estás hecho, qué te gusta más: ¿disfrutar del camino con sencillez, aprovechar toda la tecnología a tu alcance o apostar por un modelo fiable en todos los sentidos? Tú eliges.

EN BREVE
¿Cómo es su diseño? Cada marca concibe la aventura de un modo diferente, de ahí que su diseño también lo sea. Royal Enfield lo hace con estilo clásico, mientras que KTM y BMW Motorrad apuestan por la vanguardia y la tecnología, con motos más futuristas.

¿En qué motores confían? Las tres marcas recurren a un monocilíndrico con diferentes cubicajes: 313 cc, en la BMW; 373 cc, en la KTM y 411 cc, en la Royal Enfield.

¿Cuál posee mejores características Off Road? La BMW G310GS lleva por bandera el estandarte de la familia GS, el ADN estrella de una marca que puede presumir de tener en su catálogo una saga referencia en el sector. KTM 390 Adventure presenta el modelo más tecnológico, con prontas intervenciones que redundan en la seguridad de pilotos noveles que pueden ver en este modelo una perfecta primera moto. La Himayalan de Royal Enfield es ideal para quienes viven la aventura de una manera más integral, sin estar tan pendientes del camino, con la certeza de que esta moto no fallarás.

FICHAS TÉCNICAS
KTM 390 ADVENTURE 2020
MOTOR
Tipo: Monocilíndrico, 4 tiempos
Cilindrada: 373 cc
Par máximo: 37 Nm
Refrigeración: Líquida
Potencia: 32 kW
Arranque: Eléctrico
Diámetro x Carrera: 89 mm x 60 mm
Relación de compresión: N/D
Lubricación: Por cárter húmedo

TRANSMISIÓN
Embrague: Antihopping PASC™, accionado mecánicamente
Transmisión: 6 marchas
Transmisión final: Cadena

CHASIS, SUSPENSIONES Y FRENOS
Chasis: Multitubular de acero, pintado al polvo
Suspensión delantera: Horquilla WP APEX de 43 mm con 170 mm de recorrido
Suspensión trasera: Amortiguador WP APEX con 177 mm de recorrido
Freno delantero: Un disco de 320 mm de diámetro con pinza de cuatro pistones con anclaje radial
Freno trasero: Un disco de 230 mm de diámetro con pinza flotante de un pistón
Neumático delantero: Continental TKC 70 100/70-19
Neumático trasero: Continental TKC 70 130/80-17
Llanta delantera: N/D
Llanta trasera: N/D
Rines: Aspas
ABS: ABS de dos canales Bosch 9.1 MP (incluido ABS en curvas y modo Off Road)

DIMENSIONES Y PESOS
Distancia entre ejes: 1,430 mm
Avance: N/D
Ángulo de la dirección: 63.5º
Longitud: N/D
Anchura: N/D
Altura: N/D
Altura del asiento: 855 mm
Peso en vacío: N/D
Peso máximo: 158 kg
Carga máxima (con el equipamiento de serie): N/D
Distancia al suelo: N/D
Altura libre al suelo: 200 mm
Capacidad útil del depósito: 15 +/- 0.5 l
Reserva: N/D

COLORES: Blanco, Naranja
PRECIO: $121,900 pesos

ROYAL ENFIELD HIMALAYAN
MOTOR
Tipo: Monocilíndrico, 4 tiempos, SOHC
Cilindrada: 411 cc
Par máximo: 32 Nm @ 4,250 rpm
Refrigeración: Por aire
Potencia máxima: 24.5 hp @ 6,500 rpm
Arranque: Eléctrico
Diámetro x Carrera: 78 mm x 86 mm
Relación de compresión: 9.5 :1
Gestión del motor/combustible: Inyección electrónica

TRANSMISIÓN
Embrague: Multidisco en baño de aceite
Transmisión: 5 marchas
Transmisión final: Cadena

CHASIS, SUSPENSIONES Y FRENOS
Chasis: Marco de cuna dividido
Suspensión delantera: Horquilla telescópica de 41 mm con 200 mm de recorrido
Suspensión trasera: Monoshock con varillaje con 180 mm de recorrido
Freno delantero: Disco de 300 mm con pinza rotante de 2 pistones
Freno trasero: Disco de 240 mm con pinza rotante de un pistón
Neumático delantero: Pirelli MT-60 Tubeless 90 / 90-21
Neumático trasero: Pirelli MT-60 Tubeless 120 / 90-17
Llanta delantera: 21”
Llanta trasera: 17”
Rines: Rayos
ABS: N/D

DIMENSIONES Y PESOS
Distancia entre ejes: 1,465 mm
Avance: N/D
Ángulo de la dirección: N/D
Longitud: 2,190 mm
Anchura: 840 mm
Altura: 1,360 mm
Altura del asiento: 800 mm
Peso en vacío: 191 Kg
Peso máximo: 182
Carga máxima (con el equipamiento de serie): N/D
Distancia al suelo: 220 mm
Capacidad útil del depósito: 15 +/- 0.5 l
Reserva: N/D

COLORES: Granito, Nieve, Sleet
PRECIO: $113,490 pesos

BMW G310GS
MOTOR
Tipo: Monocilíndrico, cuatro tiempos, con balancines, dos válvulas en cada cilindro, doble árbol de levas colocado en la culata, lubricación por cárter húmedo
Cilindrada: 313 cc
Par máximo: 28 Nm a 7,500 rpm.
Refrigeración: Líquida
Potencia nominal: 34 hp a 9,500 rpm
Arranque: N/D
Diámetro x Carrera: 80 mm x 62.1 mm
Relación de compresión: 10.6:1
Gestión del motor/combustible: Inyección de combustible eléctrica BMS-E2

TRANSMISIÓN
Embrague: Húmedo multidisco de accionamiento mecánico
Transmisión: 6 velocidades
Transmisión final: Cadena continua con juntas en Z

CHASIS, SUSPENSIONES Y FRENOS
Chasis: Tubular
Suspensión delantera: Horquilla invertida de 41 mm de diámetro y 180 mm de recorrido
Suspensión trasera: Basculante de aluminio fundido a presión arrastrado, columna de suspensión central articulada directamente, base del muelle ajustable con 180 mm de recorrido
Freno delantero: Un disco de 300 mm de diámetro con pinzas de freno radiales de cuatro pistones
Freno trasero: Un disco de 240 mm de diámetro con pinzas flotantes de un solo pistón
Neumático delantero: N/D
Neumático trasero: N/D
Llanta delantera: 2.50 x 19”
Llanta trasera: 4.00 x 17”
Rines: Aluminio fundido
ABS: BMW Motorrad ABS, conmutable

DIMENSIONES Y PESOS
Distancia entre ejes: 1,420 mm
Avance: 98 mm
Ángulo de la dirección: 63.3°
Longitud: 2,075 mm
Anchura: 880 mm
Altura: 1,230 mm
Altura del asiento (en vacío): 835 mm (asiento alto [accesorio]: 850 mm; asiento bajo [OE/accesorio]: 820 mm)
Longitud del paso del piloto (en vacío): 1,870 mm (asiento alto [accesorio]: 1,900 mm; asiento bajo [OE/accesorio]: 1,840 mm)
Peso en vacío con la moto lista para circular con el depósito lleno: 169.5 kg
Peso máximo: 345 kg
Carga máxima (con el equipamiento de serie): 175.5 kg
Capacidad útil del depósito: 11 l
Reserva: 1 l

COLORES: Azul estratosférico metalizado, Blanco nacarado metalizado, Negro cósmico sólido
PRECIO: $123,100 pesos