KTM ADVENTURE 790

Una Doble Propósito diferente

Subimos al Popocatépetl en una moto compacta, con electrónica avanzada y capaz de albergar el verdadero ADN Off Road de KTM

¿Cuántas versiones existen de este modelo?

Tres: Adventure, Adventure R y Adventure R Rally, que se ha presentado recientemente. Cada una de estas versiones está más preparada para el Off Road, siendo la R Rally la que permite realizar Enduro profundo. Entre la Adventure y el modelo R la principal diferencia la encontramos en las suspensiones (en componentes y en recorrido).

¿Cómo es su motor?

Un bicilíndrico con algunas modificaciones, para la incursión al Doble Propósito. Con 799 cc y 95 HP encontramos motivos más que suficientes para ir con soltura por cualquier camino. El tacto es suave y progresivo.

¿Cuáles fueron las sensaciones generales de esta moto?

Muy positivas. Permite un uso real Doble Propósito combinando excelentes aptitudes en asfalto y en terracería. Es una moto noble con verdadero ADN de las máquinas de rally.

KTM parece dispuesta a darle una vuelta de tuerca al concepto de aventura con modelos cada vez más diversificados y capaces de satisfacer a todo tipo de usuarios que, de una manera u otra, ansían máquinas adecuadas a su afición por salir -en mayor o menor medida- del camino. Esta es la filosofía de las 790 Adventure que KTM ha diversificado en tres versiones (Adventure, Adventure R y Adventure R Rally) de las que estaremos muy pendientes en Revista Moto.

La protagonista de esta Prueba Activa, que se desarrolló gracias a la invitación cursada por KTM México, es el modelo base, la 790 Adventure, con la que hicimos una ruta desde la Ciudad de México hasta el volcán Popocatépetl, para probar de qué es capaz esta Doble Propósito diferente que hemos seguido muy de cerca en esta Casa Editorial, pues asistimos a la presentación como prototipo en el salón EICMA de Milán, en 2017 y a su presentación final en el mismo foro un año más tarde. Desde entonces esperábamos su arribo a México y ya es una realidad gracias a la red de agencias oficiales de la firma naranja en nuestro país.

El concepto de esta moto obedece a la creación de un segmento casi nuevo: pues se trata de la primera bicilíndrica especial para Enduro Travel, con características que la hacen idónea para moverse por terracería, pero también para viajar por carretera: lo más polivalente que hay en el catálogo de KTM. A pesar de esta polivalencia, KTM ha querido diversificar más aún su oferta y ha lanzado tres modelos de esta 790, la Adventure, la Adventure R y la más reciente Adventure R Rally. De una manera sencilla, se puede decir que el modelo base es el más polivalente, mientras que los modelos R y R Rally están más adaptados aún al uso Off Road con componentes más específicos, del más alto nivel en el caso del modelo recientemente presentado, que se antoja una moto definitiva para Off Road profundo.

Pero sin duda el dato más novedoso de estos lanzamientos tiene qué ver con la apuesta por un motor bicilíndrico en un sector tradicionalmente dominado por los monocilíndricos que, sin embargo, está empezando a cambiar según los últimos movimientos de marcas como BMW Motorrad, Honda o Yamaha.

Así, para marcar las diferencias más importantes entre los tres modelos, es importante referir que la versión más básica es algo más baja que sus ‘hermanas’, las suspensiones tienen menos recorrido, pero no por ello pierde atributos para enfrentar la terracería. A cambio, el viaje por asfalto, será más placentero.

La 790 mantiene la imagen de las ‘hermanas mayores’, con un faro que incorpora tecnología Full LED, parabrisas alto que junto con la forma del tanque de gasolina hacen una moto sumamente aerodinámica; durante el transcurso de esta Prueba Activa la lluvia apareció en varias ocasiones y casi no mojó las partes internas. El cuadro de mandos 100% digital abre las múltiples posibilidades de la electrónica del modelo con modos de conducción, control de tracción regulable, ABS desconectable con asistencia en curva, conectividad y toda la información necesaria.

Al ponernos a sus mandos llama la atención que el asiento no es alto (con una altura de 1.70 metros los pies alcanzan sin problemas el piso y una buena ergonomía. Ya en ruta notamos que se trata de una moto cómoda donde la espalda va erguida, las piernas levemente flexionadas y los brazos en una buena posición gracias a que la altura del manubrio es la correcta.

Un detalle importante para entender la ergonomía de la 790 tiene qué ver con el tanque de combustible que, aparte de tener 20 litros de capacidad para alargar el viaje, permite un centro de gravedad bajo y, por tanto, maximiza la maniobrabilidad en cualquier terreno. Así, la posición de manejo es muy similar a la de una moto de Enduro: las piernas más cerradas y las rodillas apretando los plásticos laterales. La estabilidad es notoria y a ello contribuye también la posición del motor.

En el tránsito por carreteras federales encontramos un asiento duro de dos posiciones que, por momentos se mostraba rígido; sin embargo, con el paso de los kilómetros demostró ser el adecuado para una moto de esta vocación, que permite pasar del asfalto a la terracería sin inconvenientes. También llama la atención la buena disposición de los controles: del lado derecho del manubrio aparece el botón de encendido y corte de corriente; en el izquierdo, las direccionales, cambio de luces (largas y cortas) intermitentes, bocina de claxon y cuatro botones que controlan las funciones en la pantalla TFT de cinco pulgadas (arriba, abajo, atrás y enter)

Precisamente esta pantalla a color ofrece mucha información: velocidad, tacómetro, temperatura ambiente y de motor, velocidad engranada, también muestra el nivel de combustible, el tipo de manejo, ABS y cualquier otra asistencia; del lado izquierdo aparecen: fecha, trip de viaje 1 o 2, odómetro y nivel de batería. El menú resulta intuitivo, es fácil de navegar y permite hacer cambios en movimiento.

Potente bicilíndrico

Para armar esta Adventure, KTM usa el mismo bicilíndrico que porta la 790 Duke con algunas modificaciones para la incursión al doble propósito. Con 799 cc y 95 HP encontramos motivos más que suficientes para ir con soltura por cualquier camino. Es más, la nueva configuración del propulsor ofrece mayor potencia y más par a bajas y medias revoluciones y al ser un motor en línea favorece su refrigeración; incluso en situaciones de tráfico intenso como las que enfrentamos en la Ciudad de México, no se siente el calor.

En marcha notamos que la KTM sorprende por su tamaño y su desempeño; por momentos tienes la impresión de que no estás en una moto ‘grande’, pues además de llegar bien al suelo con los pies, desprende sensación de ligereza. Así, conforme avanzamos en nuestra rodada encontramos una respuesta suave a bajas y medias y, a medida que la fuimos conociendo, invita a subir el acelerador porque siempre ofrece seguridad.

Los mapas de motor son una de las opciones más interesantes que encontramos en esta Prueba Activa. El modo Rain se muestra dócil limitando la potencia y por ello lo empleamos en un camino mojado con abundantes curvas con excelentes resultados: seguridad, ABS y control de tracción pendientes de cualquier cambio que afectara el trayecto.

Dentro de la terracería, configuramos el modo Ride y el ABS en modo Rally (el MTC lo dejamos encendido). Observamos que el freno delantero mantenía el ABS, mientras que el trasero lo desactivaba, por lo que había que ser preciso pues era muy fácil bloquear la llanta. El modo Street y ABS Road lo empleamos en tramos con curvas, donde la moto se mueve de forma magistral, aprovechando en todo momento lo elástico que es su motor. Respecto al comportamiento del ABS, no lo percibimos intrusivo, sino que se activa cuando realmente es necesario.

 

La unidad de prueba equipaba el cambio rápido de seis velocidades Quickshifter (que permite subir velocidades sin necesidad de usar el embrague, que es anti-rebote), que funciona con precisión y otorga un mayor control de la moto.

De la parte ciclo destacamos el chasis multitubular y un basculante que deja los refuerzos a la vista con un comportamiento excelente en tramos de carreteras con numerosos baches. La amortiguación trasera se sustenta en un monoamortiguador central, sin bieletas, pero con el sistema PDS de progresividad interna. Delante trabaja una horquilla invertida de 43 mm de diámetro y 200 mm de carrera de la marca WP, que colabora estrechamente con KTM. Monta rines de 21 pulgadas delante y de 18 pulgadas, detrás.

El equipo de frenos es de anclaje radial con pinzas de cuatro pistones y dos discos de 320 mm con ABS desconectable. Su mordiente nos ha impresionado y el tacto consigue que se pueda apurar la frenada, gracias al sistema de ABS en curva de Bosch.

Conclusiones generales

Aunque la 790 Adventure no está tan dotada como la 790 Adventure R para uso Off Road no encontramos limitantes para aventurarnos en caminos de terracería. En esta Prueba Activa desconectamos en el ABS en la llanta trasera, el modo Off Road, así como el control de tracción y la diversión aumenta considerablemente. Se trata de una motura noble y deja ver el ADN de las motos de rally.

Después de 244 kilómetros el medidor de gasolina apenas y había bajado un clúster.  Cinco kilómetros después llenamos el tanque (con casi 11.5 litros), lo que nos ofrece unas cifras de consumo de 21 kilómetros por litro, nada mal para una moto de este tipo.

La 790 Adventure no necesita ir tan revolucionada para que sea precisa; a cualquier régimen demuestra su alto grado de precisión. También es muy natural la transición de asfalto a terracería, se nota que es una moto preparada para viajes largos que permite salirte sin problema en algunas brechas o caminos no asfaltados.

FICHA TÉCNICA

MOTOR

  • Tipo: Bicilíndrico paralelo, 4 tiempos, DOHC, 4 válvulas por cilindro
  • Cilindrada: 799 cc
  • Diámetro: 88.0 mm
  • Carrera: 65.7 mm
  • Relación de compresión: 12.7:1
  • Potencia máxima: 95 CV a 8,000 rpm
  • Par motor máximo: 88 Nm a 6,600 rpm
  • Diámetro: 46 mm
  • Arranque: Eléctrico

TRANSMISIÓN

  • Embrague: Manual, húmedo multidisco con accionamiento mecánico
  • Transmisión: 6 velocidades
  • Transmisión final: Cadena

CHASIS, SUSPENSIONES Y FRENOS

  • Chasis: Acero al cromo molibdeno, que utiliza el motor como elemento integrante, con recubrimiento en polvo
  • Suspensión delantera: Horquilla invertida WP de 43 mm de diámetro y 200 mm de recorrido
  • Suspensión trasera: Monoamortiguador WP de 200 mm de recorrido
  • Freno delantero: Dos discos de 320 mm de diámetro con pinzas de cuatro pistones. ABS
  • Freno trasero: Un disco de 260 mm de diámetro con pinza de un pistón. ABS
  • Neumático delantero: 90/90-21″
  • Neumático trasero: 150/70-18″
  • Rin delantero: 2.50 × 21″
  • Rin trasero: 4.50 × 18″

DIMENSIONES Y PESOS

  • Distancia entre ejes: 1,509 mm
  • Altura del asiento: 850 mm (830 mm)
  • Avance: 107.8 mm
  • Distancia libre al suelo: 233 mm
  • Peso: 189 kg
  • Capacidad depósito combustible: 20 l

COLORES: Naranja/Negro
PRECIO: $249,900 pesos

X